México

Así se vivió el triunfo de López Obrador en el Zócalo

La noche de la elección terminó en una fiesta donde los simpatizantes de AMLO celebraron en el Zócalo con mariachis y confeti.

02-07-2018, 10:22:04 AM
amlo zócalo

Fotos: Viridiana Mirón

Todos pensaban que sería una noche larga, pero todo terminó temprano con una fiesta.

Después de que José Antonio Meade y Ricardo Anaya salieran a reconocer su derrota, el tan esperado anuncio del conteo rápido de las 11:00 de la noche se convirtió solamente en un trámite para confirmar que las elecciones de este 1 de julio habían sido ganadas por Andrés Manuel López obrador. Sí, la tercera fue la vencida.

A las 9:00 de la noche, frente a la Alameda Central, ya había una gran concentración de personas desde un par de horas antes a las afueras del Hotel Hilton, donde se encontraba el “cuartel general” de López Obrador. Muchos de los presentes todavía estaban incrédulos –a pesar de la evidencia– de que por fin su candidato favorito había resultado vencedor.

Pero el festejo sería en el Zócalo, tal como lo anunció López Obrador a principios de semana, por lo que desde las 10:00 de la noche empezó a llegar gente con banderas, matracas y sombreros, como si fuera una mezcla de 15 de septiembre con celebración futbolera. Había tanta alegría que no parecía un mitin político.

También llegaron los vendedores de camisetas, muñecos y calcomanías con la imagen de Morena y de López Obrador, más caros que de costumbre, pero eso no importaba porque el chiste era celebrar. También había tazas y plumas, como afuera de cualquier concierto en el Foro Sol o el Auditorio Nacional.

amlo zócalo

Como si el resultado de la elección –que hasta ese momento todavía era preliminar– los hubiera tomado por sorpresa, apenas a las 10:30 de la noche una cuadrilla de trabajadores se encontraba laborando para retirar las vallas metálicas que rodeaban al Zócalo y que habían sido colocadas para delimitar el área en la que los aficionados al futbol se han reunido a ver los tres primeros partidos de la Selección Nacional en el Mundial de Rusia. La decoración futbolera fue desapareciendo poco a poco.

De hecho, el escenario que se aprovechó fue el que ya se encontraba instalado con un a gran pantalla, en la cual empezaron a proyectar mensajes como  “Andrés Manuel López Obrador presidente 2018-2024”. Se colocaron micrófonos, una bandera y seis letras que formaban la palabra “Morena”, el cual fue recibido con aplausos de parte de las personas que ya se encontraban en espera del festejo.

Para empezar la fiesta, un mariachi se presentó sobre el escenario y tocaría de manera continua durante más de una hora con temas como “México Lindo y Querido” que eran coreados por los presentes.

Miles de personas de todas las edades y clases sociales, novios, turistas y familia enteras empezaron a llegar al Zócalo como si no fuera casi la medianoche del domingo y al siguiente día tuvieran que ir a trabajar o a la escuela. En minutos, ya el ambiente también era una vendimia con esquites, refrescos y hasta tepache.

amlo zócalo

El momento que haría oficial la tendencia de triunfo de AMLO sería el anuncio en medios de Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, para dar a conocer los resultados del Conteo Rápido, el cual no se proyectó en el Zócalo porque, total, con las encuestas de salida había bastado para saber quién había ganado. Pocos ahí se enteraron de que 53% de los votantes habían elegido al nuevo presidente, un porcentaje histórico que no se vivía desde la época de los presidentes del PRI.

“Es uno honor estar con Obrador”, “Obrador, Obrador, Obrador”, “¡México sin PRI!” eran algunas de las porras que coreaban los presentes que 15 minutos antes de la medianoche ya llenaban toda la plancha del Zócalo y parte de calles aledañas, como Madero y 20 de Noviembre. Había gente que se tomaba fotos con sus banderas de Morena para inmortalizar el momento y no faltaron las selfies con personajes que también llegaban a celebrar, como el actor Damián Alcázar.

peje peluche amlo zocalo

Cuando por fin se anunció que López Obrador ya venía en camino, se escuchó la primera gran ovación y empezó a crecer un ambiente de expectación para escucharlo. Aquí nadie vio su mesurado discurso en el Hilton ni el mensaje de Enrique Peña Nieto que le antecedió. Todos querían ver al que por fin será presidente el próximo 1 de diciembre. Era el momento que parecía que nunca llegaría, pero ahí estaba.

López Obrador apareció a bordo de una camioneta a un costado del Zócalo, justo frente a Palacio Nacional, donde se supone que despachará una vez que cierre Los Pinos como Residencia Oficial. Cientos de personas corrieron hacia allá para tratar de verlo más cerca, como si fuera una estrella de rock y no el próximo presidente de México. Eran escenas más parecidas a una visita de Juan Pablo II, pues.

Cuando por fin hizo su aparición en le escenario, con música y confeti, agradeció a la gente y pronunció un discurso en el que prometió que desde el primer día de su gobierno habría pensión doble para la gente de la tercera edad y acceso a la educación garantizado para los jóvenes, además de un adelanto de lo que será su equipo de transición, con personajes como Marcelo Ebrard o Tatiana Clouthier. Cada frase era respondida con aplausos y gritos. La gente estaba contenta y festejaba todo.

amlo zócalo

Pasada la medianoche, López Obrador terminó su discurso y todo culminó rápidamente con un “¡Viva México!” respondido alegremente por los presentes y que fue un adelanto de lo que se podría vivir ahí en las próxima ceremonias del “Grito”, si es que para entonces se mantiene la misma euforia, pero ahora no es momento de pensar en eso.

La gente se retiró y continuó el festejo caminando por Madero, Pino Suárez o 20 de Noviembre. Las máscaras de AMLO eran la sensación para las selfies y las porras sonaban fuerte aprovechando la singular acústica que siempre han dado esas calles. Los negocios que todavía se encontraban abiertos, como las taquerías o los Oxxo, eran un buen refugio para los que habían salido de casa sin cenar, incluyendo los niños que se entretenían ondeando sus banderas o linternas en forma de cuerno de unicornio, como su estuvieran en Chapultepec.

A la 1:00 de la mañana, en los alrededores todavía había gente esperando taxis o la llegada del Uber para poder irse a su casa, otros debieron continuar el camino a pie o esperaron unos minutos para poder irse en coche. Total, en unas horas jugaba México y hay pretexto para no ir a la escuela o llegar tarde a trabar. El 2 de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador ya es presidente electo de México.

También podría interesarte:

Comentarios