México

Las tormentas rebasan a la CDMX y las inundaciones son una amenaza

El mundo enfrenta el cambio climático y los extremos hidrológicos sufren una intensificación en sus ciclos, lo cual puede provocar severas inundaciones.

18-06-2018, 6:10:45 PM

La capacidad de respuesta de la Ciudad de México ante las situaciones de tormenta está rebasada, por lo que el uso de una herramienta de “alerta de lluvia en tiempo real” resulta una opción que puede ayudar a reducir afectaciones y tomar decisiones oportunas.

Así lo aseguro Adrian Pedroso Acuña, investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al presentar el proyecto de “Aleta de lluvia en tiempo real” desarrollado por especialistas del Observatorio Hidrológico de este centro.

En conferencia de prensa, destacó que hoy en el mundo el agua está siendo un recurso vital de seguridad nacional, ya que sin este recurso no hay seguridad alimentaria ni energética.

Además, el mundo enfrenta una serie de condiciones generadas por el cambio climático en el que los extremos hidrológicos sufren una intensificación en sus ciclos, de manera que hoy tenemos más agua en donde solíamos tener menos agua o no había.

Esto implica varios retos a la ingeniería hidráulica, ya que si a esa condición natural alterada se le añade que nuestra infraestructura hidráulica nacional tiene una fecha de caducidad o fue diseñada para responder a condiciones preconcebidas, “esa es la receta prefecta para que tengamos problemas”.

Muestra de ello es que en días pasados la Ciudad de México ha estado bajo los efectos de lluvias convectivas en las regiones de Iztapalapa y zona norte y que han derivado en fenómenos de inundación que han rebasado por completo el sistema de drenaje de la ciudad.

Destacó que, quitando el cambio climático, hoy la ciudad de México enfrenta un problema de agua, ya que su infraestructura no está siendo suficiente para desalojar y actúa de manera ineficiente en algunos lugares de la ciudad.

Este tipo de eventos necesariamente distraen recursos económicos que bien podrían estar ocupados para otro tipo de desarrollos, advirtió el investigador.

Ante estos hechos, destacó que es necesario evolucionar la manera en la que observamos la lluvia, de ahí que el Observatorio Hidrológico, antes de implementar una política de gestión, se ha dado a la tarea de buscar la manera de obtener la información necesaria en tiempo real del desarrollo de las tormentas y lluvias que afectan a la ciudad.

Aseguró que, con el nuevo sistema de monitoreo, consistente en un sistema de más de 47 estaciones de medición de lluvia, se han dado los primeros pasos para asegurar acciones oportunas en tiempo real, en el momento en que se presentan estas lluvias.

Recordó que la filosofía del Observatorio es evitar que problemas generados por tormentas extraordinarias sucedan, como el hecho de que automovilistas que atrapados en una inundación en un momento clave de una tormenta.

En ese sentido, recordó que muchos automovilistas suelen quedarse estancados en inundaciones graves debido a la falta de información que le permitiera haber estado en alerta y evitar vías que han resultado afectadas por la lluvia y se encuentran bajo el agua.

Con el nuevo sistema de monitoreo, del cual al final del año se espera contar ya con 55 estaciones, se pueden enviar alertas en tiempo real, lo que ya ha ayudado a emitir alertas para evitar la circulación en momentos críticos de lluvia, e incluso enviar brigadas de apoyo para dar respuesta a la situación que se está generando.

Aseguró que el sistema, además de ser barato, se puede instalar en menos de una hora y sus resultados pueden ser benéficos ya que además de ayudar a tomar decisiones oportunas, puede ayudar a registrar el comportamiento pluvial para aplicar acciones y políticas futuras a partir de la experiencia obtenida.

Por su parte, el investigador Agustín Breña Naranjo, anuncio que en un futuro cercano se buscará incluir en este sistema un detector de la calidad del agua, para determinar el numero de nutrientes o contaminantes que puede arrastrar esta agua.

Además, a partir de la información obtenida por este sistema, se elaborarán nuevos mapas de peligro en tiempo real, por lo que el ciudadano solo requerirá ingresar a las redes sociales para obtener información de la lluvia que se está presentando en un momento y tomar las decisiones preventivas ante la lluvia en ese instante.

De esta manera, se puede contar con alertas que adviertan a la gente para evitar que circulen por calles donde habrá inundaciones o torrentes de agua peligrosa, como la que cobró la vida de un menor la semana pasada.

También podría interesarte:

Comentarios