Buscador
Ver revista digital
México

Renuncia de Evo fue golpe de Estado… pero México se precipitó con asilo político

12-11-2019, 1:55:02 PM Por:
Evo Morales
© Notimex

Lo sucedido en Bolivia fue un golpe de Estado, coinciden analistas, pero el accionar de México, en medio de la confusión, rompió con la tradición de la doctrina Estrada, que defiende el actual gobierno.

La dimisión del presidente de Bolivia, Evo Morales, después de la “sugerencia” de las Fuerzas Armadas de renunciar a su cargo para garantizar la estabilidad en el país, desató una polémica entre quienes acusan un golpe de Estado y quienes ven una defensa legítima a la democracia.

Un golpe de Estado, de acuerdo con definiciones clásicas de la Ciencia Política, es un acto de autoridad reflexivo e ilegal que va en contra de la organización o el funcionamiento de las autoridades constituidas en una nación, que pretende otorgar el poder a un nuevo grupo. Es un acto de usurpación impulsado por una organización, como el ejército, que por su naturaleza intenta cambiar el orden sociopolítico desde el sistema.

El término fue acuñado en Francia como Coup d’État. De acuerdo con las y los autores, en su fase de preparación se constituyen como eventos conspirativos y secretos; por lo tanto, azarosos. De ahí que el riesgo resulte proporcional al número y especificaciones de sus participantes.

Marcelo-Ebrard-Evo-Morales
Notimex Marcelo Ebrard y Evo Morales

¿Por qué sí fue un golpe de Estado?

En el caso de Bolivia, cabe señalar que, de acuerdo con su ley, el Alto Mando Militar puede “Analizar las situaciones conflictivas internas y externas, para sugerir ante quien corresponda las soluciones apropiadas”.

“En conformidad al artículo 20 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación”, dijo la tarde del domingo 10 de noviembre el comandante Williams Kaliman, ante los medios de comunicación.

Sin embargo, dicho mensaje, televisado y retransmitido en medios tradicionales y redes sociales, constituyó el inicio de un proceso al margen total de lo previsto por la constitución, expresa la académica internacionalista Iliana Rodríguez Santibáñez.

Militares bolivianos
Reuters Militares

Finalmente, el mandatario y su vicepresidente se vieron obligados a renunciar en medio de serias amenazas a su seguridad y en ausencia total de un proceso legal, hecho que centra, para Santibáñez, la valía de llamarle golpe de Estado al plan orquestado y ejecutado con éxito en contra de Evo Morales.

Walter Astié-Burgos, académico de la Universidad Anáhuac, campus Sur, coincide en que se trató de un golpe de Estado, aunque de forma sui generis, pues la costumbre en América Latina era ver presidentes derrocados y asesinados por el Ejército, como ocurrió con el presidente Francisco I. Madero a manos de Victoriano Huerta, y de Salvador Allende con el general Augusto Pinochet en Chile.

“En esta ocasión no se disparó ni una bala”, para que renunciara Morales acotó Astié-Burgos.

Lee: Ciudadanos no permitirán golpe de Estado: AMLO

Evo Moreles
Reuters Evo Moreles

Oferta precipitada

Los gobiernos de México, Cuba, Nicaragua, Venezuela, así como el presidente electo de Argentina, condenaron lo sucedido y le calificaron como un “golpe” contra el líder, quien asumió por primera vez en 2006.

“Lo que ayer se produjo (en Bolivia) lo consideramos un golpe (…) Es un golpe porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional de ese país”, dijo el secretario de Relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, la mañana siguiente a lo acontecido en el país latinoamericano y afirmó que el gobierno mexicano ofreció a Morales asilo político en nuestro país.

Sin embargo, para el embajador Walter Astié-Burgos, esto es una contradicción a la línea establecida por el actual gobierno, que afirma apegarse a la doctrina Estrada (1930), que supone a México incapaz de posicionarse ante cambios políticos abruptos en el extranjero. Sumado a ello, el miembro del Servicio Exterior Mexicano ve una actitud precipitada en el ofrecimiento de asilo político por parte del canciller.

Marcelo Ebrard y Evo Morales
Reuters Marcelo Ebrard y Evo Morales

“Antes nosotros no ofrecíamos el asilo, sino que lo solicitaban las personas que huían de regímenes totalitarios y dictatoriales. Pero aquí ofrecimos precipitadamente a Evo Morales que viniera a México cuando ni siquiera había presentado formalmente su renuncia. Lo había hecho de palabra, pero no por escrito ante el Congreso.”

Para entender: Qués es la doctrina Estrada y cómo la emplea AMLO en Venezuela

El 10 de noviembre, la Organización de los Estados Americanos (OEA) acusó, en su informe preliminar, serias irregularidades y manipulaciones durante las elecciones más recientes en Bolivia, del 20 de octubre de 2019. Aquella noche el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió el conteo rápido con 83% escrutado y una tendencia que apuntaba a segunda vuelta, pero un día después el conteo se reactivó con un 95% de avance y daba la victoria a Morales.

Las misiones de observación de la OEA y la Unión Europea pidieron que hubiera una segunda vuelta, pero la petición sólo fue aceptada hasta la publicación de los documentos. Para Rodríguez Santibañez, aquella oportunidad fue desaprovechada, pues desde aquel momento se pudo optar por un procedimiento legal, con el que se habría evitado la aparición de las fuerzas castrenses.

Por su parte, Astie-Burgos señala que el gobierno mexicano se adelantó, rompiendo la tradición diplomática de otras épocas, a felicitar a Evo Morales “cuando habían evidentes irregularidades en la elección. En ese momento la situación era muy confusa y lo que hicimos fue meternos en asuntos internos de un país.”

Evo Morales
Notimex Evo Morales

Hace casi 14 años que Morales inició a gobernar Bolivia, un país que constitucionalmente permite únicamente dos mandatos presidenciales continuos y que, gracias a un referéndum, le llevaron a ejercer el tercero e ir en busca del cuarto.

La permanencia en el poder, más concretamente la reelección presidencial suele representar en las sociedades de Latinoamérica una alerta de peligro, pues permanece en la memoria colectiva una referencia al caudillismo y un retroceso en la democracia, independientemente de los resultados de un gobierno. Así, un sector de la sociedad determinó que la estancia de Evo Morales en el poder se había prolongado demasiado.

asilo politico elecciones bolivia Evo Morales fraude golpe de Estado Marcelo Ebrard México OEA
mm Periodista que intentó estudiar derechos humanos, pero un día leyó a Oriana Fallaci y otro a Susan Sontag.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

revista

Revista Digital Alto Nivel

Septiembre 2020

Te recomendamos estos artículos de este mes:

La nueva era de Volkswagen
La nueva era de Volkswagen
COVID-19: un desafío para las aseguradoras
COVID-19: un desafío para las aseguradoras
Teleperformance se reinventa con la Covid-19
Teleperformance se reinventa con la Covid-19
Firma electrónica: suscripción de contratos y sana distancia
Firma electrónica: suscripción de contratos y sana distancia
Disminuyen delitos comunes, pero no por un cambio en la estrategia de seguridad
Disminuyen delitos comunes, pero no por un cambio en la estrategia de seguridad
Industria eléctrica: tremendo cortocircuito
Industria eléctrica: tremendo cortocircuito
Comentarios