México

Así es como la ONU y 50 artistas pintan la Central de Abasto

La Central de Abasto está a punto de convertirse en la galería de arte al aire libre más grande de Latinoamérica. Con el apoyo de la ONU, este proyecto busca transformar la percepción que se tiene del mercado mayorista más grande del mundo.

22-06-2018, 6:26:04 PM
galería, central de abastos

 La Central de Abasto de la Ciudad de México es el mercado mayorista más grande del mundo. Con 327 hectáreas de terreno, 90 mil trabajadores y medio millón de visitantes diarios, es prácticamente una miniciudad dentro de la Delegación Iztapalapa.

Diariamente se mueven millones de dólares en sus nueve mil 500 bodegas y locales divididos en ocho sectores: Abarrotes y Víveres, Frutas y Legumbres, Flores y Hortalizas, Subasta y Productores, Envases Vacíos, Aves y Cárnicos, Zona de Pernocta y Bodegas de Transferencia.

Pero desde hace unos meses, la Central es también la galería de arte a cielo abierto más grande de México y está en proceso de ser la más grande de Latinoamérica.

Desde el año pasado, la agencia cultural We do Things y las autoridades de la Central de Abastos unieron fuerzas para cambiar el rostro del mercado por medio del arte.

Para este proyecto, llamado Central de Muros, se han convocado a más de 50 artistas nacionales e internacionales que han pintado más de nueve mil metros cuadrados de superficie.

La primera etapa constó de 32 murales y, en agosto de este año, serán 63.

El proyecto tuvo un impacto importante a escala nacional e internacional, e incluso obtuvo el Premio Excelencias Turísticas 2017 en la Feria Internacional de Turismo de Madrid.

Pero también ha logrado su objetivo primordial de cambiar el rostro de las naves donde se ubican los murales.

Itze González, directora de We do Things y cofundadora de Central de Muros, explicó en conferencia de prensa que ninguno de los murales ha sido vandalizado y -contrario a lo que sucede en otras naves- tampoco hay basura.

El arte transforma la forma de pensar y la conciencia de las personas” explicó.

“Cuando hace algo que involucra a la comunidad y la tomas en cuenta para el desarrollo de un proyecto, sucede un fenómeno lindísimo que hace que se desarrolle una comunidad: apropiación del espacio. Cuando se genera la apropiación la gente cuida su espacio y eso genera una mejor calidad de vida”.

El éxito del proyecto ha sido tal que, para la segunda etapa, contó con la colaboración del Centro de Información de las Naciones Unidas para México, Cuba y República Dominicana (CINU México), con lo que Central de Muros tomó un nuevo objetivo: utilizar los murales para concientizar a la sociedad sobre los objetivos de la Agenda 2030 y su importancia.

Giancarlo Summa, director de CINU México, explicó que este proyecto es una forma diferente de llevar los objetivos de desarrollo a un público que, de otro modo, quizá no podría conocerlos.

“Es verdaderamente importante la popularización de la discusión de estos objetivos de desarrollo sostenible, porque esta agenda solo avanza si la sociedad en cada país la defiende” agregó.

¿Y la inseguridad en la Central? “Los murales ayudan mucho a que cambie la opinión que hay sobre la Central de Abasto” aseguró Sergio Palacios Trejo, director y coordinador general de la Central de Abasto.

En realidad, dice, el mercado no es tan inseguro como se piensa. De hecho, la incidencia es de menos de un delito de alto impacto al día, lo que es muy poco considerando el universo de 590 personas, entre visitantes y trabajadores.

No es tan insegura como la pintan, sino que más bien es un tema de percepción que se ha generado a lo largo de los años” finalizó.

También podría interesarte:

Comentarios