México

Octavio Romero, el hombre cercano a AMLO que buscará salvar a Pemex

Octavio Romero Oropeza es el elegido para dirigir el timón de Pemex durante el próximo sexenio. Esta es su trayectoria política.

31-07-2018, 6:59:42 AM
Octavio Romero Oropeza
Octavio Romero Oropeza, futuro director de Pemex

A partir de este mes, el nombre de Octavio Romero Oropeza será determinante para el rumbo político y económico que tome la transición y próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De perfil discreto, 59 años y bigote tupido, Romero Oropeza es el elegido para dirigir el timón de Pemex durante el próximo sexenio.

Se trata de un personaje que ha acompañado a AMLO durante los últimos 30 años, aunque fue en el 2000 que su presencia se hizo más evidente, al ser nombrado Oficial Mayor del entonces Distrito Federal bajo el mandato de López Obrador.

Originario de Jalapa, Tabasco, Octavio Romero Oropeza se graduó como ingeniero agrónomo por el Colegio Superior de Agricultura Tropical de Cárdenas, Tabasco, estado en el que también empezó su carrera como docente y ganadero.

En 1994 incursionó con mayor fuerza en la política, primero como consejero político nacional del PRD y, posteriormente, como dirigente estatal del partido en Tabasco.

El ascenso fue rápido para el tabasqueño, y su cercanía con AMLO tuvo su mayor recompensa con la Oficialía Mayor, cargo al que llegó siendo un rostro completamente nuevo para la política del centro del país.

Una de las virtudes por las que Romero se sostuvo en un puesto de vital importancia dentro de los presupuestos de aquella administración fue la postura de disminuir el gasto corriente al máximo, con la intención de suprimir el dispendio.

De acuerdo con una nota de El Universal, Octavio Romero Oropeza definió buena parte del recorte burocrático durante la gestión obradorista en la capital.

Sin embargo, en 2002 surgieron acusaciones en torno a numerosos casos de posible nepotismo al interior de la dependencia.

En aquel momento, el periódico La Crónica, que tomó un sitio relevante como medio crítico a la gestión de López Obrador, identificó 37 casos de parentesco en la nómina de la Oficialía Mayor.

Con familia política y familia directa, Romero Oropeza fue señalado de ocupar cargos en diferentes niveles de ese órgano administrativo, cuyos sueldos iban de los 11 mil hasta poco más de 40 mil pesos mensuales.

Yolanda Romero Rodríguez, quien asumió como directora de Recursos Humanos, era prima directa del titular, así como una sobrina que se desenvolvía como jefa de la Unidad Departamental de Prestaciones y Capacitación de la Dirección General de Administración.

La controversia se cerró cuando la Contraloría Capitalina concluyó que hubo un error en el llenado de documentos de contratación, de acuerdo con el periódico Excélsior.

Ésta no fue la única vez que Romero Oropeza se veía en la polémica junto con su familia.

El próximo titular de Pemex está casado con la diputada de la Asamblea local, María Eugenia Lozano, también de la bancada morenista, la misma que cobró cierta relevancia cuando fue captada, a principios de este año, creando figuras de origami mientras los legisladores discutían el Programa General de Desarrollo Urbano.

Pero fue el año pasado cuando surgió la principal acusación contra Lozano.

Durante una comparecencia del contralor de la Asamblea Legislativa, Eduardo Rovelo, surgió el señalamiento de Iván Texta Solís, diputado perredista, quien acusó a la pareja de enriquecimiento inexplicable y solicitó se investigaran las propiedades acumuladas por Romero y Lozano.

Texta precisó que la pareja poseía un predio en copropiedad de 122 hectáreas, así como nueve terrenos más, dos casas y dos bodegas, cuyo monto no se podría explicar a partir de los ingresos de la diputada y el ex oficial mayor.

Pemex

Apuesta millonaria

La confianza depositada en Octavio Romero Oropeza por parte de López Obrador se ilustra con el enclave estratégico que le encomendará a partir del 1 de diciembre.

Pemex es una de las apuestas más importantes en el programa de gobierno adelantado por AMLO y en el que se centran las principales estrategias en materia de energía, como la rehabilitación de las seis refinerías del país, la construcción de dos nuevas –una de ellas en Tabasco– y la urgencia de incrementar la producción de crudo ante la caída del número de barriles en años recientes.

Pemex será uno de los organismos que más recursos perciban durante el próximo sexenio: de entrada, AMLO ha establecido que se destinarán 75 mil millones de pesos del presupuesto desde el primer año, los cuales estarán enfocados en la exploración y perforación de pozos petroleros.

En tanto, las refinerías recibirán 49 mil millones de pesos con la finalidad de aprovechar al máximo su potencial.

Finalmente, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, ha estimado que el costo de las nuevas refinerías sería de unos 6 mil millones de dólares, por cada una, y que su construcción podría iniciar en diciembre para concluirse en un plazo de 3 años.

Romero Oropeza será el encargado de hacer viable y efectiva la estrategia que AMLO busca en una organización en la que los números hace tiempo que no cuadran: tan sólo entre abril y junio de este año, la paraestatal registró una pérdida de 163 mil 172 millones de pesos. De ese tamaño es el reto.

También podría interesarte:

Comentarios