revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

La verdad detrás de la iniciativa de Morena para eliminar al fuero

La iniciativa de reforma a la Constitución para eliminar al fuero, que no alcanzó los votos necesarios en la Cámara baja, creaba la figura de la inmunidad

28-11-2018, 9:08:28 AM
fuero
Al no conseguirse la mayoría calificada que requiere todo cambio constitucional, esos artículos siguen vigentes.

El fuero constitucional, la figura que impide que los funcionarios públicos sean procesados penalmente, se mantendrá en el texto fundamental mexicano al menos hasta febrero de 2019, luego de que la oposición a Morena en la Cámara de Diputados logró frenar una reforma que intentaba sustituirlo por la llamada inmunidad constitucional.

El dictamen presentado este martes 27 de noviembre en el pleno proponía la modificación de los artículos 38, 61, 108, 111 y 112 de la Constitución, así como la derogación de la fracción V del artículo 74 de la misma Carta Magna.

Lee: Guardia Nacional: 6 puntos polémicos de la propuesta de Morena

Sin embargo, los legisladores de Morena solo consiguieron la mayoría calificada en los cambios de tres numerales, quedando vigentes los artículos 38, 111 y 112, que no podrán ser reformados hasta el segundo periodo ordinario de sesiones del Congreso, que inicia en febrero de 2019.

Adiós fuero, hola inmunidad

A pesar de que los legisladores de Morena aseguraban que esta iniciativa eliminaría el fuero, en realidad esa figura solo iba a ser sustituida por la inmunidad constitucional, ese fue el motivo principal por el que los diputados de oposición se negaron a aprobar la propuesta, al considerarla una simulación.

En el dictamen, los legisladores de Morena planteaban que en vez de fuero los funcionarios de la alta burocracia gozarían de inmunidad para no ser detenidos, ni sujetos de medidas como la prisión preventiva, tal y como ya sucede actualmente con el fuero.

La inmunidad propuesta por Morena incluía al presidente de la República, a los diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte, magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al fiscal general; y a los consejeros del Instituto Nacional Electoral, es decir, los mismos servidores públicos que hoy gozan de fuero.

Al someterse a votación, estos cambios solo fueron avalados por 280 legisladores de un total de 455 diputados presentes. Como se trata de reformas a la Constitución, se necesitaban al menos 304 votos a favor, por lo que tuvo que desecharse la minuta en la parte que modificaba los artículos 38, 111 y 112 de la Carta Magna.

Al no conseguirse la mayoría calificada que requiere todo cambio constitucional, esos artículos siguen vigentes, y no pueden ser objeto de ninguna reforma hasta el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso, de acuerdo con las reglas del procedimiento legislativo que se detallan en las fracciones E, F y G del artículo 72 de la Constitución.

Desaseo legislativo

La reforma a los artículos 61 y 108 de la Carta Magna, y la derogación de una fracción del numeral 74, sí se aprobaron por más de las dos terceras partes de los diputados presentes en la sesión, aunque en realidad esos cambios resultan inoperantes, toda vez que la columna vertebral de la iniciativa de Morena fue la que no alcanzó los votos de la mayoría calificada.

La porción de la minuta que sí se avaló recibió el voto de 469 legisladores, y fue turnada al Senado para que -de aprobarla- la remita a los Congresos de las entidades federativas, que también deben manifestarse a favor.

De esta forma, en caso de que culmine todo el procedimiento y entren en vigor las modificaciones de estos artículos, en la Constitución mexicana estarían conviviendo dos figuras de protección para los servidores púbicos: el fuero y la inmunidad constitucional, el primero contemplado en los artículos 38 y 111, y el segundo en el reformado artículo 61 de nuestro texto fundamental.

Sorprendidos por no alcanzar la mayoría calificada, los legisladores de Morena pretendían enviar a comisiones los artículos rechazados, con el fin de volverlos a discutir para luego turnarlos al pleno de la Cámara baja, desconociendo lo que mandata la Constitución en el caso de los dictámenes rechazados: estos no pueden volver a presentarse sino hasta el siguiente periodo de sesiones del Congreso.

Recomendamos: Los errores de la ley que elimina las pensiones de los expresidentes

Tras enfrascarse en una agria discusión con sus opositores, los diputados de Morena, Pablo Gómez, y el presidente de la mesa directiva, Porfirio Muñoz Ledo, reconocieron que los artículos que no consiguieron la mayoría calificada no podrían regresarse ni a comisiones, ni al pleno.

Presunción de inocencia en riesgo

Los diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN= y Movimiento Ciudadano también rechazaron el dictamen de Morena porque en su redacción se infiere la posible vulneración de la presunción de inocencia.

FueroTwitter

Los legisladores de Morena solo consiguieron la mayoría calificada en los cambios de tres numerales.

De hecho, la reforma al primer párrafo del artículo 112 constitucional que proponía Morena abre la puerta al uso político de la eliminación del fuero, pues establece que, cuando un funcionario esté separado de su cargo, no podrá regresar a este si es vinculado a proceso.

Diputados del PRI y de Movimiento Ciudadano advirtieron que esto atenta contra la presunción de inocencia, ya que la vinculación a proceso por sí sola no significa ser responsable de la comisión de un delito.

De igual forma, tal y como lo planteaba Morena, el artículo podía utilizarse para acusar a los opositores, con el fin de negarles la posibilidad de contender en alguna elección.

Esta es la segunda vez en el año que no prospera una iniciativa para eliminar el fuero. En abril pasado, la Cámara de Diputados avaló la eliminación de esta figura en la Constitución, pero el PRI y Morena en la anterior legislatura del Senado decidieron no discutirla.