revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

Inicia la apertura de los archivos sobre la Guerra Sucia en México

El Archivo General de la Nación deberá hacer públicos los documentos históricos de la temida Dirección Federal de Seguridad y del CISEN

01-03-2019, 7:22:18 AM
Guerra Sucia Guerra Sucia

El espionaje político en México, ese negro capítulo de nuestra historia que solo conocemos parcialmente, está a punto de ser revelado gracias a un acuerdo del presidente Andrés Manuel López Obrador, que ordena la transparencia de todos los documentos en poder de la administración pública federal, relacionados con violaciones de derechos humanos, persecuciones políticas y actos de corrupción.

El acuerdo presidencial, que entra en vigor este viernes, instruye a las dependencias gubernamentales “a transferir al Archivo General de la Nación la totalidad de los documentos históricos que posean”, relativos al reporte y seguimiento que padecieron activistas políticos y sociales.

Si bien el acuerdo del mandatario federal no establece el periodo específico de los archivos que se desclasificarán, López Obrador informó esta semana que en una primera etapa se darán a conocer los expedientes de la temida Dirección Federal de Seguridad (DFS), la agencia de espionaje político del gobierno mexicano durante el periodo denominado como Guerra Sucia, en las décadas de los sesenta, setenta y parte de los años ochenta.

Te recomendamos: El camino que seguirá la Guardia Nacional para comenzar a operar

CISEN

La vida de los otros

La forma en la que el gobierno espiaba no solo a opositores, sino también a miembros del entonces hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), se ha ido conociendo -en los últimos treinta años- a través de los testimonios de sobrevivientes, o de las denuncias de los familiares de aquellos que fueron represaliados.

Algunos periodistas y académicos también han podido acceder a una parte de este acervo, sobre todo después de que el presidente Vicente Fox (2000-2006) creara la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, encargada de investigar los crímenes y violaciones a derechos humanos durante las administraciones de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, y José López Portillo.

Sin embargo, son pocos los documentos oficiales que se han hecho públicos, por eso cobra especial importancia el acuerdo del actual mandatario, pues ahora cualquier interesado podrá consultar estos expedientes, siguiendo los lineamentos que deberá emitir el Archivo General de la Nación.

Te recomendamos: Estas son las características de la Guardia Nacional

Así, como en la película ganadora del Oscar “La vida de los otros”, cuya trama revela el férreo espionaje de la Stasi, en la ya desaparecida Alemania oriental, podremos conocer las intervenciones telefónicas y el seguimiento en contra de militantes de la oposición mexicana, así como los reportes emitidos por los agentes, oficiales y oficiosos, de la Dirección Federal de Seguridad y del organismo que le sucedió: el CISEN.

Esta vez será la vida de nosotros la que se desvele en los expedientes que deberá organizar el Archivo General de la Nación, para lo que esa institución tiene un plazo de 30 días naturales, a fin de que emita –primero- los lineamientos necesarios para que las dependencias federales le transfieran los documentos que tengan en su poder.

Posteriormente, a más tardar el 28 de agosto próximo, el Archivo General de la Nación tendrá que dar a conocer el procedimiento que regirá a las consultas de información, lo que incluirá el plazo en el que estarán disponibles los documentos históricos.

Notimex

Archivo General de la Nación

Revelación de secretos

La apertura de los archivos de las agencias de espionaje en el mundo tiene dos referentes emblemáticos: La desclasificación que periódicamente hace la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, y la transparencia que se llevó a cabo tras la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la comunista Alemania oriental.

En el primer caso, es posible acceder a través de internet a miles de expedientes desclasificados por la CIA, que incluyen cerca de 3,000 archivos de la investigación del asesinato del presidente John F. Kennedy (1917-1963), que se hicieron públicos en octubre de 2017, al concluir la secrecía que se había mantenido durante 54 años.

De su lado, los archivos de la Stasi, el Ministerio para la Seguridad del Estado de la Alemania oriental, también pueden consultarse por aquellos que fueron espiados durante 39 años, por sus familiares, y en algunos casos por investigadores y periodistas.

La Comisión Federal para los Registros del Servicio de Seguridad del Estado, de la antigua República Democrática Alemana, es la institución encargada de preservar los archivos, que no son públicos en su totalidad, pues en ellos se contienen detalles hasta de la vida sexual de las personas que eran seguidas por los espías gubernamentales.

La revelación de estos secretos suele generar un importante impacto social, al mostrar la represión que se ejercía a través del espionaje. Pero las consecuencias también son personales para aquellos que descubren en su expediente que habían sido vigilados por amigos o por personas en las que confiaban.

En el caso de México, estos aspectos deberán considerarse en los procedimientos que emita el Archivo General de la Nación, pues al igual que en la Stasi alemana, no todos los espías del CISEN o de la DFS eran funcionarios del Estado mexicano, también existieron informantes civiles que eran pagados por los espías profesionales. Aun no se tiene certeza si podremos conocer sus nombres.

Te recomendamos: ¿México necesita una nueva Constitución Política?

Notimex

Archivo General de la Nación

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios