México

Qué gana México con el Nuevo Aeropuerto Internacional

Ante la saturación del actual aeropuerto, donde el tráfico de pasajeros al año creció el doble del promedio mundial, la creación de nueva infraestructura aeroportuaria es crucial si México quiere seguir siendo competitivo.

05-03-2018, 8:58:58 AM
nuevo aeropuerto

A marchas forzadas avanzan los trabajos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que ocupa cerca de 5,000 hectáreas, con lo que será seis veces y media más grande que el aeropuerto Benito Juárez, sin embargo, los trabajos no han frenado los cuestionamientos en su contra, que aumentaron más tras publicarse los resultados de la Auditoría Superior de la Federación de 2016.

La saturación del actual aeropuerto o en el caso extremo, detener la construcción del nuevo, tendría un impacto negativo en el Producto Interno Bruto del país de 3.3%, esto ante la demanda creciente de pasajeros y de transporte de carga, de acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

En los últimos cinco años, el tráfico de pasajeros creció a una tasa anual de 9% frente al 4.3% del resto de los aeropuertos del mundo. Actualmente, el AICM Benito Juárez atiende a unos 42 millones de pasajeros pese a tener capacidad para unos 35 millones.

El tiempo apremia para los miles de trabajadores del NAICM, que se encuentra a cinco kilómetros del aeropuerto Benito Juárez, ya que la meta es iniciar las operaciones de la primera fase en 2020, esto incluye tres pistas paralelas con operaciones simultáneas, una terminal de 74,300 metros cuadrados y la atención de 70 millones de pasajeros al año y hasta 125 millones en el máximo desarrollo.

El Aeropuerto contra los cuestionamientos

Como parte del proyecto del NAICM, está contemplada una zona denominada ‘Ciudad Aeropuerto’ de poco más de 200 hectáreas que pretende dar soporte a toda la actividad aeroportuaria.

“Estamos hablando de una zona en la que se pueden desarrollar oficinas, hoteles, restaurantes, pero al ser tan grande nos permite desarrollar estas segundas, terceras líneas o el establecimiento de industria directamente desarrollada con la actividad aeroportuaria”, comentó en conferencia en el campamento base del NAICM, César Nájera, subdirector de vinculación del GAICM.

Agregó que en el transcurso de este año y 2019, el GACM hará el proceso de contratación de la infraestructura de soporte, drenaje profundo, red de servicios, así como la adquisición de equipo de navegación.

Lo anterior en un contexto en el que en días pasados la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró, en la revisión de la Cuenta Pública 2016, irregularidades en la construcción del NAICM por poco más de 1,000 millones de pesos.

Tan solo en la revisión del convenio para la construcción de la barda perimetral del NAICM, suscrito entre el GACM y la Secretaría de la Defensa Nacional, la ASF observó que la entidad fiscalizada tiene un remanente por acreditar de 27.05 millones de pesos (mdp) de la primera etapa, 185.34 mdp en la segunda, 38.02 mdp  y 133.02 mdp en la cuarta etapa de la construcción.

De acuerdo a la última entrega de la ASF, las auditorías que cuestionan los recursos del Nuevo Aeropuerto son la 354-DE, sobre un remanente de 389 millones, la 363-DE, sobre la aclaración de 267 millones supuestamente ocupados en la realización de proyectos, gerencia, estudios, asesorías y consultorías, y la 365-DE, que pide la aclaración de 205 millones supuestamente ocupados en transporte y acarreo de sedimentos.

nuevo aeropuerto

Foto: Iván Pérez

Adicionalmente aún no se conoce el verdadero avance sobre las obras físicas del NAIC, las cuales han encontrado dificultades por la propia naturaleza del terreno.

La zona en la que se construye el nuevo aeropuerto es lacustre, que hace años albergaba el Lago de Texcoco. Previo a cualquier construcción, la zona requiere capas de tezontle y basalto para lograr estabilidad y evitar hundimientos en las partes en las que ya se drenó el agua.

La torre de control, la cual será de nueve niveles con una altura máxima de 90 metros y será construida para soportar un sismo de magnitud nueve, es un claro ejemplo.

De acuerdo con los ingenieros que participan en su construcción, apenas se cuenta con el 100% de la cimentación y el control de movimiento sísmico, en tanto que, la estructura central apenas se encuentra en proceso de construcción.

Organizaciones civiles como México Evalúa, han señalado que, además de conocer el progreso en los contratos de obras, esta debe estar asociada a la evolución de todo el proyecto o porcentaje de avance.

El sitio de Transparencia Presupuestaria indica que, por lo menos, de recursos presupuestarios, el NAICM requerirá de 104,396 millones de pesos, esto equivale a 16.21% del gasto total en inversión para 2018 en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El Nuevo Aeropuerto, a contrarreloj

El transporte de pasajeros no es el único servicio saturado en el AICM, también lo es la parte de carga, que ya ha presionado a diversas firmas y empresarios para realizar mayores inversiones.

En el 2017 hubo 38,275 operaciones de aviones cargueros con un total de 437,969 toneladas de cargas y esto se ha ido incrementando en tasas anuales de 3.5%.

“El año pasado le metimos tres millones de dólares en infraestructura en el AICM, para acelerar el tema y aguantar al 2020 (…) Si se tarda más de eso se va a poner interesante”, dijo el CEO de DHL Express México, Antonio Arranz.

Agregó que, si México quiere seguir siendo competitivo requiere la operación del nuevo aeropuerto.

En este sentido, GAIM ya trabaja junto con Banobras para determinar cuál es el mejor esquema que puede seguir la construcción de la terminal de carga.

“Tenemos dos opciones: una es que nosotros contratemos el diseño y luego la construcción, si ese es el caso está programado para el segundo semestre, o una opción alternativa es que desarrollemos un esquema en el que un privado participe en el desarrollo de la infra”, dijo Nájera.

nuevo aeropuerto

Foto: Iván Pérez

En el NAICM la terminal de carga tendrá 84 hectáreas desde las actuales 13 hectáreas del aeropuerto Benito Juárez, además se tiene contemplado que el polígono tenga por lo menos seis accesos para el transporte de carga y para los pasajeros.

“Operamos en 220 países, no operar en el nuevo aeropuerto sería una catástrofe, hemos tenido mucho dialogo con el GACM, con la Anafac (Asociación Nacional de Almacenes Fiscalizados). Hemos platicado de los diferentes modelos que hay en los aeropuertos en el mundo, hay desde inversión completamente publica, concesionarios, inversión público-privado y lo que hemos platicado son los pros y contras de cada uno”, dijo Arranz.

El directivo puntualizó que, para DHL, México es el quinto país de mayor importancia y en el plan de desarrollo de la empresa, el país es uno de los que mayores inversiones recibirán respecto a otras naciones en desarrollo.

“El plan estratégico de logística para México no se nos puede olvidar, es una de las clave para poder ser competitivos y ser un operador logístico mundial como lo es Hong Kong (…) Tenemos que llegar a ese nivel de competencia si realmente queremos que México vaya al siguiente nivel”, dijo Arranz, quien junto con el presidente de la Anafac, Julio Smithers, señaló que, la construcción del NAICM es vital para el transporte de carga.

También puedes leer: 4 cosas que determinarán el éxito o fracaso del NACIM

Comentarios