revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

¿Es factible que España se disculpe por lo sucedido hace 500 años?

En términos jurídicos la petición que hizo AMLO a España violenta un tratado aun vigente signado por las dos naciones en 1836

28-03-2019, 7:19:56 AM
España y la petición de disculpa España y la petición de disculpa

La petición hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador para que el jefe del Estado español, el rey Felipe VI, se disculpe por lo ocurrido en la Conquista y Colonia hace más de 500 años, trasgrede un tratado bilateral vigente que los representantes de las dos naciones signaron en Madrid en diciembre de 1836.

El documento, denominado “Tratado Definitivo de Paz y Amistad entre la República Mexicana y S.M.C. la Reina Gobernadora de España”, establece que “habrá total olvido de lo pasado, y una amnistía general y completa para todos los mexicanos y españoles, sin excepción alguna, que puedan hallarse expulsados, ausentes, desterrados, ocultos, ó que por acaso estuvieren presos ó confinados sin conocimiento de los gobiernos respectivos” (sic).

Se puntualiza que cualquier diferendo surgido entre México y “las Españas”, durante la guerra de Independencia, queda “felizmente” terminado con este tratado.

Además, la amnistía que se decreta se cimenta “sobre principios de justicia y beneficencia”, paz y unión, los cuales han de observarse “desde ahora en adelante, y para siempre, han de conservarse entre sus súbditos y los ciudadanos de la república mexicana” (sic).

Con esto México se comprometió a no realizar ningún tipo de reclamo a España, de hecho, el mismo tratado establece que la República mexicana reconoce “voluntaria espontáneamente como propia y nacional toda deuda contraída sobre su erario por el gobierno español”.

Por ende, si hasta la deuda contratada por España antes del reconocimiento de la Independencia mexicana fue asumida por nuestro país, en términos jurídicos no es procedente ningún otro tipo de solicitud relativa al periodo en el que éramos Colonia de aquella metrópoli europea.

Lee: AMLO envía carta al Rey de España y al Papa para que pidan perdón 

Política vs diplomacia

El “Tratado Definitivo de Paz y Amistad entre la República Mexicana y S.M.C. (su majestad cristianísima) la Reina Gobernadora de España”, que puede ser consultado en la página de internet de la Cancillería mexicana, entró en vigor el 28 de febrero de 1838, de acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Si consideramos que en ese momento regían en nuestro país las siete leyes constitucionales, con las que se creó un gobierno centralista, formalmente el convenio empezó a surtir efectos hasta el miércoles 7 de marzo de 1838, cuando fue publicado en la edición número 1,042 del Diario del Gobierno de la República Mexicana, que entonces fungía como el actual Diario Oficial de la Federación.

Haga click en la imagen para ampliarla:

De hecho, la versión original de esa publicación se encuentra digitalizada por la hemeroteca nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y en ella puede leerse que se trata de un bando, signado en Palacio Nacional el 3 de mayo de 1837 por el entonces presidente Anastasio Bustamante, que contó además con el refrendo del abogado y diplomático Luis Gonzaga Cuevas, que ocupaba la titularidad del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Como este instrumento no ha sido abrogado por el Congreso mexicano, la vigencia de su contenido no puede ser cuestionada, por lo que la disculpa solicitada a España por Andrés Manuel López Obrador también altera la relación diplomática que mantenemos con ese país.

Si bien hay naciones que han pedido disculpas a los países que colonizaron, el contexto de este reconocimiento ha sido una decisión unilateral no solicitada por la excolonia.

Se trata de gestos simbólicos que han servido para afianzar las relaciones de los países, pero que en todos los casos la disculpa no fue pedida por el pueblo otrora colonizado.

En nuestro caso, en vez de fortalecer la relación que tenemos con España, la disculpa que pidió López Obrador ya fue rechazada por el jefe de Estado de ese país, lo que evidentemente tensa la relación bilateral por algo que no tiene ni sustento jurídico, ni diplomático.

Lee: Empresas españolas redescubren América en los negocios

Enfoques históricos

La idea de que los mexicanos nos sentimos agraviados por la Conquista y Colonia española, es un mito que fue utilizado políticamente por el Estado mexicano postrevolucionario. Fue la forma en la que se trató de afianzar el amor patrio a la nación surgida de las guerras revolucionarias de 1910.

Algunas generaciones, como la cohorte a la que pertenece el presidente Andrés Manuel López Obrador, de 65 años, siguen creyendo en esa historia, muchas veces maniquea, que dibuja al indígena como la víctima de unos malhechores españoles.

Si bien ninguna colonización se hizo sin violencia, tampoco debemos olvidar que los pueblos indígenas que habitaban en lo que hoy es México eran gobernados por regímenes autoritarios, elitistas y nada democráticos.

Es decir, si usamos nuestros actuales parámetros de justicia, los conquistadores españoles violaron derechos humanos, como lo dijo en un video el mandatario mexicano, pero los pueblos originarios hacían lo mismo con sus propias sociedades y con las de sus vecinos.

Por ende, debido a que este tema siempre va a ser controvertido, y dependerá del tipo de enfoque histórico con el que quiera leerse, el gobierno mexicano solo debería remitirse a lo que jurídicamente es válido, y en este caso, independientemente de lo que crea el presidente López Obrador, este tiene la obligación de dirigir la política exterior de acuerdo con lo que dictan la Constitución y los tratados vigentes.

Te recomendamos: Senado mantiene fuero presidencial, pero amplía delitos para juzgarlo

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios