México

Esta es la primera iniciativa de ley de AMLO: quitarse el fuero

La propuesta de quitar el fuero no elimina del todo la inmunidad del presidente, pues cualquier acusación en su contra tiene que ser aprobada por el Senado

05-12-2018, 5:45:56 PM
AMLO AMLO

La primera iniciativa de ley del presidente Andrés Manuel López Obrador, enviada en este caso al Senado mexicano, propone una reforma a dos artículos de la Constitución para eliminar el fuero del que goza el titular del Ejecutivo federal.

El fuero constitucional es una figura que impide que los funcionarios públicos sean procesados penalmente en caso de que cometan un delito, a menos que la mayoría de la Cámara de Diputados lo autorice mediante un juicio de procedencia, conocido popularmente como desafuero.

Actualmente, el artículo 108 de la Constitución establece que el presidente de la República, durante su gestión, solo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común (por ejemplo un homicidio). Pero para poder ser detenido y juzgado, en caso de que se presenten esos supuestos, la Cámara baja tiene que quitarle el fuero.

La propuesta de López Obrador, con la que se intenta reformar el segundo párrafo del artículo 108 constitucional, amplía los delitos por los que el jefe de Estado puede ser acusado. Así, además de traición a la patria y delitos graves, se incorporarían los actos de corrupción y los delitos electorales.

Reuters

AMLO

Juicio político vs. desafuero

No obstante, la misma iniciativa contempla reformar el artículo 111 de la carta magna, sustituyendo a la Cámara de Diputados por la de Senadores como la instancia que debe inhabilitar al presidente para que pueda ser juzgado, en caso de cometer alguno de los delitos que se propone incorporar al artículo 108 de la Constitución.

Con esto, en vez de que exista un desafuero por parte de la Cámara baja, en caso de que el presidente sea acusado de traición a la patria, delitos graves del fuero común, actos de corrupción o los delitos electorales, sería el Senado el que mediante un juicio político tendría que destituir al mandatario para que con ello pueda ser procesado.

Es decir, la inmunidad de la que goza el presidente seguirá manteniéndose, pues como todos los jefes de Estado, no puede ser detenido como sucede con cualquier ciudadano.

Si se aprueba la reforma Constitucional que propone López Obrador, la diferencia será que al presidente ya no solo se le podrá acusar por delitos graves y/o traición a la patria, sino también por actos de corrupción y delitos electorales.

Otra diferencia será que, de presentarse la acusación, en vez de que se realice un juicio de procedencia o desafuero en la Cámara de Diputados, el Senado tendría que llevar a cabo un juicio político contra el mandatario, cuyo resultado podría ser la destitución del presidente y su inhabilitación como funcionario.

Solo de esta forma, y con la anuencia de las dos terceras partes de los senadores, sería posible que el presidente fuera juzgado, de acuerdo con la iniciativa presentada por AMLO.

AMLO

AMLO

Funcionarios aforados

La propuesta de reforma constitucional del presidente Andrés Manuel López Obrador solo considera la ampliación de los delitos por los que puede ser acusado el titular del Ejecutivo federal, por lo que los cambios en el fuero de los demás servidores públicos tendrán que ser abordados hasta el próximo periodo de sesiones del Congreso.

Esto es así debido a que el pasado 27 de noviembre una iniciativa de Morena en la Cámara de Diputados, que pretendía modificar el fuero, no alcanzó los votos de la mayoría calificada que se requerían para reformar seis artículos Constitución.

Como se recordará, a pesar de que los legisladores de Morena aseguraban que su iniciativa eliminaría el fuero, en realidad esa figura solo iba a ser sustituida por la inmunidad constitucional.

En el dictamen, los legisladores de Morena plantearon que en vez de fuero los funcionarios de la alta burocracia gozarían de inmunidad para no ser detenidos, ni sujetos de medidas como la prisión preventiva, tal y como ya sucede actualmente con el fuero.

Como los diputados morenistas no consiguieron la mayoría calificada que requiere todo cambio constitucional, los artículos sobre el fuero siguen vigentes en la carta magna, y no pueden ser objeto de ninguna reforma hasta el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso, que inicia en febrero.

En cambio, como se trata de otra iniciativa, lo que propone López Obrador sí puede ser abordado en el actual periodo de sesiones del Legislativo federal que concluye el 31 de diciembre.

Esta iniciativa, en caso de que se abordara antes de que concluya el año, será la tercera que se discuta en torno al fuero durante 2018, pues en abril fue aprobada en la Cámara de Diputados una propuesta para su eliminación, la cual se mantiene congelada en el Senado.

La segunda fue la que no alcanzó mayoría calificada el mes pasado, ya en la nueva legislatura con mayoría de Morena, mientras que la tercera es precisamente la primera reforma constitucional que propone Andrés Manuel López Obrador.

También podría interesarte:

Comentarios