revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

Esta es la iniciativa de Morena que pretende reformar la Ley de Pemex

La propuesta, que analiza la Cámara de Diputados, anula formalmente el gobierno corporativo de la petrolera Pemex

18-02-2019, 12:53:33 PM
Pemex

Limitar las facultades del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex), dotar de mayores atribuciones al director general de la empresa productiva del Estado, e incorporar el criterio “preponderante” de la soberanía energética, son los principales objetivos de la iniciativa con la que Morena pretende reformar la ley de la petrolera.

La propuesta, que ya analiza la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, nulifica de manera formal el gobierno corporativo de Pemex, al establecer un marco jurídico que permita a su director general conducir toda la política de la firma.

Lee: Pemex utilizará en 3 años casi 10,000 mdd en rescates financieros

De manera específica, el proyecto de reforma quiere transferir al director de Pemex diversas facultades que actualmente corresponden al Consejo de Administración, entre ellas la conducción central y estratégica de la petrolera y sus empresas filiales, así como la capacidad para nombrar y remover a los directivos del consorcio estatal, “que ocupen cargos en dos jerarquías inferiores al director general”.

También se intenta que, a propuesta del director, el Consejo de Administración apruebe o autorice “los asuntos relacionados con inversiones; el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos, y sus empresas productivas subsidiarias y filiales; los precios de bienes y servicios; los lineamientos para pagos extraordinarios y donaciones”, y aquéllos que se refieran al “desmantelamiento y enajenación de las instalaciones”.

Pemexarchivo

Transformación de objetivos

De acuerdo con la iniciativa, cuya autora es la diputada Miroslava Carrillo Martínez, el plan de negocios de Pemex deberá ser actualizado “cuando se presenten situaciones de crisis económicas, cambios en el mercado petrolero internacional o se contemplen proyectos de gran magnitud (como la construcción de una nueva refinería)”.

Morena quiere que el director general de Petróleos Mexicanos se incorpore a su Consejo de Administración como invitado permanente con voz, pero sin voto, “previéndose que dicho órgano de gobierno no podrá sesionar sin su presencia”.

Se aclara que el reto principal de la empresa es “reducir la brecha entre la producción y la demanda nacional de petrolíferos, con el fin de disminuir la dependencia en la importación de éstos, y fortalecer la seguridad energética”, es decir se cambian por completo los objetivos de Pemex como empresa productiva del Estado.

En cuanto a la integración del Consejo de Administración, se pretende que sus integrantes sean servidores públicos federales para que no puedan desempeñar otros empleos, ya sean públicos o privados.

Sobre los consejeros independientes, la iniciativa prevé que no puedan ocupar, durante el tiempo de su gestión, un empleo o cargo en cualquier área de gobierno, “dentro de los Poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial, o en cualquier organismo autónomo, para evitar un posible conflicto de intereses (sic) y promover la atención de tiempo completo a los asuntos de la industria”, asevera el documento.

Consejeros serán funcionarios

De igual forma, la minuta establece la obligación de confidencialidad permanente para los consejeros independientes, quienes –además de cumplir con los requisitos que ordena la actual Ley de Pemex – deberán de conocer “la política energética nacional, con la finalidad de profesionalizar el ejercicio de sus funciones”.

Estos también deberán comprobar una experiencia de al menos cinco años en el sector, y aceptar que su remuneración será aquella que se fije de acuerdo con los tabuladores del gobierno federal.

Así mismo, se busca que todos los consejeros estén sujetos al régimen establecido en el Sistema Nacional Anticorrupción, además de que se modifica el plazo -de cinco a diez años- para la prescripción de sus responsabilidades.

Para agilizar la toma de decisiones, la propuesta de reforma reduce a dos los comités que apoyan las funciones del Consejo de Administración de Pemex, dejando el Comité de Auditoría, y creando el Comité de Inversiones, Adquisiciones, Obras y Servicios.

El primer comité ya referido, tendrá como presidente al representante de la Secretaría de la Función Pública, y adicionalmente, se prevé la participación de un integrante de la Secretaría de Energía, y uno de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Pemex

Súperdirector general

La iniciativa de Morena es clara: “propone un cambio de paradigma en la conducción central y la dirección estratégica de Petróleos Mexicanos, sus empresas productivas subsidiarias y empresas filiales, con la finalidad de que el responsable de estas sea el mismo Director General, a efecto de fortalecer la administración de la empresa conforme a la política energética nacional”.

Se busca que la administración y conducción de la petrolera se centralice en su director, quien deberá participar de manera permanente en el Consejo de Administración.

Este también contará con la facultad para convocar a sesiones extraordinarias, y podrá proponer a dicho consejo la organización y estructura corporativa de Petróleos Mexicanos, “que mejor convenga para la realización de su objeto”.

De igual forma, el director general contará con facultades para proponer el plan de negocios de la empresa, así como para que este se modifique y/o actualice. También podrá plantear directrices, prioridades y políticas relacionadas con las inversiones de Pemex, y con la celebración de alianzas estratégicas.

Al director general se le dota de facultades para fijar los precios de los bienes y servicios que produzca o preste la petrolera, y para establecer “el factor de rentabilidad con base en el cual Petróleos Mexicanos, y sus empresas productivas subsidiarias, participarán en los concursos para la adjudicación de Contratos para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos (sic)”.

Finalmente, al director de la petrolera se le transfieren funciones “de naturaleza ejecutiva, que llevan implícitas la toma de decisiones y la conducción de la empresa”, que actualmente le corresponden al Consejo de Administración, como son las políticas de recursos humanos y de remuneraciones; el nombramiento y remoción de directivos; y la aprobación de políticas y procedimientos para las operaciones generales de Pemex.

Recomendamos: Así es el plan para rescatar las finanzas de Pemex