revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

El negocio inmobiliario provoca 16,000 desalojos en CDMX

La lucha de los vecinos por defender el edificio Trevi pone de manifiesto una avalancha de desalojos frente al avance del negocio inmobiliario en CDMX

19-07-2019, 3:02:41 PM
Desalojo en CDMX
Desalojos en la CDMX

En la Ciudad de México se han registrado 16 mil desalojos desde 2014 hasta la fecha, situación que alcanzó al edificio Trevi, un inmueble Art Decó ubicado a un costado de la Alameda Central, en la calle Cristóbal Colón 1, en la alcaldía Cuauhtémoc.

En marzo del 2018 se notificó a los habitantes del edificio Trevi que el inmueble sería vendido y que podían acceder a la compra del edificio, a un costo de 80 millones de pesos.

Eran días post sísmicos, de ver cómo la sociedad se organizaba para exigir su derecho a la vivienda, luego del movimiento registrado el 19 de septiembre de 2017.

“Decimos que después del sismo siempre viene un tsunami y en este caso es un tsunami inmobiliario. Después del sismo se desataron una serie de dinámicas de lucro y de despojo en la Ciudad de México, en donde estuvo involucrado el gobierno, así como empresarios, y a muchos vecinos que no fueron afectados por el sismo les tocó por este lado”, señaló Carlos Acuña, habitante del edificio Trevi.

Los despojos no son algo nuevo en la Ciudad de México. La 06000 Plataforma Vecinal y Observatorio del Centro Histórico ha documentado, desde 2014 hasta febrero de este año, 16 mil 646 casos; en promedio tres mil desalojos por año, los cuales, además, vienen acompañados de violaciones a los derechos humanos.

En entrevista con Notimex, Carlos Acuña dijo que “en realidad, de lo que estamos hablando son procesos de despojo, de desplazamiento, desalojos y de extracción de la cultura de los barrios”.

Lee: El próximo negocio inmobiliario de México está en las rentas

Es el caso del edificio Trevi, que se ubica a un costado de la Alameda Central. La empresa que “compró” el espacio es “Público Coworking”, para integrarlo en un desarrollo que incluiría un Hotel Boutique y espacios de oficinas compartidas.

“Antes de que sea vendido tenemos el derecho al tanto al que podemos acceder dentro de los primeros 30 días. Supuestamente, nosotros decimos si queremos comprar, pero no 80 millones, que nos vendan nuestra parte proporcional que por años hemos rentado”, comentó Acuña.

Las contrademandas llegaron rápido. A la fecha, hay nueve juicios abiertos contra los inquilinos y una de ellas es por falsificación de sus propias firmas.

Lee: Las zonas más atractivas en México para la industria inmobiliaria

El entrevistado señaló “¿quién está demandándonos realmente? porque nos demanda Banca Mifel, pero no sabemos quiénes son los socios que están operando estas demandas en nuestra contra. Es como estar luchando contra un fantasma, al que nunca le vemos la cara”.

Lo que hacen, refirió, es provocar demandas que pueden ser lo más absurdas posibles. “Lo que ellos esperan es que no podamos defendernos, lo curioso es que sí hemos podido defendernos, porque nuestra abogada está sumamente comprometida con el caso y porque también somos una clase media, con ciertos estudios académicos y sabemos de quién se trata y contra quién estamos peleando”, añadió.

ciudad de mexico

El pasado viernes a Carlos Acuña se le notificó que sería desalojado de su departamento por incumplir con las rentas, pero alzar la voz y el poder vecinal lo impidieron.

“Cuando estaban a punto de desalojarme, sobre todo en esta incertidumbre que no sabía qué es lo que iba a pasar, recordé los días del sismo a nivel micro porque muchos vecinos del Centro Histórico llegaron al edificio a resguardar mi departamento, por lo menos 20 vecinos. Después llegaron más, otros se fueron, pero fueron unos 22 vecinos que se acercaron, que entraron a mi departamento y dijeron: ´de aquí no te sacan´”, contó.

Destacó que “el edificio se volvió uno de los puntos nodales dentro del Centro Histórico: cómo se hace, cómo se debería de planear la ciudad, cómo se debería discutir, cómo los ciudadanos deberían de involucrarse en la política pública. Nos involucramos organizando, por ejemplo, proyectos para mejoramiento barrial o para presupuestos participativos”.

En la esquina del edificio hay otro lugar emblemático, el Café Trevi, que ha existido desde la década de 1950, y que recientemente, por la organización de los vecinos, ha regresado a ser un lugar de encuentro cultural.

Acuña expuso que “aquí tenemos otro Centro Histórico, cada fin de semana en esta plaza, la Plaza de la solidaridad, hay una verbena popular, hay vendimia, hay danzón, cumbia, guaracha, hay un espacio en donde pueden encontrarse todas las clases sociales”.

Desalojo en la CDMX
Notimex Desalojos en la CDMX

Eso, afirmó, es lo que tendría que ser el espacio público y “eso es lo que se está perdiendo porque ahora el espacio público está concebido como un espacio de tránsito entre una tienda y otra, así es como lo vemos”.

Por el momento hay tres semanas de “vacaciones” en los juzgados, gracias a lo cual no hay otra orden de desalojo para cualquier habitante del edificio Trevi.

Sin embargo, los inquilinos se mantienen en la idea del diálogo y de llegar a acuerdos en los que se exalte el espacio público y la organización ciudadana.

“Estamos dispuestos a renunciar a la vivienda, siempre y cuando estos procesos políticos tengan un lugar en la mesa de discusión y para eso necesitamos un espacio, necesitamos el Trevi, que no se vaya, que se quede y nos lo han ofrecido; estamos dispuestos a aceptarlos, siempre y cuando estas demandas cochinas se dejen de hacer”, apuntó Acuña.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios