México

3 consejos para que el Horario de Verano no te afecte demasiado

El horario de verano 2018 inicia este 1 de abril. El cambio de horario tiene efectos en nuestro ciclo de sueño, especialmente en aquellas personas con trastornos del sueño o que acostumbran dormir poco. Te damos unos consejos para que te adaptes con rapidez al horario de verano.

28-03-2018, 2:56:01 PM
horario de verano, cambio de horario

Una persona sana, con buenos hábitos, con una alimentación saludable y que hace ejercicio podría tardar dos o tres días en recuperarse del cambio de horario.

Sin embargo, muchos otros tendremos problemas para lograr recuperar nuestro ciclo del sueño una vez que cambie el horario el próximo 1 de abril; y aunque para muchos el hecho de que el cambio de una sola hora nos afecte tanto puede parecer exagerado, quizá no lo sea tanto.

En entrevista con Alto Nivel, el responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México, Ulises Jiménez, explicó que no se trata de una exageración, “pero no podemos considerar 100% o únicamente culpable al horario de verano. Mucho de lo que viene a exacerbar estas molestias tiene que ver con nuestro estilo de vida y también con nuestros propios síntomas de trastornos de sueño que ya tenemos desde antes”.

Una persona con insomnio, agrega, puede tardar entre una y dos horas en conciliar el sueño. Con la entrada del nuevo horario, podría costarle hasta tres horas.

“Si te dicen que te levantes una hora antes y a ti se te va el sueño desde las dos o tres de la mañana y te están pidiendo que te levantes cuando por fin te vas quedando dormido, entonces ahí sí, el insomnio que ya teníamos previamente al horario de verano, viene a agravar estas molestias”.

Como medida de prevención, el doctor Jiménez nos propone tres medidas que se pueden tomar para adaptarnos al cambio de horario y recuperar el ritmo de vida esa primera semana del Horario de Verano:

  1. Levantarse temprano el día anterior al cambio de horario.  “Si en lugar de acostarnos una hora antes el sábado, más bien nos levantamos una hora antes el sábado, en la noche nos dará sueño un poquito antes y eso nos hará más fácil empezar a dormir el sábado en la noche”.
  2. Dormir temprano (y no beber alcohol) la noche anterior. “Desvelarse el primer sábado del horario de verano es lo peor que podemos hacer, porque ya traemos una hora de diferencia. Entonces ese ‘temita’ de qué hacer el sábado en la noche puede marcar la diferencia”.
  3. Levantarse temprano el domingo. “Salir a caminar o hacer ejercicio desde temprano y mantenernos activos el domingo para que por la noche no haya problema para empezar a dormir y nos podamos levantar el lunes por la mañana”.

Por último, el doctor Jiménez hizo un llamado a atender problemas como el insomnio, que se manifiesta con tres síntomas: acostarse sin poder conciliar el sueño, despertarse varias veces durante la noche o dormir muy poco tiempo. “Si esos síntomas se presentan tres veces por semana, durante por lo menos un mes, no desaparecerán de forma espontánea, por lo que es importante buscar ayuda para que no se convierta en un padecimiento crónico”.

La Universidad Nacional cuenta con dos Clínicas de Trastornos del Sueño, una en Ciudad Universitaria (teléfono 56220067) y otra más en el Hospital General de México (teléfono 56232690).

Leer: 5 efectos negativos que el horario de verano produce en tu cuerpo

También podría interesarte:

Comentarios