revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

Así concluyó el conflicto en la Cámara de Diputados

La panista Laura Angélica Rojas quedó como presidenta de la Cámara de Diputados, tras la solución del conflicto registrado esta semana

06-09-2019, 9:11:42 AM
Laura Rojas

Durante los próximos doce meses la Cámara de Diputados será presidida por una mujer, se trata de Laura Angélica Rojas Hernández, legisladora del Partido Acción Nacional (PAN), quien fue electa para ese cargo la noche del jueves, concluyendo así el conflicto que mantuvo en vilo, durante toda la semana, la funcionalidad de esa soberanía.

Aunque el miércoles la mayoría de Morena había rechazado en dos ocasiones la postulación de Rojas Hernández, el jueves los coordinadores parlamentarios de todos los partidos llegaron a un acuerdo en el que se incluyó, como vicepresidente de la mesa directiva, al panista Marco Antonio Adame, legislador que -según los morenistas- cuenta con un perfil más imparcial en comparación con Laura Rojas.

Politóloga egresada de la UNAM, y maestra en gobierno y asuntos públicos por la misma casa de estudios, Rojas Hernández no era bien vista por sus compañeros de Morena para presidir la mesa directiva de la Cámara de Diputados, debido a que en tribuna criticó en reiteradas ocasiones la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de cancelar el programa de subsidios a guarderías infantiles.

Lee: Así se solucionó parcialmente el conflicto en la Cámara de Diputados

Cámara de Diputados
Notimex

De hecho, antes de la votación, desde su curul manifestó que si era electa como presidenta de la Cámara se desistiría de los amparos que -dijo- ha promovido en contra de la administración lopezobradorista.

Sin embargo, aún en funciones de presidente, el diputado Porfirio Muñoz Ledo le respondió que se había buscado información al respecto, encontrándose 21 juicios de amparo y otros recursos promovidos por legisladores de Acción Nacional, aunque en ninguno de estos aparecía su firma.

Laura Rojas es la tercera diputada panista que preside la mesa directiva de esa Cámara en los últimos 20 años, antes de ella lo han hecho sus correligionarias María Álvarez Bernal y Guadalupe Murguía.

Desde el año 2000 a la fecha, con Rojas ya son seis las mujeres que han ocupado esa posición, pues a las panistas se agregan las militantes del PRI Marcela González Salas y Beatriz Paredes, así como la perredista Ruth Zavaleta.

Lee: ¿Qué sucede en la lucha al interior de la Cámara de Diputados?

Chantaje y legalidad

Como se recordará, el conflicto fue generado por la mayoría de Morena al pretender conservar -por seis meses más- la presidencia de la mesa directiva, a pesar de que la Ley Orgánica que rige a los legisladores establece que la dirección de la Cámara de Diputados, en el segundo y tercer año de la legislatura, les corresponde a los partidos de oposición.

Como el PAN es la segunda fuerza política en el Congreso, desde el pasado 1 de septiembre la presidencia le correspondía a un legislador de ese instituto político. No obstante, los diputados de Morena se negaron a entregar la mesa directiva, y al mismo tiempo propusieron reformar la Ley Orgánica del Congreso, para mantener la representación de la Cámara baja otros seis meses.

El argumento esgrimido para llevar a cabo esos cambios a la norma, según los legisladores de Morena, era adecuar la ley a “la nueva realidad política que vive el país”, considerando que tras los comicios federales de 2018 “una sola fuerza partidista domina con creces todos los espacios de la representación popular”, según la exposición de motivos de la iniciativa de reforma.

Lee: Este es balance desde los mercados del primer informe de AMLO

El conflicto en la Cámara de Diputados
Notimex El conflicto en la Cámara de Diputados

Si bien algunos de los más férreos defensores de López Obrador en el Poder Legislativo están convencidos de esa tesis, el amago autoritario para no cumplir con la Ley Orgánica del Congreso también tenía otra intención: presionar a los legisladores del PAN para que se desistieran de las acciones de inconstitucionalidad que han promovido ante la Suprema Corte en contra de varias leyes aprobadas por la mayoría de Morena.

Un intento de chantaje que fue expresado a viva voz por la diputada del Partido del Trabajo, Hildelisa González Morales, quien exhortó a la bancada panista a retirar todas esas demandas, “en reciprocidad al respeto”, y cumplimiento de la ley, mostrado por Morena y sus aliados al aceptar que Acción Nacional presidiera la Cámara baja. 

Porfirio Muñoz Ledo
Notimex

Punto para la oposición

El pulso por la mesa directiva de la Cámara de Diputados concluyó con el cumplimiento de lo que mandata la Ley Orgánica del Congreso de parte de los legisladores del partido oficial, lo que no es un favor hecho a sus pares de la oposición, sino una de sus principales obligaciones.

De esta forma el bloque opositor se anota un triunfo, mientras que el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, vuelve a aparecer como un torpe operador político que estuvo a punto de generar una crisis constitucional, pues la oposición en el Senado fue clara: si los diputados de Morena insistían en mantener la mesa directiva, se bloquearían todas las iniciativas de reforma constitucional.

No debemos olvidar que en la Cámara alta Morena no tiene mayoría absoluta, por lo que cualquier cambio a la Constitución debe contar con el apoyo de la oposición.

Lee: La agenda del Congreso para el nuevo periodo que inicia en septiembre