revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

México

Agentes de la Policía Federal se rebelan y rechazan a la Guardia Nacional

Los integrantes de la Policía Federal argumentan que sus derechos laborales están siendo violentados en la implementación de la Guardia Nacional

03-07-2019, 4:51:26 PM
Policía Federal

Por Surya Palacios @suryapalacios

No será tersa la transferencia de elementos de la Policía Federal a la Guardia Nacional, toda vez que decenas de cuadros en activo se niegan a integrarse a la nueva corporación, debido a que -argumentan- no se les están respetando ni su antigüedad, ni las condiciones laborales que mantienen actualmente.

Desde la mañana del miércoles numerosos grupos de policías federales protestaron en tres de las sedes de la institución en la Ciudad de México, externando su inconformidad por lo que consideran un trato degradante de parte de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, dependencia que ahora maneja, al menos administrativamente, tanto a la Guardia Nacional como a la Policía Federal.

En un pliego petitorio de 16 puntos, los policías exigen respeto a su antigüedad y prestaciones laborales, devolución de un “bono de operatividad” por 9,800 pesos, que cada elemento recibía después de laborar 25 días; no ser evaluados por personal militar, “que no tiene conocimiento de la función policial”, y percibir un sueldo mínimo de 15,000 pesos libres de impuestos.

Tampoco quieren pertenecer a la Secretaría de la Defensa Nacional, no desean vivir en cuarteles militares; desean regirse por los horarios establecidos en la Ley Federal del Trabajo; conformar un sindicato Policía Federal-Guardia Nacional; y que desaparezca el polígrafo como instrumento de evaluación.

Los policías argumentan que su transferencia a la Guardia Nacional se pretende realizar como si ellos fueran nuevos elementos, que empezarían “de cero” en la nueva corporación federal.

Lee: ¿Qué sí y qué no puede hacer la Guardia Nacional en la frontera sur?

“Todos los que estamos aquí en su momento cumplimos con un perfil, pasamos exámenes exhaustivos y por eso tenemos este trabajo, y ahorita vienen y me dicen es que ahorita van de nuevo los exámenes”, dijo a la prensa uno de los elementos policíacos que lideraba la protesta.

Policía Federal
Reuters

Proyecto de vida

Ante las manifestaciones públicas de los policías federales, que amenazaron con realizar una huelga nacional, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, ofreció una rueda de prensa en la que aseguró que la transferencia de elementos a la Guardia Nacional no está violentando ningún derecho.

El funcionario consideró que hay desinformación en los elementos inconformes, pues “las evaluaciones físicas y médicas que se están realizando para ingresar a la Guardia Nacional no constituyen una violación a sus derechos, ni un obstáculo para la continuidad en su trabajo”.

Durazo agregó que la dependencia a su cargo conformará una mesa de diálogo abierta, y una comisión “que estará en comunicación permanente” para recoger y resolver las peticiones e inquietudes de los policías federales, quienes tendrán la opción de elegir el lugar de adscripción en el que fungirán como guardias nacionales.

“Los elementos que se transfieran a la Guardia Nacional tendrán la posibilidad de optar por la región del país que les convenga para su adscripción permanente, y en función de sus prioridades personales o por razones familiares”, aseveró.

Toda vez que la Guardia Nacional no trabajará mediante operativos, sus miembros estarán radicados en lugares específicos, “de tal forma que pueden construir un proyecto de vida en compañía de su familia”, afirmó el secretario de Seguridad.

Lee: La Guardia Nacional ya tiene sus leyes reglamentarias

Policía Federal
Reuters

Opciones administrativas

Preguntado sobre el número de policías federales que ya pasaron a la Guardia Nacional, Alfonso Durazo detalló que son alrededor de 9,000 elementos operativos que pertenecían a dos divisiones de la Policía Federal: las Fuerzas Federales y la Gendarmería.

Esos dos cuerpos policíacos suman en total 16,000 elementos, por lo que aún falta la evaluación de otros 7,000 policías.

En cuanto al destino que tendrán aquellos que no desean incorporarse a la Guardia Nacional, Durazo apuntó que a esos elementos se les ofrecerá la opción de ingresar a otras instituciones como el Servicio de Protección Federal, la Unidad de Medidas Cautelares, la Comisión Nacional de Búsqueda, el Instituto Nacional de Migración, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, y la Administración General de Aduanas, entre otras.

Guardia Nacional
Reuters

Desde la reforma constitucional que creó la Guardia Nacional se advertían este tipo de conflictos, pues esos cambios a la carta magna -formalmente- otorgan un trato diferenciado a los policías federales, en comparación con lo que la misma norma estipula para los elementos provenientes del Ejército.

Los Policías militares y navales que pasarán de la institución castrense a la Guardia Nacional, conservarán su rango y prestaciones, los cuales históricamente han sido mejores a los que gozan los policías.

Lee: Estas son las leyes que regularán la actuación de la Guardia Nacional