revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Actualidad

La tecnología nos ha convertido en mercancías: Patricio Pron

Patricio Pron, ganador del Premio Alfaguara 2019, hizo una radiografía de una ruptura amorosa, para revelar cómo el capitalismo ha convertido a las personas en mercancías y generado carencias afectivas.

14-02-2020, 11:38:20 PM
Patricio Pron

Fotografías: Manuel Cerón

No traigan a los niños al periódico, porque huelen la tinta y se envician”, le advertía un periodista a una pareja de colegas en la sala de redacción de un periódico en Argentina. Pero ellos decidieron llevar a su pequeño hijo y él sucumbió ante el deseo de contar historias. Ese niño era Patricio Pron.

Evidentemente yo me envicié con la tinta de los periódicos y cuando me di cuenta, sin querer, acabé leyendo y escribiendo, que era lo que hacían mis padres y sus colegas, y que, en última instancia, constituye para mí la forma de estar en el mundo”, dice en entrevista el escritor argentino.

El deseo de contar historias y generar diálogos le hizo a Patricio Pron establecer un vínculo entre la literatura y el periodismo: dialogar y comprender el mundo a través de la palabra escrita.

Patricio Pron
Alto Nivel / Manuel Cerón Fotos: Manuel Cerón

“Yo pensaba, sobre todo, en no ser periodista. Y lo digo porque los periódicos en Argentina, al igual que en este momento, cerraban con enorme periodicidad cuando yo era niño. Prácticamente mis padres se quedaban sin trabajo cada dos o tres años y yo estaba convencido de que era un mal negocio, que era mejor no ser periodista. Además, en el contexto de la dictadura argentina, los periodistas fueron perseguidos de una forma sistemática”, dice Pron.

El año pasado, Patricio fue distinguido con el Premio Alfaguara 2019 por su novela Mañana tendremos otros nombres, obra que narra las vicisitudes de una pareja tras una ruptura amorosa.

Te puede interesar: Guillermo Arriaga gana Premio Alfaguara 2020

Sus personajes, Ella y Él, se presentan en la novela desprovistos de nombres y representan la forma de sobrellevar el desamor en un mundo plagado de redes sociales, en donde se desarrollan nuevas convenciones amorosas.

Mañana tendremos otros nombres manifiesta un dolor que parte de una ruptura amorosa, pero se manifiesta algo que va más allá de una relación fallida. “Los personajes creían que las relaciones amorosas constituían una especie de refugio a los condicionantes económicos y políticos de la época; pero la pareja es, por el contrario, en donde todas las condicionantes se ponen de manifiesto”, dice.

Sin embargo, las parejas también pueden descubrir que tienen una intervención en el ámbito político, en donde se pueden resolver algunas problemáticas de la época, al menos, en la privacidad de una relación.

“Hay una pérdida de la inocencia, pero también la adquisición de una perspectiva nueva que a ellos les resulta útil. En última instancia, parafraseando el título de un autor inglés: el dolor que sienten les va a ser útil en algún momento de sus vidas. Este libro (Mañana Tendremos Otros Nombres) no es pesimista. Los personajes van a estar bien, creo”.

Caballo de Troya

Alto Nivel / Manuel Cerón

Las nuevas tecnologías, como son las redes sociales, han entrado en la intimidad de las personas y ponen de manifiesto que, en nombre de una aparente o supuesta mayor libertad, nos hemos convertido en mercancías.

“Tinder es un magnífico ejemplo de lo que estamos hablando. Ahí las personas optimizan su presencia, optimizan su personalidad de una manera no muy distinta de como lo hacen con los productos que se mercantilizan en otros ámbitos”, explica el autor de No derrames tus lagrimas por nadie que viva en estas calles.

Las tecnologías se han convertido en el “Caballo de Troya seudocientífico del capitalismo” en ámbitos a los que no había llegado todavía y han traído la precariedad al terreno de los afectos, dice.

La precariedad llegó de la mano de la idea de solo tener relaciones esporádicas con las personas únicamente de carácter sexual. “Los índices de soledad no dejan de aumentar, lo que demuestra que en una transición que va desde las relaciones sexuales puntuales —contra las cuales no tengo nada— a la experiencia real de amar y ser amado hay una distancia demasiado grande, que muchas personas no pueden recorrer”.

El cambio real en las relaciones llegará cuando cambien las estructuras económicas. Hoy parece anticiparse una especie de fracaso ante la imposibilidad del sistema de ofrecer servicios ante nuevas relaciones amorosas.

Pron cree que no saldremos de la crisis económica que estalló en el mundo desde 2008. “No es una coyuntura, sino una forma de gobierno. Es el nombre que se le da de forma general al régimen de gobierno condicionado y supeditado a los flujos de capital. En este sentido, la crisis económica que inició en España en 2008 no ha terminado”, dice.

El escritor asegura que muchas personas consideran que esta visión es bastante pesimista, pero los esfuerzos gubernamentales no aliviarán las dinámicas sociales y políticas, puesto que la problemática trasciende cualquier frontera.

“Los autores podemos narrar con solvencia la perspectiva del mundo, lo cual era el desafío de esta novela”, dice el autor nacido en diciembre de 1975.

El poder de la ficción

Patricio Pron
Alto Nivel / Manuel Cerón

—¿Cómo se define Patricio Pron?

—“Nunca somos críticos de nosotros mismos. Hay una especie de miopía por proximidad que hace que no seamos tan buenos para hablar de nosotros mismos y son los demás lo que saben más de nosotros”.

Patricio Pron vive desde hace dos décadas fuera de Argentina. Su vida creativa ha transcurrido en Alemania y España, mientras que en este último país ha vivido por 10 años. Sus obras han sido traducidas a otros idiomas, como el inglés, francés, alemán e italiano.

Salir del país del país de origen y vivir en otras regiones es una experiencia que le ha ofrecido al autor argentino una mayor perspectiva sobre las soluciones para afrontar problemas que superan las fronteras nacionales.

“En algún sentido, te refresca la mirada y te dota de herramientas que no tendrías si no tuvieras la oportunidad de comparar las cosas… También te permite comprender que no existen países perfectos, que no existen regímenes políticos perfectos”, dice el escritor de 44 años.

La literatura de no ficción tiene el poder de develar las estructuras del sistema económico por la forma en que se puede sorprender al lector. Este es el camino por el que discurre la obra del autor avecindado en Madrid, España. 

Patricio Pron ha contado una nueva historia a través de su última novela y el aroma de la tinta a enviciado a nuevos lectores que se acercan a su obra para comprender los dolores del amor, así como de toda una sociedad que busca transformarse. “Sin proponérmelo del todo, he creado una pequeña herramienta para que muchas personas piensen en torno a quiénes son y a quiénes quieren llegar a ser, cuáles son los próximos nombres que tendrán cuando otra persona los nombre”.

Lee: Premio Nobel de Literatura a la polaca Tolarczuk y el austríaco Handke

Ver comentarios

Comentarios