revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Internacional

Venezuela celebra la caída de la dictadura y protesta contra Maduro

Estados Unidos podría reconocer al líder de la oposición, Juan Guaidó, como el presidente legítimo de Venezuela en medio de las protestas

23-01-2019, 11:25:25 AM
diáspora
Venezuela

El gobierno de Venezuela y los adversarios del presidente Nicolás Maduro marchaban este miércoles, en un día visto por el liderazgo opositor como un resurgir en su empeño por forzar un cambio de gobierno y que coincide con la celebración de los 61 años de la caída de la dictadura militar.

En un contexto de presión internacional por el desconocimiento de un nuevo período de gobierno y de protestas y cacerolazos en su contra, Maduro aseguró la noche del martes que quiere paz y reafirmó que nada intimida al oficialismo.

La oposición convocó a sus seguidores a protestar en las principales ciudades del país sudamericano, en su primera movilización masiva tras la ola de intensas manifestaciones que en 2017 dejaron cientos de muertos y heridos.

El gobierno también citó en Caracas a sus seguidores para defender su revolución socialista del plan que, según Maduro, lidera la administración de Estados Unidos para derrocarlo.

Washington alentó el martes a protestar contra Maduro al calificarlo como un “dictador” que no tiene derecho a estar en el poder, según declaraciones públicas del vicepresidente Mike Pence.

Coincidiendo con las marchas, dos fuentes dijeron a Reuters que el gobierno estadounidense podría reconocer al líder de la oposición y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el presidente legítimo de la nación tan pronto como el miércoles.

No obstante, las fuentes aclararon que están esperando a ver si Guaidó se declara presidente interino, algo que hasta ahora ha evitado hacer. La Constitución establece que ante un vacío de poder presidencial es el jefe del Parlamento quien asume.

Lee: Así fue como Maduro evitó un levantamiento armado en Venezuela

Reuters

Venezuela

Muertos y heridos

En lo que va de semana, se han registrado manifestaciones esporádicas en Caracas. En barrios pobres se escuchó el martes en la noche el sonido de las cacerolas y muchos salieron a las calles a formar barricadas con basura y neumáticos incendiados. Esas protestas fueron reprimidas por cuerpos de seguridad, según testigos Reuters.

Al menos hubo 60 manifestaciones en diversos puntos de Caracas, según el no gubernamental Observatorio de Conflictividad Social, que informó sobre la muerte de un joven de 16 años la noche del martes en la barriada de Catia, en el oeste de la ciudad.

El gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, informó la muerte de tres personas durante saqueos la noche del martes a comercios de alimentos y hortalizas en Ciudad Bolívar, la capital estatal en esa región del sureste venezolano. Otros dos ciudadanos resultaron heridos.

Lee: Las 5 lecciones que nos deja el caos monetario en Venezuela

Reuters

Venezuela

En esa zona, también fue quemada con gasolina una estatua del fallecido presidente Hugo Chávez, luego cortada y parte del busto colgado en un puente, según testigos Reuters.

Al menos 30 personas han sido detenidas desde el martes, de acuerdo a un mensaje de Twitter de Alfredo Romero, activista del no gubernamental Foro Penal.

No hay información oficial sobre muertes y detenciones, así como tampoco de los cacerolazos en la ciudad. El Ministerio de Información no respondió de inmediato una solicitud de comentarios.

“Salimos a protestar unos 50 vecinos donde vivo en Catia y a la hora llegó la policía (…) Primera vez que pasaba eso en la zona y lo hicimos por la rabia de lo que está pasando”, dijo José Barrientos, un vendedor de repuestos de 31 años en Catia, quien acudió a la actividad de la oposición en Chacaíto.

“Si seguimos con este gobierno, eso (las protestas) van a seguir pasando”, agregó en medio de la concentración opositora que sumaba cientos de miles de personas.

Reuters

Venezuela

A la espera de una salida

“Es la primera vez que vengo a protestar” dijo Sulaima Romero una jubilada de 62 años. “Íbamos a la plaza Madariaga, pero había bombas y nos vinimos aquí al este. Esto no es definitivo, pero es un paso para lograr un cambio”, dijo desde Chacaíto, uno de los puntos de concentración de la oposición.

En El Paraíso, al oeste de Caracas, los cuerpos de seguridad restringían el paso de los ciudadanos para poder movilizarse al este de la ciudad, donde se realiza la actividad opositora.

Mientras en la ciudad petrolera de Maracaibo, en el extremo noroccidental del país, Dulcinea Montaño, ingeniero en Informática de 30 años, manifestó que marchaba “para defender la revolución”. “Acá hay una guerra desde Estados Unidos hacia Venezuela por el bloqueo que le tienen al país. Aquí no hay dictadura, porque sino no estuvieran marchando”, dijo.

En Barinas, donde nació Chávez, la vendedora de café Gloria García, de 55 años, sostuvo que la situación “está horrible, esto está de mal en peor, todo está costoso”.

En San Cristóbal, en la región andina cercana a la frontera con Colombia, José Manuel Ortiz, un educador de 52 años, dijo que las marchas opositoras son el inicio para llegar “a la meta” de cambiar al gobierno. “Seguimos esperando una salida, desde hace 20 años mis amigos se han ido del país y mis amigos se han muerto por falta de medicinas”, agregó.

Recomendamos: Pirelli le dice adiós a Venezuela y entrega su planta a otra empresa

Venezuela, con las mayores reservas petroleras del mundo, sufre su primera hiperinflación de casi dos millones por ciento, bajo una severa crisis económica que ha provocado la huida de más de 3 millones de personas desde 2015, según datos de la ONU.

La inédita ola migratoria que presiona a los países vecinos ocurre cuando el nuevo mandato de Maduro, que se inició el 10 de enero, fue desconocido por la mayoría de los países del continente y Europa tras unas cuestionadas elecciones.

El miércoles “habrá más energía para el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres”, dijo Guaidó, quien el 5 de enero asumió la presidencia de la Asamblea Nacional -dominada por la oposición- y desde su llegada ha llamado a las fuerzas armadas y al pueblo a unirse para lograr la salida de Maduro.

“Esto, el despertar del pueblo, no empezó hace 17 días, sino hace años”, agregó Guaidó en una entrevista con Reuters el martes. Conseguir movilizar a miles de venezolanos el miércoles “es fundamental” para trazar las líneas a seguir en los próximos días, dijo.

Por su parte, también el martes tarde en un acto transmitido por la televisión estatal, Maduro convocó a la paz. “Yo hago un llamado al pueblo venezolano, calma y cordura, máxima conciencia y máxima movilización popular para la defensa de la patria, la democracia y la Constitución”, dijo.