revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Internacional

¿Qué sucedió en la elecciones generales de España 2019?

El PSOE de Pedro Sánchez ha ganado las Elecciones Generales al Congreso de los Diputados con más de 7 millones de votos y un total de 123 escaños

29-04-2019, 11:48:06 AM

En la sede del Partido Popular (PP), en la madrileña calle Génova, junto a la plaza de Colón, apenas llegaron un puñado de seguidores que aguardaron a que algún dirigente del partido saliera a la calle para dirigirles unas palabras de ánimo, al final de la jornada electoral del domingo.

Lee: ¿Es factible que España se disculpe por lo sucedido hace 500 años?

Atrás quedan las grandes victorias celebradas en este sitio a cargo de José María Aznar, primero, y luego de Mariano Rajoy, en sus respectivos triunfos que los llevaron a la presidencia del gobierno.

El PP, representante de la derecha en España hasta ahora, ha perdido en esta cita electoral la friolera de 72 diputados. Se queda con 65 escaños frente a los 137 que tenía en la pasada legislatura.

El hombre que ha llevado al fracaso al PP es Pablo Casado, un joven abogado que disputó con la exvicepresidenta del gobierno anterior, Soraya Sáenz de Santamaría, la presidencia del partido tras la marcha de Rajoy el año pasado. Ganó Casado pero, al final, ha perdido el PP.

No obstante, no se espera la dimisión de Casado, siguiendo con la tradición española.

Otros seguidores y militantes que están decepcionados con los resultados electorales son los de Vox, aunque intentan que no se les note demasiado. El ultraconservador partido liderado por Santiago Abascal esperaba otros datos: en torno a 50 diputados, pero se ha quedado solo en 24.

elecciones España
Reuters

Es un hito, de todas formas, porque el partido no tenía representación en el parlamento español y ha logrado un 10 % de los votos emitidos. No parece un mal resultado, pero para sus enormes expectativas lo es.

“Compañeros, la resistencia ya está dentro del Congreso y no vamos a parar”, ha dicho Javier Ortega Smith, el número dos de Vox, a los congregados en la plaza Margaret Thatcher de Madrid, con banderas españolas y del partido, con expresión agridulce.

A continuación, el discurso del líder, Santiago Abascal, ha encendido los ánimos de los seguidores del partido, que ha logrado dos millones y medio de votos. “No os vamos a defraudar. Estamos aquí por nuestra patria, por el futuro de nuestros hijos. Gracias a vosotros va a haber una voz en el Congreso que antes no había”, ha dicho.

El líder de Vox ha arremetido contra el Partido Popular por su “incapacidad de ganarle a la izquierda”.

Recomendamos: GINgroup consolida su presencia en España

Es esta la primera vez que un partido de extrema derecha irrumpe en el parlamento español desde que se restauró la democracia.

Y del otro lado el PSOE

 El día siguiente a las elecciones generales, con un resultado favorable el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se están produciendo sorpresas imprevistas.

En primer lugar, el deseo del partido ganador de intentar un gobierno en solitario, pese a que solo cuenta con 123 escaños, 53 menos de lo que prevé la mayoría absoluta en el sistema parlamentario español.

Este deseo, expresado la mañana de este lunes en rueda de prensa por Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno en funciones, ha generado extrañeza entre los votantes de izquierda.

Durante los últimos diez meses, el PSOE ha mantenido un gobierno en solitario, débil, que se tuvo que disolver por no contar con apoyos parlamentarios suficientes para sacar adelante la propuesta socialista de presupuestos generales.

elecciones España
Reuters

Reeditar un gobierno semejante frustra las expectativas del electorado de izquierda, repartido fundamentalmente entre los votos al PSOE y a Unidas Podemos, partido progresista liderado por Pablo Iglesias, que ayer mismo,se ofreció como socio para un hipotético gobierno de izquierdas en España.

Sin embargo, parece que no pasa por los planes de Pedro Sánchez, líder del PSOE y presidente del gobierno en funciones, pactar con Iglesias. Permanece abierta la herida del pasado, cuando Iglesias exigió en un tono algo prepotente dirigir los ministerios fundamentales del gobierno español como condición para apoyar un gobierno de coalición con los socialistas, en 2016.

Se prevé una tensa polémica en los próximos días en España.

El otro partido que aspira a una sociedad política con el PSOE es Ciudadanos, cuyo líder, el catalán Albert Rivera, ha mostrado una actitud hostil hacia Pedro Sánchez durante la campaña electoral.

Este partido, situado en el espectro de derecha, pese a sus intentos de parecer como una formación de centro, ha cosechado un éxito, con 57 diputados, que podría poner a disposición del PSOE para formar rápidamente un gobierno de coalición.

Algunos miembros del PSOE ya han advertido seriamente a la dirección del partido que si finalmente esa hipotética coalición con Ciudadanos se llevara a cabo, significaría una traición clara al electorado de izquierda.

Te puede interesar: Él es el socialista que sustituye a Mariano Rajoy en España