revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Internacional

Exploración y Producción

Con la industria del petróleo y el gas lidiando con un período más largo de precios bajos e incertidumbre sostenida, la dinámica de la industria está cambiando.

29-05-2019, 8:00:32 AM
petroleo

Los mercados financieros no fueron amables con las empresas de Upstream ni con las compañías integradas de petróleo y gas cuando los precios del petróleo empezaron a caer en 2014. Ni tampoco recompensaron suficientemente a las compañías cuando los precios reflejaron una recuperación desde los bajos 26USD/bl en 2016.

¿Qué pueden aprender las compañías de Exploración y Producción de aquellos cuyo desempeño fue sobresaliente en esa crisis, para ser exitosos en una eventual recuperación?

Entre 2014 y principios de 2016, la fuerte caída en los precios del crudo desde más de 100USD/bl hasta 26USD/bl llevó a un deterioro masivo en el desempeño financiero de muchos productores de petróleo y gas, de hecho, hasta amenazó su sustentabilidad de largo plazo.

Después de esta caída, la industria inició una batalla para re-balancear el mercado petrolero y un largo camino hacia el “nuevo normal” de precios por debajo de los 80USD/bl. Afortunadamente, los esfuerzos dieron resultados, y los precios del petróleo se recuperaron gradualmente y lograron un nuevo nivel hacia mediados de 2018.

Los mercados financieros, que fueron despiadados en la fase inicial de la crisis, desafortunadamente no fueron generosos en la etapa de recuperación.

Los cuatro grupos de este sector: Especialistas en Upstream (US pure –plays), Independientes Internacionales, Compañías Integradas y Compañías Nacionales (NOCs), tuvieron resultados financieros menores en comparación con lo que reflejaban los incrementos en los precios del crudo.

En términos de dividendos y recompra de acciones, los cuatro grupos generaron más de 300 Billones de USD para sus accionistas de 2016 a 2019.

Desde el punto de vista operacional, las compañías independientes de Norte América, redujeron sus costos operativos en más de 15 USD/boe, llegando a 35 USD/boe y ahora producen 16 millones de barriles diarios, casi un tercio más que en 2014. Y la Industria logró esto con mucho menos inversión.

Sin embargo, un estudio de Deloitte, indica que solamente menos del 30% de las compañías de E&P de alto crecimiento, lograron mejorar el desempeño del S&P 500.

En este sentido, consideramos que los mercados financieros buscan que las compañías de E&P logren un mejor desempeño en todos los sentidos, que derive de un portafolio de E&P sólido. Este tipo de portafolio es aquel que se cubre naturalmente contra caídas en precios; que se adapta mejor a la volatilidad del mercado.

A continuación, mencionamos algunos de los aspectos que deben considerar las compañías de E&P al estructurar un portafolio de activos sólido:

  • Seguir una estrategia consistente y administrar activamente el portafolio.
  • Poner como prioridad la excelencia operativa en lugar de la localización
  • Administrar los recursos enfocándose en ciclos de inversión y,
  • Mantener una mezcla balanceada de productos (Gas y Aceite)

Si desea conocer más al respecto, lo invitamos a consultar:

https://www2.deloitte.com/insights/us/en/industry/oil-and-gas/decoding-oil-gas-downturn.html