Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia; perdió el apoyo de militares

10-11-2019, 6:32:44 PM Por:
evo-reuters

Evo Morales gobernaba Bolivia desde el 22 de enero de 2006. Llegó a la presidencia con múltiples expectativas y ante la admiración mundial.

Luego de que este domingo, el jefe de las fuerzas armadas de Bolivia, Williams Kailmán, pidió al presidente Evo Morales su renuncia para que regresara la paz al país andino, que en las dos semanas recientes se ha convulsionado tras las elecciones del 20 de octubre, en la que los resultados dejaron muchas dudas con la cuarta reelección de Morales, este se vio obligado a dimitir a la presidencia.

 “Luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia”, dijo por la mañana el jefe de los militares, poco después de que el mismo Evo Morales había llamado a nuevas elecciones para limpiar las que se habían llevado a cabo unos días antes y que han terminado en graves enfrentamientos entre sus simpatizantes y quienes insisten que no ganó limpiamente, y que ha tratado de imponerse en esta la que sería su cuarta reelección al frente del país.

También previamente, la tarde del sábado, la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió una devastadora auditoría sobre las “irregularidades” del escrutinio del 20 de octubre; destacando de manera especial el hecho de que la misma noche de las elecciones, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió por sorpresa el conteo rápido con el 83% escrutado y con una tendencia que apuntaba a que habría segunda vuelta entre el mandatario boliviano y el candidato opositor Carlos Mesa.

Como conclusión, la auditoría llevada a cabo por la OEA determinó que era estadísticamente improbable que Morales hubiese ganado por el margen de 10 por ciento que necesitaba para evitar una segunda ronda electoral; nunca mencionó como tal la palabra fraude, solamente señaló contundentes irregularidades, simplemente mencionó que la estadística no favorecía los resultados y eso fue suficiente para que el país volviera a sumirse en el caos.

Finalmente, este domigo ya acorralado no solamente por las violentas manifestaciones sino por la pérdida manifiesta del apoyo de las fuerzas armadas de su país, Evo Morales llamó a nuevas elecciones como una maniobra desesperada, pero las palabras del jefe del ejército terminaron con todo, se vio obligado a presentar su renuncia a la presidencia de Bolivia.

Morales ignoró el mandato popular

Evo Morales gobernaba Bolivia desde el 22 de enero de 2006, llegó a la presidencia con múltiples expectativas y ante la admiración mundial que observaba cómo un indígena lograba por primera ocasión la presidencia de un país pequeño, pero importante para su región.

Los problemas de Morales empezaron cuando manipuló la ley, según señalan expertos en el tema que han seguido de cerca la crisis de este país; el presidente modificó la constitución previamente para permitir las elecciones ininterrumpidas, lo que no fue bien visto ni dentro ni fuera de Bolivia.

El 21 de febrero de 2016, Evo Morales perdió un referéndum para lo que sería la cuarta reelección del líder cocalero en la presidencia de Bolivia; a partir de entonces la oposición trabajó con todo para la fecha clave, la del 20 de octubre de este año.

Todo indicaba que al menos habría segunda vuelta electoral, toda vez que Morales ignoró el mandato del referéndum de febrero de 2016 e intentó reelegirse. Todo iba más o menos bien incluso para Morales hasta que, misteriosamente, el sistema electoral simple y sencillamente… se cayó.

Te puede interesar: La desigualdad enfurece a Chile

Bolivia Carlos Mesa elecciones Evo Morales militares OEA referendum renuncia
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios