Internacional

Estados Unidos inaugura oficialmente su embajada en Jerusalén

Estados Unidos inauguró oficialmente su embajada en Jerusalén. Con esta inauguración, se cumple con la promesa del presidente Donald Trump al reconocer a la emblemática y controvertida ciudad como capital de Israel.

14-05-2018, 10:02:48 AM
embajada en Jerusalén

Estados Unidos abrió oficialmente el lunes su embajada en Jerusalén, cumpliendo con la promesa del presidente Donald Trump al reconocer a la emblemática y controvertida ciudad como capital de Israel.

“Hoy abrimos la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, Israel”, dijo el embajador estadounidense en Israel, David Friedman, al comienzo de la ceremonia inaugural a la que asistieron líderes israelíes y una delegación de Washington.

Tropas israelíes mataron al menos a 38 palestinos a lo largo de la frontera con Gaza después de que cientos de manifestantes se congregaron en la “Gran Marcha del Regreso”, en el 70 aniversario de la fundación de Israel, dijeron funcionarios de salud el lunes.

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Trump en diciembre enfureció a los palestinos, quienes señalan que Estados Unidos ya no puede ser un mediador honesto en ninguna negociación del proceso de paz israelí-palestino.

Los palestinos reclaman a Jerusalén Oriental como la capital del Estado que quieren establecer en los territorios ocupados por Israel de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Israel reclama que toda la ciudad, incluido el sector oriental que capturó en la Guerra de Oriente Medio de 1967 y que anexó como territorio propio, es su “capital eterna e indivisible”, una medida sin reconocimiento internacional.

Disturbios y protestas

Las protestas y disturbios en la valla fronteriza de Gaza se intensificaron previo a la ceremonia de apertura de la embajada, provocando la muerte de al menos 41 palestinos y más de mil 600 heridos.

Alrededor de 40 mil palestinos se congregaron desde la madrugada de este lunes en Gaza en las inmediciones de la línea fronteriza para expresar su rechazo a la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén y para participar en la llamada “Gran Marcha del Retorno”.

La marcha, convocada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), está prevista para culminar mañana 15 de mayo para marcar lo que los palestinos llaman la Nakba o “Catástrofe”, una referencia al establecimiento de Israel en 1948, cuando 750 mil personas fueron removidas por la fuerza de Palestina.

Decenas de inconformes lanzaron piedras contra tropas de las Fuerzas de Defensa Israelí en varias áreas en Cisjordania, incluidas las ciudades de Nablus, Ramalá, Hebrón y Belén, obligando a los soldados a responderles con gases lacrimógenos y disparos de balas de goma y reales.

El Ministerio de Salud en Gaza informó que soldados israelíes mataron a 41 palestinos que se manifestaban a lo largo de la frontera e hirieron a más de mil 600, en lo que calificó el día más sangriento en la Franja de Gaza desde la ofensiva militar “Marco Protector” de 2014.

En un comunicado, el Ejército informó que respondió con diversas medidas de disuasión contra los manifestantes que quemaron neumáticos y arrojaron piedras a los soldados en la valla fronteriza, en un intento de cruzarla.

“Las FDI dispararon granadas de gas y disparos de advertencia a los manifestantes en respuesta”, destacó la declaración militar, tras afirmar que tres terroristas que intentaron colocar un artefacto explosivo en el área de Rafah fueron abatidos.

Según el informe de las FDI, los extremistas muertos eran miembros de los aparatos de seguridad de Hamas, que intentaban cruzar la valla fronteriza para perpetrar atentados contra los soldados.

Las FDI informaron, en una declaración posterior, que aviones de combate atacaron cinco objetivos de Hamas en un campo de entrenamiento en Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, tras los intentos de sus militantes de colocar un artefacto explosivos en la valla y matar a sus soldados.

El Ejército advirtió a los manifestantes que Israel no toleraría ninguna violación de la valla fronteriza y acusó a Hamas de los actos de violencia registrados este lunes, según un reporte del sitio de noticias Ynetnews.

“Hamas está amenazando a los palestinos para que salgan y protesten cerca de la valla. Colocó a muchas mujeres en el frente en un esfuerzo por hacer que nos sea más difícil lidiar con objetivos terroristas, pero estamos preparados para frenar su actividad más allá de la valla y dentro de la Franja”, afirmó una fuente militar.

Ante la respuesta de las FDI contra los manifestantes, el gobierno palestino pidió “una intervención internacional inmediata y urgente para detener la masacre cometida por las fuerzas de ocupación israelíes contra los manifestantes en Gaza”.

En una declaración, el primer ministro palestino, Rami Hamdallah, acusó a Estados Unidos de “flagrantes violaciones del derecho internacional” por la apertura de su embajada en Jerusalén y por hacerlo en víspera de la Nakba.

“Elegir un día trágico en la historia palestina (abrir la embajada de Jerusalén) muestra una gran insensibilidad y una falta de respeto por los principios básicos del proceso de paz”, apuntó Hamdallah.

Los gobiernos árabes e islámicos deben tomar medidas para “detener el derramamiento de sangre del pueblo palestino y respaldar a los líderes palestinos en su lucha contra la agresión de la ocupación israelí”, subrayó el primer ministro.

En tanto, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), la única representante legítima del pueblo palestino, convocó una huelga general en Cisjordania y Gaza para mañana martes como una condena por los muertos registrados este lunes.

El paro fue convocado por Wasel Abu Yousef, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, “para llorar el martirio” de los asesinados en Gaza, informó la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

Leer: Qué impacto tendrá el reconocimiento de Jerusalén por parte de Trump

También podría interesarte:

Comentarios