Internacional

Cuáles son los efectos que el refresco de dieta produce en el cerebro

Un estudio de la Universidad de Boston y la Asociación Estadounidense del Corazón reveló que el consumo de refrescos de dieta aumenta el riesgo de padecer infartos cerebrales, demencia y Alzheimer.

17-07-2018, 12:01:02 PM
refrescos de dieta

El consumo de bebidas o refrescos de dieta aumenta el riesgo de padecer infartos cerebrales, demencia y Alzheimer, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Boston.

A raíz de la reforma fiscal de 2014, que incluyó un impuesto de un peso por litro a las a las bebidas azucaradas, la oferta de bebidas y refrescos de dieta aumentó drásticamente: en tan solo 5 años, el valor de mercado de las bebidas bajas en azúcar en México creció 33.5%, de acuerdo con datos de Euromonitor

Leer: Los mexicanos le hacen el feo al sabor dulce de Coca-Cola

Sin embargo, las refresqueras ahora usan en algunos sustitutos de azúcar como aspartame, sucralosa o acesulfame de potasio que han sido señalados como una fuente de adicción para los niños pequeños, ya que suelen ser más dulces que el azúcar.

Sin embargo, una investigación realizada por la Universidad de Boston y la Asociación Estadounidense del Corazón reveló que los riesgos del consumo de refrescos de dieta son aún mayores: puede tener consecuencias graves e irreversibles en el cerebro.

De acuerdo con el estudio, a mayor consumo de refrescos de dieta, mayor es el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular (o derrame cerebral) isquémico que ocurre cuando un coágulo impide que la sangre llegue al cerebro por unos instantes. Este tipo de accidente puede provocar problemas para caminar, hablar y entender; además de parálisis o entumecimiento del rostro, los brazos o las piernas.

La investigación también encontró que el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus es mayor para las personas que consumen frecuentemente bebidas endulzadas artificialmente -o de dieta- que las bebidas azucaradas naturalmente. Además, las personas que consumen de manera frecuente este tipo de bebidas son más propensas a sufrir demencia por enfermedad de Alzheimer.

“Nuestro estudio es el primero en encontrar una asociación entre la ingesta diaria de edulcorante artificial y un mayor riesgo de demencia como consecuencia de la enfermedad de Alzheimer”, asegura.

El estudio observó los hábitos de consumo de 4,372 personas (2,888 mayores de 45 años para su análisis de infarto cerebral y 1,484 mayores de 60 años para los análisis de demencia). Durante 7 años, los investigadores aplicaron frecuentemente cuestionarios para medir su consumo de bebidas azucaradas. Después vigilaron la salud de los pacientes durante 10 años para determinar quién desarrolló algún accidente cerebrovascular y/o demencia.

Al final del periodo de seguimiento, los investigadores encontraron 97 accidentes cerebrovasculares; es decir, o 3% de los participantes de la muestra, y 82 fueron isquémicos. También detectaron 81 casos de demencia, 5% de los participantes en la muestra de demencia del estudio. De ellos, 63 fueron diagnosticados con enfermedad de Alzheimer.

Si quieres ver el estudio completo, haz clic aquí.

También podría interesarte:

Comentarios