revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Internacional

Después de la tormenta… esto viene para Argentina y Latinoamérica

La tormenta que vivió Argentina este lunes ha encendido las alertas en los países de Latinoamérica, ya que son los más expuestos

13-08-2019, 10:46:07 AM
Argentina y América Latina

La sacudida de este lunes en los mercados financieros de Argentina dejó muy claro el problema que enfrenta ese país, mismo que se resume en una frase que atemoriza también en muchas otras naciones: desconfianza de los capitales financieros.

Es altamente probable que tan pronto como en octubre próximo el peronista Alberto Fernández se convierta en presidente y eso supone un cambio de rumbo hacia lo desconocido, o, mejor dicho, hacia tiempos non gratos que llevaron a la Argentina a padecer problemas que hasta la fecha subsisten. La clave es el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que este lunes quedó en medio de la tormenta ante unos inesperados resultados electorales que no dejan duda casi a nadie de que solamente un milagro evitará la derrota del presidente Mauricio Macri dentro de unas semanas.

Los inversionistas se preguntan cómo y qué ajustes hará el banco central para honrar los compromisos monetarios internacionales del país.

Los primeros efectos se sintieron este lunes con el desplome de 38% del índice Merval en la bolsa de valores de Buenos Aires, más una depreciación de casi 15% del peso argentino y el repunte de la tasa de referencia del banco central a niveles de 74% desde un previo de 60 unidades.

Este lunes sucedió una catástrofe financiera en el país sudamericano pero eso quizás solo sea el inicio, es probable que se haya marcado el punto de arranque para una crisis más profunda, una más en cuatro décadas de agobiantes colapsos económicos en ese país, marcado también por la influencia económica de regímenes políticos desde militares hasta de ultraderecha y extrema izquierda.

Lee: Argentina vive un lunes negro en los mercados tras elecciones primarias

Elecciones en Argentina
Reuters

Estos son los escenarios de corto plazo para los principales indicadores argentinos:

Reservas monetarias, el riesgo de la erosión

Las reservas monetarias del banco central argentino rebasan apenas los 60,000 millones de dólares, decimos que apenas porque su nivel parece modesto si observamos que en los próximos 24 meses el país debe enfrentar compromisos por 30,000 millones, es decir, la mitad de sus reservas ya están comprometidas y la otra mitad enfrentan el riesgo de la erosión ante la volatilidad cambiaria que registran los mercados locales; es una situación delicada para el país y un gran reto para el BCRA; cabe la posibilidad de una renegociación de la deuda del país, para disminuir la carga financiera pero eso supondrá un periodo de fuertes presiones para otros indicadores como el tipo de cambio, por cierto, ¿qué podría suceder con el peso argentino?

Argentina
Reuters

Peso, débil, muy débil

El peso argentino cayó casi 15% frente al dólar solamente en la sesión del lunes, pero es el inicio, existe la fuerte probabilidad de que retroceda más y que los próximos meses sea una divisa en extremo volátil. Analistas esperan que la moneda argentina experimente una depreciación de cuando menos 12%, e incluso de 15% este mismo año. Todo dependerá de la manera en la que los mercados vayan evaluando la situación en el país. Sin duda, el peso argentino tiene frente a sí un sombrío panorama.

Lee: Argentina y la guerra comercial golpean al peso y a la BMV

tasa de interés
Depositphotos El costo del dinero en Argentina se fue literalmente por las nubes.

Tasas, déjà vu ochentero

Argentina ha dado en los tres últimos años varios pasos hacia atrás; en muchos aspectos, este país en su economía se parece más a la década de los años ochenta del siglo pasado, que al actual siglo XXI.

Ojalá no siga este déjà vu porque los niveles actuales de tasas de interés en la década ochentera del siglo pasado, de 74%, solamente fueron el inicio de un periodo de hiperinflación que llevó al colapso de su economía y a la adopción de un sistema de tipo de cambio convertible, o caja de conversión, del peso contra el dólar, que llevó con los años a otro colapso financiero.

La mala noticia radica en que para muchos analistas la escalada del costo del dinero no ha terminado y el cielo es el límite, nada impide alzas adicionales en los meses siguientes.

Mauricio Macri
Reuters

Capitales, lejos de Argentina

Como señalamos, en los próximos meses este país sudamericano requerirá al menos 30,000 millones de dólares para pagar sus compromisos financieros en los mercados globales, una cifra que toma mayores proporciones si consideramos que los capitales internacionales tienen una marcada aversión al riesgo y en muchos casos se irán del país por un tiempo sin importar el nivel de tasa de interés que pague este país. Los capitales financieros estarán lejos de Argentina por un tiempo, dificultando la recuperación económica.

Argentina
Reuters

Latinoamérica, países más expuestos

En principio y debido a lo que señalamos al inicio de nuestro análisis respecto a que la debilidad de la economía argentina había disminuido su relevancia en el concierto económico regional, los efectos más adversos y directos están limitados a naciones como Uruguay, Paraguay, Venezuela, Colombia y Chile; Brasil, la economía más grande de la región, estaría moderadamente impactada y el golpe contra México sería muy limitado en el largo plazo por los escasos conectores económicos que existen entre ambas naciones.

Sin embargo, la volatilidad financiera pegará cada vez más en los mercados de la región, el contagio sería inevitable y en este sentido los costos todavía están para evaluarse.

Lee: Así es la crisis de Argentina que hace temblar a Latinoamérica