Internacional

Lecciones del caso Larry Nassar: La importancia de escuchar a un niño

En México cada año se cometen al menos 600 mil delitos sexuales al año, y de ellos, cuatro de cada diez son en menores de edad. En muchos de los casos, los niños mandan alertas que pueden evitar a tiempo el abuso. Estas son las lecciones del caso Larry Nassar.

25-01-2018, 5:15:34 PM
caso larry nassar

El caso Larry Nassar es un foco rojo para cualquier sociedad.

Conocer las señales de alerta que pueden indicar un posible abuso sexual en menores no es la única forma de actuar ante este problema, de hecho los expertos recomiendan programas específicos de educación, tanto para niños como para sus padres, a fin de prevenirlo.

Esa es una de las lecciones que deja el caso del médico estadounidense Larry Nassar, condenado esta semana a una pena de entre 40 y 175 años de prisión, por haber abusado sexualmente de decenas de menores edad, muchas de ellas gimnastas del equipo olímpico de ese país.

1. No dudes de tus hijos

Entre los testimonios que fueron escuchados en el caso Larry Nassar por la juez que lo encontró culpable, se destacó el de Kyle Stephens, cuya familia era amiga del acusado. La joven mujer aseguró en el estrado que el médico abusó de ella por primera vez a los seis años.

A los doce Stephens les dijo a sus padres que Nassar se frotaba el pene erecto con sus pies descalzos, pero los progenitores no le creyeron, incluso la obligaron a pedirle una disculpa.

2. Escucha

En ese tenor, la organización internacional Save the Children enfatiza que los niños tienen derecho a ser escuchados, por ende, dudar de lo que expresan no solo los pone en riesgo.

Hay que “potenciar el derecho de los niños a ser escuchados: debemos comprender qué quieren decir, pero especialmente, debemos entender que se esconde en lo que no dicen”, detalla Save the Children en un informe de difusión para prevenir el abuso sexual.

De igual forma, “además de escuchar a los niños, para evitar el abuso sexual es importante dar una educación para prevenir este problema”, dijo a Alto Nivel la psicóloga educativa Belinda Rodríguez.

3. Prevenir otro caso Larry Nassar

De acuerdo con Save the Children “todo abuso es un abuso de poder”, por ende si no se le cree al menor se le está revictimizando. “Tenemos que manejar el hecho de que a un niño (abusado) se le ha retirado su poder y debemos encontrar el modo de devolvérselo”, asevera el documento del colectivo dedicado a la protección de la infancia.

Según esa misma ONG, en nuestro país cuatro de cada diez delitos sexuales son en personas menores de edad. “En México cada año se cometen al menos 600 mil delitos sexuales”.

El problema se agrava porque existe un importante subregistro en la mayoría de las entidades del país. De hecho Save the Children recomienda a las autoridades mexicanas “crear inmediatamente un sistema de recolección de datos homologado sobre casos de violencia sexual”.

Foto: Reuters. Una escena durante el juicio del caso Larry Nassar.

4. Vigilar quién está cerca de tu hijo

Datos de la Encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares, elaborada por el INEGI, revelaron que una de cada diez mujeres mexicanas de 15 años en adelante fueron abusadas sexualmente en la infancia. Lo peor es que los principales agresores suelen ser familiares o alguna otra persona conocida por la víctima.

Eso es lo que sucedió al menos con las 156 víctimas del caso Larry Nassar, pues el galeno era ampliamente conocido por la comunidad deportiva de Estados Unidos, toda vez que prestó sus servicios profesionales -por más de una década- en la Federación de Gimnasia de ese país.

Las madres de algunas de sus víctimas declararon que el médico se ganó la confianza de decenas de familias, que no dudaban en enviar a sus hijas a su consultorio cuando las menores presentaban alguna lesión.

5. Educación sexual

Al respecto, la psicóloga clínica María Calvente, autora de la página web Rompamos el Silencio enfatiza que “lo fundamental es crear en la familia un clima de confianza y apertura para que el niño pueda hablar de lo que le ocurre”.

Y en esta labor, la escuela también juega un papel importante: En México, “en preescolar hay un programa precisamente para evitar el abuso sexual, en este –de manera clara- se les hace ver a los niños que su cuerpo es privado y que nadie debe tocarlo”, detalla Belinda Rodríguez, quien cuenta con una experiencia de más de treinta años como psicóloga educativa.

“La mejor forma de evitar el abuso sexual es educando a los pequeñitos y a sus padres”, y en esto las instituciones educativas juegan un papel esencial, añade Rodríguez.

La Encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía detalla que en México existen 46.5 millones de mujeres mayores de 15 años, por ende 4.4 millones sufrieron abusos sexuales cuando eran niñas, la cuarta parte de estas víctimas (1.1 millones) fueron obligadas a tener relaciones sexuales con amenazas o usando la fuerza.

En nuestro país el problema es tan grave que, si se considera a toda la población femenina, la violencia sexual es el segundo tipo más común de agresiones que padecen las mujeres mexicanas, de acuerdo con el INEGI.

Te recomendamos: 10 pasos para empoderar a los niños y fortalecer su liderazgo

Comentarios