Internacional

El botón nuclear no existe: este es el mecanismo para un ataque

No es real el dispositivo del que habló Trump. Para activar un ataque de estas características se requiere llevar a cabo un protocolo en el que participan varias personas. Te lo explicamos.

04-01-2018, 7:50:21 AM
trump
Reuters.

La posibilidad de desatar una guerra nuclear a partir de presionar un botón es solo una leyenda que ha sido alimentada por la industria cinematográfica estadounidense, pues en realidad no existe un dispositivo de esas características en la Casa Blanca, tal y como aseguró esta semana Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos afirmó en su cuenta de Twitter que él posee un botón nuclear “más grande y poderoso” en comparación con el del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Esta afirmación fue la respuesta de Trump a la amenaza del norcoreano, quien en un mensaje de año nuevo afirmó que el territorio estadounidense está en el rango de las armas nucleares que posee el país asiático.

Ver: Corea del Norte o Estados Unidos, ¿qué país cuenta con más armas?

Sin embargo, en realidad no existe tal botón, ni en Estados Unidos, ni en ningún otro país que cuente con armas nucleares, ya que el procedimiento para activarlas implica llevar a cabo todo un protocolo que involucra a varias personas, no solo al presidente de Estados Unidos, como te mostramos a continuación.

1. Primero hay que identificarse

De acuerdo con un reporte del diario New York Times, hay tantos procedimientos para llevar a cabo un ataque nuclear, como el número de naciones que poseen este tipo de armamento. Es decir, cada país tiene su propia metodología en caso de que decida utilizar un arma nuclear, lo cual no ha ocurrido desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

En el caso de Estados Unidos, si el presidente ordenara un ataque nuclear, primero debe identificarse plenamente para que no haya ningún tipo de duda sobre su identidad, pues el titular del Poder Ejecutivo del país vecino no requiere la autorización de nadie para ordenar el uso de armas nucleares, de ahí que no debe quedar ninguna duda de que es el mismo mandatario en persona el que decide una acción de este tipo.

La identificación se lleva a cabo ante los militares del Pentágono (Departamento de Defensa de Estados Unidos) que participan en el procedimiento para lanzar un ataque nuclear.

2. En vez de botón hay una “pelota”

En lugar de un botón, el presidente de Estados Unidos siempre tiene cerca y a la mano un maletín de color negro custodiado por algún militar. A esta maleta, hecha de metal recubierto en piel, que pesa 20 kilos, se le conoce como la “pelota de futbol”.

Adentro no hay ningún dispositivo que se asemeje a un botón, en realidad en su interior se guardan los códigos de identificación del presidente, las claves para llevar a cabo un ataque nuclear, y un sistema de comunicación con el comando militar que monitorea las amenazas contra Estados Unidos.

3. La “galleta” de la discordia

Para ordenar cualquier ataque militar, el presidente estadounidense debe ponerse en contacto con el comando que controla el tipo de armas que se utilizarán. En el caso de que estas sean nucleares, existen códigos específicos que deben ser expresados por el mandatario, los cuales se encuentran escritos en una tarjeta a la que se le conoce como “galleta” (biscuit).

Sin esta última, ningún presidente de Estados Unidos estaría en posibilidad de ordenar el uso de armas nucleares, pues la plena identificación del titular del Ejecutivo es uno de los requisitos para activar el sistema.

4. Estrategia disuasoria

El potencial militar estadounidense, que incluye armas nucleares, está organizado en torno a una estrategia disuasoria que se integra por misiles balísticos intercontinentales, laboratorios, submarinos, bombarderos, e información satelital, por mencionar solo algunos de sus elementos.

De hecho, el Pentágono cuenta con un micrositio en internet en el que se detallan todos los componentes de esta estrategia.

5. El verdadero botón rojo

Tras el revuelo causado por el tuit de Donald Trump en respuesta al líder norcoreano, el exfotógrafo oficial de la Casa Blanca durante la administración de Barack Obama, el periodista Pete Souza, posteó en su cuenta de Instagram una imagen que muestra el único y verdadero botón rojo que existe en la oficina Oval del presidente de Estados Unidos.

Se trata de un dispositivo sobre el escritorio que sirve para llamar al valet cuando el mandatario de ese país quiere algo de comer o de beber.

Comentarios