revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Internacional

Así vivirá el Chapo Guzmán en una prisión de extrema seguridad en EU

Tras ser condenado a cadena perpetua, el Chapo Guzmán pasó su primera noche en una cárcel de máxima seguridad en Colorado, en Estados Unidos

19-07-2019, 9:34:32 AM

Por Surya Palacios @suryapalacios

El complejo penitenciario ADX Florence, en el desértico estado de Colorado, acoge desde la noche del jueves al narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, condenado esta semana a cadena perpetua, más treinta años, por una Corte federal en Nueva York.

Entre las prisiones de su tipo, esta cárcel posee el mayor nivel de seguridad al contar incluso con dos áreas especiales para aquellos delincuentes considerados muy peligrosos, dentro de una población extremadamente antisocial, que tiene pocas posibilidades de rehabilitarse.

Entre los inquilinos de esta prisión, que es manejada por el gobierno federal estadounidense, están Dzhojar Tsárnayev, culpable del atentado en el maratón de Boston (2013); Zacarías Moussaoui y Ramzi Yousef, exmiembros de Al Qaeda; y Theodore Kaczynski, el matemático de Harvard conocido como el Unabomber.

Según Jeffrey Lichtman, uno de los abogados de Guzmán Loera, el traslado a la penitenciaría de Colorado se llevó a cabo sin considerar que la defensa había pedido que el reo permaneciera 60 días más en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, con el fin de preparar la apelación de la condena.

Las autoridades estadounidenses les negaron ese plazo, y unas horas después de que se dictó la sentencia, quien fuera el líder del cártel de Sinaloa voló primero en helicóptero, y luego en avión, a la cárcel en la que pasará el resto de su vida.

El defensor del Chapo dijo a la prensa que apelará la sentencia a cadena perpetua impuesta a su cliente. Esto se llevará a cabo en una Corte de Apelación compuesta por tres jueces, que son los que determinan si el veredicto fue dictado con apego a la legalidad.

En caso de que la condena sea ratificada por esa instancia, se puede pedir una revisión en la Corte de Apelación del Circuito federal. Prácticamente las esperanzas de cualquier reo se desvanecen si esta Corte no los favorece, pues la última instancia, la Corte Suprema de Estados Unidos, rara vez admite analizar este tipo de casos.

Joaquín "el Chapo" Guzmán
Reuters

Sin sol y sin sonidos

La penitenciaría a la que fue enviado el capo mexicano cuenta con cinco módulos que albergan, según su peligrosidad, a 384 presos. Fue inaugurada en 1994 para controlar a los delincuentes problemáticos de otras prisiones federales, y a los condenados por crímenes de extrema gravedad.

Se le conoce como el Alcatraz de las Rocosas, en referencia a la isla-prisión que fuera cárcel de máxima seguridad en los años treinta del siglo XX, frente a la Bahía de San Francisco. Se trata de un vasto complejo en el que los internos permanecen 23 horas al día en una celda -insonorizada- de siete metros cuadrados.

Ningún sonido sale al exterior, y lo único que pueden escuchar los presos que provenga de fuera, es la alarma que avisa la apertura de una de las dos puertas de acero de la reducida estancia.

Reuters El Chapo

Una sola vez al día se activa ese mecanismo para que el reo salga a tomar el sol durante una hora, dentro de una jaula al aire libre, pues en esa prisión no se permite que los internos deambulen fuera de sus celdas.

Ocasionalmente, previa autorización del Buró Federal de Prisiones estadounidense, el Chapo Guzmán podrá recibir la visita de sus abogados, para ello primero deberá estar esposado de manos y portar grilletes en los pies. Una vez que se cuenta con esa medida de seguridad, será escoltado por un guardia a una sala de visita especial.

El contacto físico con sus defensores no se garantiza, ya que el preso puede ser ubicado en una sala que posee una cámara de circuito cerrado, que lo comunica con quien esté en un área contigua, que cuenta con los mismos dispositivos.

Chapo Guzman

Si corre con suerte, otro protocolo que podría permitírsele al capo mexicano, para la comunicación con sus abogados, es el que se efectúa a través de un auricular telefónico, detrás de una ventana con doble vidrio, en un cubículo con bancos de concreto.

A diferencia de lo que ocurre en las cárceles de México, incluso en aquellas de máxima seguridad de donde el Chapo se escapó dos veces, en la prisión de ADX Florence no se permiten las visitas conyugales.

En este complejo penitenciario tampoco hay actividades recreativas, ni programas de reeducación o rehabilitación. La única distracción autorizada es la lectura de libros, provenientes de la biblioteca de la prisión.

corrupcion
archivo

Si bien el uniforme reglamentario y la comida se le proporcionarán al Chapo Guzmán sin costo alguno, toda vez que los internos no pueden recibir del exterior ningún alimento, otros servicios, como los médicos y dentales, tienen un costo de alrededor de dos dólares la consulta.

Esa tarifa se le cobrará en caso de que el narcotraficante mexicano solicite visitar al doctor de la prisión por algún padecimiento general, que no sea crónico o de emergencia, pues el tratamiento para estos últimos es gratuito.

Los reos no pueden manejar dinero dentro de ADX Florence, los pagos para este tipo de servicios se realizan a través de una tarjeta especial, en la que los familiares del preso deben realizar un depósito previo.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios