Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Inconformidades de médicos por vacunas contra Covid-19 ya se dirimen en tribunales

16-02-2021, 3:03:21 PM Por:
Médicos Vacuna CovId 19
© Reuters

Ciudadanos promueven amparos por la omisión de aplicar la segunda dosis del biológico, además de que se cuestiona el plan de vacunación oficial.

Médicos que no han recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer, galenos que se quejan de un trato discriminatorio por no haber sido vacunados en la primera fase del proceso, y el cuestionamiento de todo el plan de vacunación oficial, son algunos de los temas que han llegado a los juzgados de Distrito en al menos media docena de juicios de amparo, con los que los quejosos pretenden obtener la protección de sus derechos humanos.

Este martes, el Juzgado Decimo Primero en materia Administrativa de la Ciudad de México admitió la demanda de un médico que solicita la aplicación de la segunda dosis del biológico de Pfizer, aunque en este juicio se negó la suspensión provisional, por lo que el tema de fondo se resolverá en la audiencia constitucional que fue fijada por el juez para el próximo 9 de abril.

Desperdicio de vacunas

En entrevista con ALTO NIVEL, el médico demandante, quien pidió mantener su nombre en el anonimato, explica que su intención “era evitar que se desperdiciara la primera dosis de la vacuna” que ya le aplicaron, pues al pasar más de 42 días desde la primera inoculación, “en realidad la protección del biológico ya no está garantizada”.

“Todas las recomendaciones científicas, del mismo laboratorio, y de expertos internacionales y nacionales, establecen que la protección que se da con una sola dosis es mucho menor, y si no se aplica en tiempo la segunda, pasados tres meses se debe repetir el esquema completo, es decir, volver a aplicar las dos vacunas”.

En este caso, aunque la demanda de amparo se promovió antes de los 42 días de la aplicación de la primera dosis que recibió este médico, al negársele la suspensión provisional, y cumplido el plazo referido, en los hechos la protección del biológico será menor y dejará de tener efecto transcurridos tres meses, independientemente de si se le aplica la segunda dosis.

Como ya no se aplicó la segunda, de acuerdo con lo que dice el laboratorio y la misma Organización Mundial de la Salud, no se generarán los anticuerpos porque no está el esquema completo”, apunta.

El laboratorio Pfizer establece que las dos dosis de su vacuna deben aplicarse con una diferencia de 21 días, en tanto que la OMS amplió ese plazo a un máximo de 42 días, considerando los retrasos en la distribución del biológico, registrados en enero pasado, por la ampliación de la fábrica de la empresa ubicada en Bélgica.

El médico demandante, quien está siendo asesorado jurídicamente por el colectivo Lex Artis Médica, enfatiza que los retrasos en la aplicación de la segunda dosis de cualquier vacuna, propicia en realidad “que la protección no se desarrolle”, adecuadamente. Por lo que -en su opinión- se están desperdiciando las vacunas. “Al final uno se tendrá que volver a vacunar de manera completa” en forma adecuada, lamentó.

Aplicación discriminatoria

A su vez, Ángel Gutiérrez, médico y abogado del estado de Chihuahua, y miembro de la organización Lex Artis Médica, ha promovido otros amparos quejándose de la desorganización que impera en el plan gubernamental establecido para la vacunación del personal de salud.

Por ejemplo, en la primera etapa, en Chihuahua se vacunó a los galenos de una clínica que no atiende a pacientes con Covid-19, y se dejó de vacunar a los médicos de un hospital administrado por el gobierno local donde se reciben a enfermos graves de esta enfermedad.

El día que les tocaba se suspendió la vacunación”, mientras que el personal de la clínica regional -que no atiende Covid-19, ni tiene infraestructura para ello- quedó sin vacunas, “lo que es un trato discriminatorio, (que) demandamos en amparo”, dice Gutiérrez.

Como abogado, Ángel Gutiérrez ha experimentado innumerables retrasos de parte de juzgados y tribunales federales que, por la pandemia, solo están recibiendo demandas de amparo para casos urgentes.

Sin embargo, aunque todo lo relacionado con el derecho humano a la salud es precisamente de carácter prioritario, según lo ha señalado el Consejo de la Judicatura Federal, muchos de estos juicios “quedan solo en lo anecdótico”, comenta Gutiérrez, pues los juzgados también tardan en notificar a los promoventes del amparo, lo que propicia que se venzan los plazos que deben cumplirse en este tipo de juicios.

Plan desordenado

Otro tema que está llegando a los juzgados federales, relacionado con las vacunas en contra del Covid-19, es la desorganización y los pocos detalles que caracterizan al plan nacional de vacunación del gobierno federal. En específico se está demandando en amparo la “omisión de señalar en el Programa de Vacunación la aplicación en favor de la quejosa de la vacuna contra el virus SARS COV-2”.

Según los acuerdos publicados por el Juzgado Décimo Primero de Distrito en materia Administrativa de la Ciudad de México, estas demandas de amparo no pueden admitirse de inmediato porque el quejoso tiene que subsanar algunas omisiones en su escrito, las cuales se generan justo por las imprecisiones del plan nacional de vacunación.

Por ejemplo, la estrategia del gobierno federal no tiene una autoridad directa que sea responsable de la planificación y aplicación de las vacunas, pues en este tema han intervenido desde el secretario de Hacienda, Arturo Herrera; el Canciller Marcelo Ebrard; el secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval; y por supuesto, el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, y el subsecretario de esa dependencia, Hugo López Gatell.

Si bien en este amparo se demanda como autoridad responsable a la Secretaría de Salud, también se le pide al quejoso que detalle quién es la autoridad que en su entorno inmediato se encarga de la vacunación, un dato que -hasta ahora- ningún mexicano puede saber, pues se ha estado improvisando, o resolviendo día a día, la instalación de los módulos de vacunación.

Todas estas falencias en la estrategia del gobierno federal, que impactan en la esfera jurídica de los ciudadanos, lesionando su derecho a la salud, son producto de la centralización ejercida por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador quien, para la aplicación de las vacunas en contra del Covid-19, decidió no utilizar el sistema nacional de vacunación, el cual funcionaba de manera descentralizada, involucrando a todas las autoridades sanitarias de las entidades federativas.

En enero pasado, el médico infectólogo Alejandro Macías, quien estuvo a cargo de enfrentar en México la epidemia de H1N1 en 2009, dijo a ALTO NIVEL que, a través de ese sistema, nuestro país tenía capacidad para vacunar a centenares de miles de personas diariamente. Ante la actual situación, considerando que de cualquier forma se cuenta con pocos biológicos, Macías recomienda que debemos seguir cuidándonos y tener paciencia, porque la pandemia de coronavirus “no se va a solucionar” con la vacunación por el momento.

mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios