Actualidad

Huelga de Honda advertencia a empresas

Esta acción produjo el cese de las actividades de fábricas de ensamblado de vehículos que funcionan en sociedad con empresas chinas.

04-06-2010, 10:17:14 AM
4 de junio de 2010

La huelga de los empleados chinos de una fábrica de componentes de la compañía automovilística nipona Honda podría llevar a numerosas empresas presentes en China a revisar su estrategia, basada hasta ahora en el empleo de una mano de obra barata y dócil.

Los empleados de Honda Auto Parts Manufacturing de Foshan (provincia meridional de Guangdong) se declararon en huelga durante varios días. Esta acción produjo el cese de las actividades de cuatro fábricas de ensamblado de vehículos del fabricante japonés que funcionan en sociedad con empresas manufactureras chinas en Guangzhu, capital de Guangdond, y en Wuhan (provincia de Hubei, centro), que se quedaron sin componentes.

Honda concedió finalmente un aumento salarial de 24% a los 1.900 empleados de la fábrica. Cobrarán ahora 1.910 yuanes por mes (228 euros). Los empleados comenzaron a trabajar el miércoles y el constructor espera reactivar el ensamblado de vehículos al final de la semana.

“Jamás habríamos imaginado que algo similar pudiese suceder”, reconoció Mamoru Kato, especialista del sector automotor en el Instituto de Investigación Tokai en Tokio. Para Kato “los empleados chinos podrían sentirse alentados a reivindicar aun más, lo que aumentará necesariamente los costos de producción”.

La ola de suicidios en las fábricas del taiwanés Foxconn Technology en China sacaron a la luz una vez más las rudas condiciones de vida de los obreros del país. El grupo, subcontratista de multinacionales como Dell, Apple y Hewlett-Packard, aumentó desde entonces en un 30% los salarios en China.

La huelga de Honda mostró por su parte que los obreros locales podían también movilizarse y las empresas extranjeras debían tener en cuenta este parámetro, a pesar de que las autoridades chinas prohíban el sindicalismo independiente.

“Los salarios son muy bajos y las condiciones de trabajo mediocres”, destaca Yang Lixiong, profesor en la Universidad Renmin de Pekín. Según la Federación de Sindicatos de China, organización sindical única y “oficial” del país, casi un trabajador sobre cuatro en china no vio su sueldo evolucionar en cinco años.

La diferencia entre un asalariado chino y uno extranjero es además fuente de frustración: el personal local de Honda se quejaba de que le pagaban 50 veces menos que los japoneses que trabajan en la misma fábrica.

El aumento salarial decidido en Honda y en Foxconn no serían necesariamente malas noticias para los fabricantes. Teóricamente una mejor remuneración genera consumidores más propensos a gastar.

“Con el crecimiento de la economía china y los ingresos de la población las empresas deben rever sus estrategias”, estima Tatsuya Mizuno, especialista del sector automotor en Mizuno Credit Advisory.

Los industriales japoneses comenzaron a repartir más ampliamente sus fábricas y subcontratistas en Asia, para continuar beneficiando de una mano de obra barata más allá de China, en países tales como Vietnam.

En paralelo, aumentan la producción de algunos de sus productos en China para seguir el crecimiento de la demanda local, en particular en el sector automotor el más importante a nivel mundial en este país.

.www.altonivel.com.mx

También podría interesarte:

Comentarios