Buscador
Ver revista digital
Actualidad

¿Es legal usar gases o inmovilizadores como defensa personal?

27-02-2020, 10:13:22 AM Por:
Gas pimienta
© Depositphotos

En algunas entidades sí están prohibidos, aunque todo depende de cómo se utilicen estos dispositivos

La defensa legítima es aquella con la que se repele una agresión real, actual o inminente, para proteger nuestra vida e integridad, así como nuestros bienes. Se trata de una de las “causas de exclusión” del delito que se contemplan en todos los Códigos penales de nuestro país, por ende, en términos generales, una mujer puede utilizar aerosoles con gas pimienta o inmovilizadores, sin que ello signifique que está cometiendo una conducta indebida o un delito.

En México, este tipo de dispositivos no tienen una regulación uniforme, de hecho, el Código Penal Federal no los contempla, mientras que en estados como Puebla o Jalisco su portación puede ser sancionada si el artefacto se utiliza sin una causa justificada.

Ante el incremento de la inseguridad pública en general, y la violencia en contra de la mujer en lo particular, las ventas de espráis de defensa personal e inmovilizadores han aumentado en el comercio informal, y también a través de internet. De hecho, su importación no está prohibida, pues estos dispositivos pueden comprarse en línea en tiendas de Estados Unidos que envían sus productos a nuestro país.

Lee: ¿Por qué la mayoría de los femincidios en México quedan impunes?

No estás cometiendo un delito

Si eres mujer mayor de edad, y utilizas un gas o un inmovilizador para evitar que te asalten o te secuestren, no estás cometiendo ningún delito, te estás defendiendo, y aunque el agresor resulte lesionado ningún Ministerio Público puede acusarte por ello. Sin embargo, es importante saber cómo utilizar estos dispositivos, cuándo es recomendable hacerlo, y conocer cuál será la magnitud del posible daño que reciba el atacante.

La defensa propia si bien es legítima y no está penalizada en México, antes de que compres un gas o un taser, como también se les conoce a los inmovilizadores, debes estar consciente de que si te amenazan con un arma de fuego lo mejor es no utilizarlos, pues podrías poner en riesgo tu vida. De igual forma, si eres padre o madre de familia, tus hijas e hijos menores de edad no deben portar ni usar estos aparatos, ya que -debido a su juventud- el riesgo de que ellos mismos resulten lastimados aumenta.

En lo general, los adultos, y sobre todo las mujeres adultas, podemos defendernos usando estos dispositivos, siempre y cuando la amenaza sea real, pues si el gas o el inmovilizador se utilizan para agredir, sin razón o motivo aparente, entonces sí se comete el delito de lesiones.

Taser
Depositphotos

Mostrarlo sirve como disuasor

Ante las enormes deficiencias de las autoridades, los gases e inmovilizadores son una alternativa para la defensa personal de las mujeres mexicanas, sin embargo, no son la única solución para los problemas de violencia e inseguridad que padecemos en nuestro país. Hay que reducir al máximo la posibilidad de sufrir un ataque o asalto, observando cuidadosamente nuestro entorno, para evitar realizar actividades que nos pongan en riesgo.

Por ejemplo, no saques efectivo de los cajeros automáticos, trata de hacer la mayoría de tus compras con tarjeta de debido, o a través de operaciones electrónicas. Cuando acudas al cajero, saca poco dinero, no vayas de noche, no elijas cajeros o bancos que estén en lugares aislados o solitarios.

En las tiendas de autoservicio, donde también han aumentado los robos y asaltos a mujeres, no dejes tu bolsa en el carrito, ciérrala y mantenla al frente de tu cuerpo, de hecho, es mejor ir al súper con una bolso cruzado o bandolera para evitar que alguien intente robarte la cartera cuando tienes la bolsa al hombro, o colgada en uno de tus costados.

Si aun tomando todas estas precauciones decides comprar un espray o un inmovilizador debes portarlo en tu mano cuando estés en lugares públicos, o caminando en la calle, pues para defenderte de nada te sirve si lo dejas en el bolso. De hecho, mostrarlo también sirve como disuasor, pero ojo, no se trata que andes por la calle apuntándole a las personas con el gas, pues hacer eso te pone en riesgo.

Recomendamos: Por qué es importante mantener el tipo penal de feminicidio

Así está la regulación

También debes estar consciente que en algunas entidades del país los policías (preventivos o municipales) pueden intentar detenerte si te ven con un dispositivo de este tipo en la mano. Generalmente lo hacen para extorsionarte, sí, por desgracia, en México en ocasiones también debemos desconfiar de las fuerzas policiacas. No obstante, si no estás agrediendo a nadie, una detención de este tipo es ilegal.

El Código Penal de la Ciudad México, así como el Código Penal Federal, no mencionan en ninguno de sus artículos a estos dispositivos, ergo, lo que no está prohibido está permitido. Lo mismo sucede en Aguascalientes, Durango, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato e Hidalgo.

Las entidades que consideran a los “gases asfixiantes o tóxicos” como armas e instrumentos prohibidos son Puebla, Michoacán y el Estado de México. En Jalisco, el Código Penal establece, en su artículo 119, que se impondrán de diez a cincuenta días de multa, o de veinte a cien jornadas de trabajo a favor de la comunidad, a quien “regale, compre, venda o porte, sin causa justificada” algún instrumento que pueda ser utilizado para agredir, como lo son objetos pirotécnicos o que contengan material inflamable, corrosivo o explosivo.

A su vez, la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos menciona, en su artículo 41, que las “armas de gas” están sujetas a las disposiciones de esa norma. Sin embargo, como no se dan más detalles, este numeral no puede aplicarse en el caso de la portación o uso, para defensa personal, de los gases o inmovilizadores, pues toda legislación debe observar el principio de taxatividad, es decir, ser clara, específica y sin ambigüedades.

cdmx defensa personal feminicidios gas pimienta inmovilizadores secuestro taser violencia contra mujeres y niñas
mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios