revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

corona
174 decesos
3181 confirmados
9128 sospechosos
Actualidad

Entra en vigor la ley que cancela las inspecciones a tu empresa

Con la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana todos los negocios podrán dejar de recibir visitas de verificación en el ámbito federal

21-01-2020, 6:10:38 AM

Todos los negocios y empresas del país, sin importar su tamaño, podrán dejar de recibir visitas de vigilancia, inspección o verificación de parte de las autoridades federales, si sus titulares se inscriben en el padrón de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, una nueva norma aprobada en el Congreso mexicano en 2019, que este martes entra en vigor.

Esta ley pretende fomentar la cultura de la legalidad y el cumplimiento de las obligaciones de los negocios, a partir de que estos se registren -de manera voluntaria- en un padrón que habilitará la secretaría de Economía. A cambio, los integrantes del listado ya no serán objeto de vigilancia de parte de las distintas dependencias de la administración pública federal.

No obstante, la misma norma establece varias excepciones, pues el gobierno federal seguirá verificando los establecimientos mercantiles en áreas como la protección civil, el pago de impuestos, la protección al medioambiente, las actividades aduaneras, los derechos del consumidor, y en todo lo que se refiere al sector financiero.

¿Cómo funcionará?

Si tienes una empresa y quieres gozar de “los beneficios y facilidades administrativas” que acuerde la secretaría de Economía, deberás darte de alta en el padrón proporcionando tu nombre o razón social, el nombre de tu representante legal, si lo tienes, tu domicilio, y la descripción de la actividad económica que realizas.

El artículo 5 de la norma aclara que la inscripción será voluntaria, y esta se entenderá “como un acto de buena fe” por el que las personas beneficiarias manifestarán que cumplen con todas sus obligaciones regulatorias y fiscales. Al registrarte, tienes que manifestar, “bajo protesta de decir verdad”, que te comprometes a continuar cumpliendo.

De lo que se trata, según la exposición de motivos de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, es de evitar las extorsiones que padecen algunas empresas de parte de los inspectores.

¿Y después del registro?

Una vez inscrito se supone que tu negocio ya no recibirá visitas de inspección o vigilancia en todas las demás materias, de carácter federal, que no estén contempladas como excepciones en la ley. Sin embargo, de manera periódica las autoridades llevarán a cabo una selección de algunos de los inscritos, a fin de verificar si estos cumplen realmente con sus obligaciones.

El padrón que se creará para hacer efectiva esta norma será administrado por la Secretaría de Economía, a través de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), esta última es la dependencia que comprobará si aquellos que se inscribieron proporcionaron datos ciertos.

La muestra de los beneficiarios que será verificada por la Conamer inicialmente sería del 1% de los integrantes del padrón, pero esto fue eliminado en la versión final de la norma, por lo que ahora solo se trata de una selección “estratégica” que se llevará a cabo mediante el análisis de la información de los inscritos, de acuerdo con las actividades económicas que estos realicen.

En este caso, si te toca esa verificación aleatoria, y no estás cumpliendo con tus obligaciones, puedes ser sancionado perdiendo tu inscripción en el padrón, quedando sujeto a los procesos de vigilancia que de manera cotidiana realizan las autoridades.

¿Conviene inscribirse?

Debes evaluar puntualmente cuáles son las condiciones de tu empresa para saber si te conviene -o no- inscribirte en el padrón de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, pues las visitas de inspección de las autoridades municipales y de las entidades federativas no serán suspendidas, ya que esta ley solo tendrá algunos beneficios en el ámbito federal.

De igual forma, aunque seas parte de este registro, tu empresa seguirá siendo verificada por las autoridades fiscales, por las dependencias que inspeccionan los programas y medidas de protección civil, por la Procuraduría Federal del Consumidor, en caso de que vendas tus productos al público; y por las autoridades aduaneras, si exportas tu producción o importas mercancías o insumos.

Además, debes considerar que tu empresa puede ser elegida, de manera aleatoria, para verificar que efectivamente estás cumpliendo con todas tus obligaciones, por lo que cualquier irregularidad que hayas cometido, con o sin intención de hacerlo, será motivo no solo de una sanción en términos de esta ley, sino también de las demás normas que hayas incumplido.

Te puede interesar: Así es como el SAT te tendrá ‘bien checado’ con el Buzón Tributario

¿Control político?

Si bien la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana intenta fomentar la inversión y el crecimiento de los negocios, a partir de que estos no sean extorsionados por inspectores o funcionarios corruptos, no podemos soslayar que esta norma también puede ser utilizada como un mecanismo de control político.

La ley no aclara cuál será el tratamiento que reciban las empresas que decidan no inscribirse en el registro, pues rechazar ser parte de este padrón no significa que se esté incumpliendo con alguna obligación.

Otro aspecto que debemos tomar en cuenta es que la ley no detalla qué otros beneficios podrán recibir las empresas, además de la suspensión de las inspecciones. Esto último, se promete, será definido más adelante por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria.

Ver comentarios

Comentarios