revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Actualidad

¿Cómo va operar la Guardia Nacional?

El Congreso federal está a la espera de que el presidente envíe las tres iniciativas legales que regularán a la nueva corporación

07-03-2019, 1:17:23 PM
Guardia nacional

La Guardia Nacional operará mediante un esquema de despliegue territorial en 266 regiones del país, a fin de prevenir el delito, preservar la seguridad pública, recuperar la paz y combatir la delincuencia, de acuerdo con la Estrategia Nacional de Seguridad Pública  presentada en el Senado por el Ejecutivo federal.

Luego de ser declarada constitucional, tras obtener el aval de 17 legislaturas de igual número de entidades federativas, la reforma a la carta magna que crea la Guardia Nacional tendrá que promulgarse por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a fin de que se publique en el Diario Oficial de la Federación para que al día siguiente entre en vigor.

Inmediatamente después, las actividades de seguridad pública que ya realizan 35,745 militares en 150 coordinaciones territoriales –por fin- tendrán un sustento legal más allá de las órdenes emitidas por el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Lee: La Cámara de Diputados declarará constitucional a la Guardia Nacional 

De igual forma, se reanudará el reclutamiento de los hombres y mujeres interesados en formar parte de la nueva corporación, el cual fue suspendido en enero pasado tras las críticas recibidas, debido a que la convocatoria fue anunciada por López Obrador sin contar con el debido sustento legal.

Guardia nacional

¿Cómo se usará la fuerza pública?

Las Cámaras de Diputados y Senadores tendrán 60 días, a partir de la entrada en vigor de la reforma constitucional, para expedir la Ley de la Guardia Nacional, y 90 días para emitir una ley nacional que reglamente el uso de la fuerza, y otra para el registro de detenciones.

De igual forma, se realizarán modificaciones a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en tanto que el Ejecutivo federal deberá coordinarse con las entidades federativas para delimitar la participación que tendrá la Guardia Nacional en los estados y municipios.

Esto último cobra importancia debido a que los cambios hechos a 10 artículos de la Constitución establecen claramente que la competencia del nuevo cuerpo policiaco es federal, es decir, los delitos del fuero común, como el robo y el homicidio, seguirán a cargo de los estados, aunque mediante acuerdos de coordinación, la Guardia Nacional podrá participar en su prevención y combate.

Todo esto deberá ser detallado en la Ley de la Guardia Nacional cuya iniciativa, que será elaborada por el Ejecutivo federal, espera ser recibida en breve en el Congreso.¡

Sedena

No obstante, aun sin esta norma, la nueva corporación podrá operar en todo el país siguiendo lo que establecen los artículos 2 y 8 de la Ley de la Policía Federal, de acuerdo con el régimen transitorio que se estableció en la reforma a la carta magna.

En esos numerales se detalla que la Guardia Nacional se constituirá con elementos de las policías Federal, Militar y Naval, mediante acuerdos de carácter general que tiene que emitir el presidente de la República. Sus objetivos serán salvaguardar la vida, la integridad, la seguridad y los derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz en el ámbito federal.

En cuanto a la ley que regulará el uso de la fuerza pública, los cambios a la Constitución ordenan que en esta se detallen quiénes serán los sujetos que pueden ejercerla, así como sus derechos, obligaciones y facultades.

“Los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad, racionalidad y oportunidad” serán los que rijan su utilización, además de que la ley en comento deberá prever cuáles serán los métodos, técnicas y tácticas que utilizará la Guardia Nacional.

El empleo de armas incapacitantes, no letales y letales, así como las reglas sobre su portación, son otros factores que estarán contenidos en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza, de acuerdo con el artículo cuarto transitorio de la reforma constitucional aprobada.

Guardia nacionalarchivo

¿En qué debemos estar alertas?

La Guardia Nacional “tendrá un enfoque de proximidad con la ciudadanía y comunicación con la comunidad” en las 266 regiones donde estará presente, según la Estrategia Nacional de Seguridad que puede ser consultada en la Gaceta del Senado.

Justo en esta publicación, que solo reproduce el documento presentado por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, se detalla que la corporación será una institución policial “que realizará tareas de prevención e investigación de los delitos”.

Sin embargo, esto último, la investigación delictiva, no se contempla como una facultad de los guardias nacionales, a pesar de lo que dice la Estrategia Nacional de Seguridad, toda vez que no se reformó el artículo 21 constitucional, por lo que el Ministerio Público sigue siendo el encargado de la investigación de los delitos.

Deberemos estar muy pendientes de la forma en la que la Guardia Nacional auxiliará a las fiscalías tanto federal como de los estados, en lo que se refiere a la investigación de los ilícitos, lo cual deberá estar fundamentado en las leyes que regularán a la corporación, las cuales no deben exceder a lo establecido en la reforma a la carta magna.

De igual forma, la naturaleza dual de la operación de la guardia, con elementos que estarán adscritos a una institución civil, pero que tendrán una jerarquía y estructura militar, debe quedar detallada en las leyes que propondrá el Ejecutivo federal, de lo contrario se estaría faltando al principio de legalidad que establece que ninguna autoridad puede actuar si no existe una norma que la faculte expresamente.

Otro punto que los legisladores no deben soslayar, al momento de aprobar la regulación orgánica de la Guardia Nacional, es aquel que se refiere a la participación del Ejército en labores de seguridad pública, el cual tiene un plazo de cinco años, a partir de la entrada en vigor de la reforma constitucional.

La actuación castrense deberá ser “extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria” a las tareas de las corporaciones civiles, lo cual deberá ser informado al Senado por el presidente en un reporte anual.

Así mismo, cada año el mandatario federal estará obligado a presentar en la Cámara alta un informe sobre las actividades generales de la Guardia Nacional. Lo mismo sucederá con la estrategia elaborada por la Secretaría de Seguridad, que cada 12 meses será analizada y evaluada por el Senado, previa comparecencia del titular de esa dependencia.

Recomendamos: La ruta que seguirá la Guardia Nacional para empezar a operar 

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios