Actualidad

Boda Real duplicaría turismo

Además de la gran promoción turística para el Reino Unido, se espera que la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton duplique el número de visitantes.

20-04-2011, 8:37:35 AM
20 de Abril de 2011

La denominada “boda del siglo”, en la cual contraerán nupcias el príncipe Guillermo
y Kate Middleton, que se llevará a cabo el próximo 29 de abril en Londres,
podría duplicar el número de turistas, dijeron responsables del sector.

Se espera que lleguen 600 mil turistas adicionales, con lo cual se prevé el arribo de 1.1 millones de personas. Se planea que gasten alrededor de
50 millones de libras (82 millones de euros) mientras celebran la unión por las
calles de la capital inglesa.

Pero esto no es más que el corto plazo. Unos 2,000 millones de personas en
el mundo deberían ver en directo el enlace del segundo en la línea de sucesión
a la corona británica y su prometida.

Siguiendo el cortejo nupcial, las cámaras filmarán a lo largo del día
algunos de los lugares simbólicos de la capital británica: la magnífica abadía
de Westminster, el majestuoso palacio de Buckingham, el imponente paseo del Mall…
Para Londres, será la mejor publicidad y además, gratuita y planetaria.

“Esperamos que en los próximos años, los turistas vayan a venir
atraídos por la boda real y ésta vaya a generar un legado para turismo
británico”, dijo a la AFP Mark Di-Toro, portavoz de la agencia nacional
VisitBritain, quien recuerda que el turismo es la quinta industria del país.

“La boda reforzará seguramente la imagen de un país que dispone de una
cultura, una arquitectura y de una tradición ricas”, agrega Nadejda Popova,
analista del sector para la agencia de estudios de mercado Euromonitor.
“Esto también ayudará a promover el país, un impulso muy útil en estas
condiciones económicas difíciles”, subraya.

Precisamente, la boda atrae porque representa un soplo de aire fresco.
“Con los noticieros que lo muestran todo tan negro, creo que el público se
ha agarrado de lleno a esta historia de amor real”, señaló Keith Spicer,
director comercial de “Big Bus Tours“.

Esta empresa de autobuses turísticos de la capital, que tiene filiales en
Dubái, Hong Kong y Shanghai, prevé transportar más de 100,000 clientes este mes
en Londres, contra 90,000 en abril de 2010.

“La boda real va a aportar una ‘sensación de bienestar’ en Londres
durante las vacaciones de Pascua y los puentes de mayo, y va a atraer un mayor
número de turistas”, agregó Spicer.

La afluencia es segura, pero algunos expertos son menos afirmativos en
cuanto a los ingresos que pueden generar los miles de extranjeros. “No hay
duda de que habrá turistas, pero el impacto económico será probablemente
débil”, estimó Stefan Szymanski, profesor en la City University London.

“Londres está de todos modos invadida de turistas la mayor parte del
año, por lo que este acontecimiento no supondrá demasiada diferencia en los
ingresos turísticos globales”, señala.

Este experto reconoce, sin embargo, que el efecto publicitario será real.

La boda real “puede ser percibida como un tipo de publicidad del Reino
Unido como destino turístico”, dice señalando que si las autoridades
hubiesen tenido que contratar todas las páginas dedicadas al acontecimiento por
periódicos y revistas en todo el mundo, la factura hubiese sido muy elevada.

“Pero como en toda publicidad”, concluyó, “nunca se puede
estar seguro del impacto que puede tener en términos de ingresos”.