Actualidad

Países de AL deben mejorar distribución de ingreso

Ricardo Lagos dijo que en los últimos años el crecimiento se ha medido a través del PIB, lo cual no refleja necesariamente mejoras en el bienestar social.

19-04-2011, 8:02:52 AM
19 de Abril de 2011

Es necesario pensar en un nuevo pacto social, dijo el ex presidente de
Chile, Ricardo Lagos, al señalar que sólo así será posible construir una
sociedad más igualitaria en América Latina.

Para Lagos, es necesario impulsar una reforma tributaria que permita mejorar
la distribución de ingresos después de impuestos
.

Lagos señaló que en los últimos 65 años el crecimiento del Producto Interno
Bruto (PIB) se tomó como medida del crecimiento económico, y este, a su vez, se
transformó en el objetivo final de las políticas de desarrollo, pero no
implica, necesariamente, una mejora en los indicadores sociales, de salud o de
educación.

Destacó que varios países de América Latina, colocados en el nivel de
desarrollo medio, sienten como una meta cercana llegar al umbral de país
desarrollado pero en esta nueva etapa de la realidad latinoamericana, el tema
esencial es uno solo: la distribución del ingreso.

Indicó que no más allá de los próximos 10 años, Chile y Uruguay deberían ser
considerados países desarrollados
, si se entiende en esa categoría el que ha
alcanzado un ingreso por habitante de 20 mil dólares por año.

Otras razones para ello es que la economía China seguirá empujando el
crecimiento de la región, ya que cuando el país asiático crece un punto
porcentual, países como Chile crecen al menos un 0.4 por ciento.

Lagos consideró que no hay que confundir crecimiento económico con
desarrollo moderno sustentado en una distribución con equidad
.

“Hay que tener ‘crecimiento con igualdad’, pero a ello se llega por la vía
de la ‘igualdad para el crecimiento’. En Chile esa es la gran tarea: definir
qué tipo de sociedad se quiere construir durante los próximos 20 años, y
abordar, ahora, los cambios necesarios para sentar las bases de ese futuro”,
sentenció.

Manifestó que aquí es donde varios países de América Latina tienen una tarea
por cumplir pues los costos de la desigualdad son amplios y están debidamente
acreditados por las estadísticas.

Países más igualitarios del mundo desarrollado tienen menos homicidios por
cada 10 mil habitantes
que otros países más desiguales; países más igualitarios
tienen un menor porcentaje de la población en prisiones, exhiben un menor
consumo de drogas y, en general, tienen mayores oportunidades de vida que los
países más desiguales, dijo.

“Los latinoamericanos ya debemos saber que, más allá de los 20 mil dólares
percápita, comienza un territorio de nuevas verdades políticas y sociales, las
cuales solo traerán satisfacciones si hacemos bien las cosas”, concluyó.