Actualidad

Brasil sube impuesto a préstamos extranjeros

La medida tiene por objetivo de frenar la apreciación de su moneda y aliviar los “dolores” de sus manufactureros locales que exportan.

07-04-2011, 11:59:55 AM
7 de Abril de 2011

Brasil anunció el miércoles un incremento menor sobre créditos extranjeros
en un intento por frenar la incesante apreciación de su moneda, pero analistas
descartaron que la medida reduzca sustancialmente la marejada de dólares
fluyendo al país.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijo el miércoles que un mayor
impuesto en las denominadas operaciones financieras en transacciones externas
sería extendido para créditos extranjeros con vencimientos hasta por dos años,
comparado con el previo de hasta un año.

Algunos analistas descartaron inmediatamente la medida señalando que ilustra
la falta de buenas opciones que tiene el Gobierno de Brasil para frenar la
apreciación del real, que según algunas mediciones, es la moneda más sobrevalorada de las principales divisas.

“Esta es un medida muy
menor”
, dijo Enrique Alvarez, jefe de investigaciones de IDEAGlobal,
con sede en Nueva York. Mantega “no tiene una solución fácil para la
situación de la moneda en este punto y lo sabe”, agregó.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff ha implementado varios controles
de capital en los últimos meses para tratar de limitar las ganancias del real y
aliviar el dolor de los manufactureros locales, especialmente los exportadores.

La moneda ha sido impulsada por las
altas tasas de interés y por el fuerte gasto del gobierno a nivel local, así
como también por el exceso de liquidez del sistema financiero global.

El real superó el umbral de 1.60 por dólar el miércoles por primera vez
desde agosto del 2008, antes de retroceder a lo largo del día por las
especulaciones de que Mantega anunciaría medidas draconianas para controlar la
apreciación de la moneda.

Mantega resaltó que el gobierno quiere evitar medidas “drásticas”
que podrían dañar a la economía, pero no ofreció más detalles sobre qué pasos
podrían ser.

“Preferiría errar siendo cauto que en el otro extremo”, dijo.

Mantega agregó que las recientes medidas han evitado una apreciación aún
mayor de real, que estimó que podría haber llegado incluso a 1.50 dólares sin
intervención.

“Estamos evitando un fortalecimiento aún mayor” del real, dijo
Mantega.

Sin embargo, la estrategia de Mantega de un aumento fragmentado de los
impuestos y otras estrategias de control del real, también se han vuelto menos
efectivas en el tiempo mientras los inversores se dan cuenta de que el gobierno
no está dispuesto a tomar medidas más duras.

Fuentes de gobierno dijeron a Reuters la semana pasada que Rousseff había
determinado no tomar más medidas a favor del control de capitales, con la
esperanza de que una moneda más fuerte limitara el alza de la inflación.

Los mayores controles de capital podrían
llevar efectos del lado negativo como limitar la inversión extranjera
productiva
, aseguraron las fuentes. Sin embargo, también dijeron que la
presidenta podría cambiar de estrategia rápido si el real continúa apreciándose
en los niveles de 1.60 por dólar, como en los últimos días.

Mantega dijo que el gobierno no está considerando colocar impuestos a la
inversión extranjera directa, que podría ser la única forma frenar
sustancialmente los flujos de dólares.

(Reporte de Isabel Versiani)

También podría interesarte:

Comentarios