Actualidad

Diplomáticos EU espían países: WikiLeaks

El portal de Internet Wikileaks publicó documentos en donde el gobierno de EU pide a sus diplomáticos que espíe a los países que tienen presencia

29-11-2010, 1:02:08 PM

29 de diciembre de 2010

Recolección de inteligencia y tareas de espionaje son las peticiones que Estados Unidos hace a sus diplomáticos. Las actividades se basan en la obtención de número de tarjetas de crédito o de pasajero frecuente de líderes extranjeros de Naciones Unidas y jerarcas de distintos países.

Esta información fue publicada por el sitio Wikileaks y los diarios New York Times y The Guardian ha provocado en el mundo un gran número de reacciones.

Los documentos que se refieren a tareas tradicionalmente reservadas a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y otras agencias de espionaje, fueron transmitidos a embajadas estadounidenses en Africa, Medio Oriente, Europa oriental, América Latina y la misión de Washington ante la ONU.

Por ejemplo, un documento secreto enviado a diplomáticos en nombre de la secretaria de Estado Hillary Clinton en julio de 2009 ordena que se obtengan los detalles técnicos de los sistemas de comunicación de los principales funcionarios de la ONU, indica The Guardian.

Esto incluye palabras clave y códigos de encriptación personales utilizados en redes comerciales y privadas para comunicaciones oficiales.

El New York Times indica que un cable firmado por Clinton requiere a sus funcionarios en la ONU que obtengan “información biográfica y biométrica de los principales diplomáticos de Corea del Norte”.

The Guardian agrega que la orden también apuntaba a la recolección de datos del secretario general Ban Ki-moon, en especial sobre “su estilo de gerenciamiento y toma de decisiones al igual que su influencia sobre el secretariado”.

Washington también solicita los números de tarjetas de crédito, direcciones de correo electrónico, números de teléfono, fax e incluso los números de la cuentas de pasajero aéreo frecuente de jerarcas de Naciones Unidas.

La orden secreta para obtener “inteligencia humana nacional” fue enviada a las misiones de Estados Unidos en la ONU, Viena, Roma y 33 embajadas y consulados.

Naciones Unidas anunció horas después en un comunicado que “no se encuentra en posición de comentar sobre la autenticidad del documento que solicita información sobre sus funcionarios y sus actividades”.

De todas formas dijo confiar en que los Estados miembro respeten la inmunidad garantizada a la organización mundial.

Una orden similar enviada a nombre de Clinton en abril de 2009 busca la obtención de detalles sobre figuras clave en la República Democrática del Congo, Ruanda y Burundi, indica el Guardian.

La lista pide “información biográfica y biométrica, incluyendo la salud, opiniones sobre Estados Unidos, educación, grupo étnico… y manejo del idioma de figuras importantes y líderes en ascenso en la política, las fuerzas armadas, inteligencia, oposición, grupos étnicos, religiosos y el mundo empresarial”, de acuerdo al cable publicado por The Guardian en su sitio de Internet.

“Los datos deben incluir el correo electrónico, dirección, teléfono, fax, huellas digitales, imágenes faciales, ADN y escaneos del iris”.

The Guardian también divulga entre otras una orden enviada a El Cairo, Tel Aviv, Jerusalén, Ammán, Damasco y Riyad en que se piden los planes de viaje y los vehículos utilizados por los principales miembros del grupo palestino Hamas y de la Autoridad Palestina.

En un intento por desmerecer la información provista por WikiLeaks, el portavoz del departamento de Estado, Philip Crowley, dijo en su cuenta de Twitter que “…nuestros diplomáticos son diplomáticos. No son activos de inteligencia”.