Actualidad

Cumbre APEC entre tensiones

La cumbre que realizará la APEC en Japón durante el fin de semana se realizará en un ambiente de tensiones geopolíticas.

11-11-2010, 8:10:30 AM
11 de noviembre de 2010

El tema principal de la cumbre que realizarán los dirigentes del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) será el desarrollo del libre comercio en esta zona, que suma la mitad del PIB mundial. No obstante, las reuniones podrían verse perturbadas por tensiones geopolíticas.

México, Chile y Perú participarán en la cumbre los días 13 y 14 de noviembre en Yokohama, al sur de Tokio, junto a las tres primeras economías mundiales, Estados Unidos, China y Japón, y numerosas potencias intermedias como Rusia, Corea del Sur y Canadá, o emergentes como Indonesia y Tailandia.

Los mandatarios se pusieron de acuerdo el año pasado en Singapur para iniciar trabajos preparatorios para la creación de un inmenso espacio de libre comercio, que cubre 21 economías desde Asia oriental hasta las costas americanas del Pacífico.

Los expertos consideran sin embargo que las dificultades son inmensas para poder reducir las barreras arancelarias en el seno de un conjunto tan amplio.

“Los países de la región ya han creado un complejo entramado de cooperaciones comerciales; en el futuro todo esto seguirá siendo complicado y no tendremos un único acuerdo general para todo el mundo”, estima Ivan Tselichtchev, profesor de economía de la Universidad de gestión de Niigata (Japón).

La atención debería por lo tanto centrarse más en iniciativas concretas de grupos de Estados deseosos de avanzar más rápido.

Estados Unidos quiere así adherir al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), una pequeña zona de libre comercio limitada de momento a Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur.

Perú, Australia, Malasia y Vietnam negocian, al igual que Estados Unidos, para entrar en este círculo, mientras que Japón anunció de momento simplemente querer participar en las conversaciones.

El presidente estadounidense Barack Obama desearía formalizar la ampliación del TPP durante la cumbre de la APEC que acogerá en noviembre de 2011 en Hawai.

“Estados Unidos quiere seguir implicado en la región. Utilizar el TPP les permite partir de algo concreto, pero el proceso seguirá siendo gradual”, subraya Tselichtchev.

China no quiere quedarse al margen y ha manifestado su interés por el TPP, aunque prefiere conversar con los países de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), de los cuales siete pertenecen a la APEC, así como con Japón y Corea del Sur, para mantenerse en un marco exclusivamente asiático.

Sin embargo, la rivalidad entre Estados Unidos y China, cristalizada recientemente en torno al valor del yuan y la política monetaria del banco central estadounidense, podría emerger como telón de fondo de los debates.

Otras tensiones bilaterales amenazan también con pesar sobre la APEC, en primer lugar aquéllas que implican al país anfitrión.

Desde hace dos meses, Japón y China atraviesan una grave crisis diplomática por la cuestión de la soberanía sobre unas islas del mar de China oriental.

Ninguna cumbre entre dirigentes se pudo organizar desde entonces, y un encuentro entre el primer ministro japonés, Naoto Kan, y el presidente chino, Hu Jintao, está lejos de estar cerrado.

Tokio también está molesto con Moscú debido a una visita del presidente ruso, Dimitri Medvedev, a una de las cuatro islas Kuriles, anexionadas por Rusia tras la Segunda Guerra Mundial, y aún reivindicadas por Japón. Los dos países sin embargo parecían rebajar las tensiones y los dirigentes tenían previsto reunirse cara a cara.

Las relaciones entre Japón y Estados Unidos, antaño “piedra angular” de la política de Washington en Asia, siguen ensombrecidas por un contencioso sobre la mudanza de una base militar estadounidense en la isla de Okinawa (sur de Japón).