Actualidad

Mexone, el robot humanoide mexicano

El Cinvestav, del IPN, está desarrollando un robot humanoide con inteligencia artificial. Será uno de los más baratos y avanzados del mundo.

04-11-2010, 11:57:34 AM
4 de noviembre de 2010

El departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias Computacionales del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), unidad Guadalajara, está desarrollando un robot humanoide al que ha denominado “Mexone”.

El equipo de desarrollo está integrado por ocho estudiantes de doctorado y tres de maestría, y es liderado por Eduardo Bayro Corrochano, quien destacó será uno de los más avanzados a nivel mundial y tendrá un costo menor al de sus contrapartes internacionales.

El valor agregado que los desarrolladores mexicanos le han otorgado a este robot es una programación avanzada en inteligencia artificial.

¿Cómo es Mexone?

De acuerdo con el sitio de Internet Neomundo, el robot humanoide está controlado por dos computadoras de alto rendimiento que atenderán 80 dispositivos periféricos, con sensores de torque, de posición y además contarán con 12 Mems (Sistemas Microelectromecánicos) en cada extremidad inferior, que le permitirán escanear la superficie que está pisando y así lograr el balance requerido para mantenerse en pie.

Estas computadoras del tipo Athena y Poseidón, empleadas normalmente en sistemas de automatización, se encargarán de atender los numerosos sensores y adaptar los parámetros de los controladores, al tiempo que atenderán todos los procedimientos de datos e imágenes de alta velocidad.

Ambas computadoras estarán conectadas a un servidor inalámbrico que actúa como una extensión del cerebro artificial del robot, por lo que tendrá la capacidad de procesar mayor información.

El Mexone es un trabajo de largo plazo del que se pueden extender otros proyectos. Por el momento, a un año del inicio del androide han desarrollado la parte superior del robot (del pelvis a la cabeza), y esperan tener la parte inferior y hacer pruebas de caminado a finales de 2010.

Otro de los beneficios del desarrollo, es que tiene la posibilidad emplear los algoritmos ejecutados en la percepción del robot para aplicarlos en prototipos de cascos que guíen a los invidentes. Este avance también será de bajo costo (800 dólares), con la finalidad transferir la tecnología en menos de un año a instancias de seguridad social.

Se estima que una versión concluida del Mexone de sus primeros pasos a principios de 2011, y medirá un metro con cinco centímetros de altura, tendrá la habilidad de aprender por experiencia y podrá realizar actividades como hablar, caminar, subir escaleras y sentarse.