Actualidad

México, un Bicentenario dividido

México celebra el Bicentenario de la Independencia en medio de la mayor ola de violencia y el repunte de su crecimiento económico.

10-09-2010, 11:52:11 AM
10 de septiembre de 2010

La celebración del Bicentenario de la Independencia Mexicana, a celebrarse los días 15 y 16 de septiembre, llega en medio de dos escenarios opuestos: por un lado, un territorio azorado por la violencia ejercida por el crimen organizado; por el otro, una economía que comienza a mostrar signos de recuperación, lo que promete una ubicación destacada en los países emergentes.

Con motivo de la presentación de su cuarto informe de gobierno el pasado 2 de septiembre, el presidente de México, Felipe Calderón, afirmó: “Soy plenamente consciente de que en este último año el problema de la violencia se ha recrudecido. Esto producto, fundamentalmente, de una guerra cada vez más cruenta entre los grupos del crimen organizado”.

El crimen organizado, según cifras oficiales, ha dejado en México 28,228 muertos en lo que va de Gobierno de Calderón, que asumió el 1 de diciembre de 2006.

El mandatario mexicano ha dirigido todos sus esfuerzos en enfrentar a los múltiples cárteles de las drogas que operan en el país, pero los hechos violentos se suceden uno tras otro, como la matanza de 72 inmigrantes indocumentados de distintas nacionalidades que intentaban llegar a Estados Unidos apenas hace unos días.

La ola de violencia ha afectado severamente la vida en algunas partes del país, como en los estados de Chihuahua, Tamaulipas y Sinaloa, donde algunos ciudadanos evitan salir a la calle por la noche, miles de empresas han cerrado y cientos de personas han decidido marcharse a otras regiones.

A juicio del gobierno, el incremento de la violencia es un efecto directo de la presión que las autoridades ejercen sobre la delincuencia.

Los grupos de narcotraficantes mexicanos son considerados ya por algunos expertos como los más poderosos del planeta, después de los rusos y chinos, ya que son los principales proveedores de cocaína colombiana, marihuana y metanfetaminas para el mercado de EU, y su poder de fuego es equiparable al de un Ejército irregular.

La acción del gobierno, encabezada por miles de soldados y de una renovada y fortalecida Policía Federal (PF), ha logrado dar fuertes golpes a los criminales, con la captura de varios capos y la detención de unos 82,000 delincuentes vinculados al narcotráfico, y la incautación de drogas, vehículos, armas e inmuebles.

Las autoridades insisten en que el país tiene una tasa de homicidios dolosos por cada cien mil habitantes inferior a la de naciones como El Salvador (61), Sudáfrica (49.6), Venezuela (48), Colombia (37.3), Brasil (25.3) y Ecuador (18.1), la mayoría de los cuales son considerados más seguros que México (14.83).

Sin embargo, los criminales en México decapitan y desmembran a sus víctimas, accionan coches con explosivos, atacan medios de comunicación, y se enfrentan sin miramientos a las fuerzas de seguridad en plena calle, lo que aumenta la sensación de inseguridad.

México llega también a su cita histórica con un Congreso dividido, poco apoyo de la oposición y con los gobiernos locales en la lucha contra el crimen.

El país experimenta actualmente una recuperación económica importante, el Producto Interior Bruto (PIB) creció en el segundo trimestre del año 7.6% y 4.3% en el primero, después de contraerse 6,5% en 2009.

Las instituciones económicas internacionales y el Gobierno esperan este año un crecimiento de entre 4% y 5%, panorama que, sin embargo, podría verse afectado ante los crecientes riesgos de una nueva desaceleración económica en EU.

No obstante, el país captó un total de 12,239.4 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) durante el primer semestre de 2010, lo que supone un incremento de 27.7% con respecto al mismo periodo de 2009, lo que augura un buen año para la industria.

Otro sector que se recupera es el turismo, que en el primer semestre del año incrementó sus ingresos en 7.3% con respecto al mismo periodo del año anterior, y la producción de automóviles, que creció entre enero y julio un 76.8 por ciento.

México, que ha perdido terreno frente a naciones emergentes como Brasil, tiene pendiente de diversificar sus exportaciones, 80% de las cuales destina a EU.

www.altonivel.com.mx

También podría interesarte:

Comentarios