Actualidad

Estrategia de Inclusión Financiera

Gobiernos e instituciones financieras buscan cerrar las brechas financiera entre ricos y pobres y el campo y las urbes.

02-09-2010, 12:30:20 PM
2 de septiembre de 2010

Con el fin de promover esquemas innovadores que ayuden a incrementar el acceso a servicios financieros en México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el CGAP, un centro independiente de microfinanzas albergado en el Banco Mundial, y la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, realizaron una alianza.

El principal foco de esta unión son los hogares de menores ingresos, así como las micro y pequeñas empresas.

Los esfuerzos realizados por autoridades y el sector bancario han dado como resultado una tasa anual de crecimiento constante de 38% en sucursales bancarias, 66% en cajeros automáticos y 179% en terminales punto de venta durante los últimos cinco años. A pesar de este claro progreso, la penetración de los servicios financieros permanece por debajo de la observada en otros países con desarrollo económico similar. Al cierre de 2009, sólo 33% de los municipios en el país tenían por lo menos una sucursal bancaria, y por cada 100,000 adultos había 45 cajeros y 15 sucursales. Además, la distribución de servicios financieros sigue manteniendo una gran brecha entre el campo y la urbe.

“A pesar del crecimiento significativo en la infraestructura bancaria en los últimos años, existe una brecha entre la oferta y la demanda por servicios financieros básicos, la cual se concentra de manera preponderante entre los segmentos de la población rurales y de menores ingresos. Las familias de menores recursos aún tienen la necesidad de satisfacer su demanda por productos de ahorro y crédito a través de proveedores y canales informales, que son caros así como menos seguros,” argumenta Carlos López-Moctezuma, coordinador de asesores y vocero de la CNBV.

Existe un interés creciente entre instituciones gubernamentales, bancos y otros sectores del país en el uso de corresponsales bancarios y la tecnología de pagos móviles para cerrar la disparidad en el acceso a servicios financieros que se evidencia en México. La expectativa es que a través de estos canales, más mexicanos puedan disfrutar los beneficios del acceso a una amplia variedad de servicios financieros básicos, tales como ahorro, pago de servicios, transferencias electrónicas de dinero y microcrédito.

“Mil millones de personas alrededor del mundo tienen un teléfono celular, pero no una cuenta bancaria. En México, los proveedores de servicios financieros y los desarrolladores de políticas públicas están tomando grandes pasos para identificar los modelos de negocio que puedan ser rentables y resulten sostenibles para la provisión de servicios financieros destinados a la población de menores recursos,” afirmó Xavier Faz, consejero senior de tecnología del CGAP.

A fin de dar a conocer las características y beneficios del modelo de corresponsales bancarios y fomentar el interés en su potencial para incrementar el acceso a servicios financieros, IFC, el CGAP y la CNBV organizan un Seminario de Corresponsales Bancarios los días 2 y 3 de septiembre en la ciudad de México.

El evento reúne a instituciones bancarias clave, funcionarios del gobierno, establecimientos comerciales y otros proveedores de servicios relacionados con la operación de corresponsales bancarios (tales como administradores de redes y desarrolladores de software).

El Seminario cuenta también con la participación de proveedores experimentados de Brasil, Colombia y Kenia, quienes compartirán sus conocimientos con respecto a modelos exitosos que se encuentran ya operando en otros países. Asimismo, se discutirá cómo el modelo de corresponsales bancarios puede apalancarse a productos y servicios financieros innovadores que se adecuen a las necesidades de la población que no se encuentra bancarizada, como por ejemplo los pagos móviles.

“Esperamos que a través de este seminario IFC, el CGAP y la CNBV puedan estimular interés en las emocionantes oportunidades que ofrecen los corresponsales bancarios y otras soluciones basadas en el uso de tecnología para la provisión de servicios financieros, así como informar al mercado sobre el nuevo marco regulatorio aplicable a estos esquemas. Como fin último, desearíamos ver iniciativas de corresponsales bancarios y pagos móviles que mejoren el acceso a servicios financieros básicos para todos los mexicanos,” comentó Greta Bull, Gerente Regional del Programa de Acceso Financiero de IFC Servicios de Asesoría en América Latina y el Caribe.

Desde que México se hizo miembro de IFC in 1956, IFC ha invertido 6.3 mil millones de dólares en el sector privado mexicano, incluyendo 2.2 mil millones de dólares en sindicaciones. La estrategia de IFC en México se enfoca en áreas prioritarias con potencial para incrementar las tasas de crecimiento económico y reducir la pobreza. IFC desarrolla esquemas para promover la participación efectiva del sector privado, apoya proyectos que incentivan la eficiencia energética y desarrolla infraestructura para fortalecer la competitividad. Asimismo, IFC forma alianzas con gobiernos estatales y municipales para simplificar su normatividad y proveer incentivos para la formalización de los negocios locales. Adicionalmente, IFC enfatiza el desarrollo social y ambiental, así como el buen gobierno corporativo.

www.altonivel.com.mx

 

También podría interesarte:

Comentarios