Actualidad

Thomas Alva Edison: el inventor que transformó al mundo

Es considerado como el inventor estadounidense más genial de la era moderna, y a él se deben cientos de inventos de los que resaltan el fonógrafo y el foco

18-10-2018, 9:00:30 AM
Frase del día: Thomas Alva Edison

Nació un 11 de febrero de 1847 y es considerado como el inventor estadounidense más genial de la era moderna. Nos referimos a Thomas Alva Edison, un hombre que de niño se aburría terriblemente en la escuela y que encontró en un libro que le regaló su mamá –Escuela de Filosofía Natural, de Richard Green Parker-, el impulso que necesitaba para darle rienda suelta a su creatividad e innovación.

Este inventor que ayudado por su madre instaló en el sótano de su casa un pequeño laboratorio para ser inventor, también fue un ideólogo que dejó frases de liderazgo memorables y que te presentamos a continuación para empujar tu liderazgo:

Frases célebres de Thomas Alva Edison:

  • “Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito”.
  • “El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor”.
  • “No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan.
  • “Toda persona debe decidir una vez en su vida si se lanza a triunfar, arriesgándolo todo, o si se sienta a ver el paso de los triunfadores”.
  • “Muchos fracasos ocurren en personas que no se dieron cuenta lo cerca del éxito que estuvieron”.
  • “A otros les gusta coleccionar sellos; a mí me gusta inventar: una manía como otra cualquiera”.

¿Quién fue Thomas Alva Edison?

¿Sabías que Thomas Alva Edison se inició como periodista desde muy niño? A los 12 años se le ocurrió que debía ganar dinero para materializar sus invenciones, así que empezó a vender en el tren, periódicos que informaban sobre la Guerra de Secesión.

Aprendió a telegrafiar, lo que le permitió trabajar como telegrafista y ganar dinero para comprar una prensa para imprimir. Con ella editó su propio periódico: el Weekly Herald, mientras usaba sus tiempos libres para investigar.

Años más tarde construyó un aparato para registrar automáticamente los votos que el Congreso de Boston le compró y que cambió su vida para siempre. Abandonó su carrera de telegrafista y se dedicó a crear artefactos novedosos, prácticos y rentables.

  • Perfeccionó el telégrafo automático
  • Inventó un aparato para transmitir las oscilaciones de los valores bursátiles
  • Colaboró en la construcción de la primera máquina de escribir
  • Dio aplicación práctica al teléfono mediante la adopción del micrófono de carbón.

Pero pasados sus 29 años, ya con una familia hecha y su propio taller trabajando a todo vapor, se concentró en un extraño boceto que permitía grabar vibraciones sonoras que nadie había logrado reproducir. Por supuesto que él lo logró y a él se debe la invención del fonógrafo.

En 1876 fundó en Melon Park un auténtico centro de investigación aplicada, en el que reunió bajo su dirección a un grupo de ingenieros y mecánicos con el objetivo de diseñar nuevos productos, del que salieron más de 400 patentes.

En abril de 1879, Edison abordó las investigaciones sobre la luz eléctrica. Entonces creó los focos y demostró que un alumbrado eléctrico era más barato que el uso de gas, así que su negocio y su fama empezaron a crecer como la espuma.

Pero trabajaba a sol y a sombra. Se preocupaba por su bajo peso, pero dormía poco, mascaba tabaco y se alimentaba mal. Pero era inquebrantable y ningún contratiempo lo desanimaba.  En 1927 fue nombrado miembro de la National Academy of Sciences y al año siguiente el presidente Coolidge le hizo entrega de una medalla de oro que para él había hecho grabar el Congreso. Tenía ochenta y cuatro años cuando un ataque de uremia abatió sus últimas energías.

Tomado de Biografías y Vidas donde podrás encontrar la historia completa de su vida.

Este artículo fue publicado originalmente el 11 de febrero de 2014.

También podría interesarte:

Comentarios