Actualidad

Felipe Calderón defiende la construcción del acueducto Independencia

Los agricultores se oponen al proyecto en medio de la peor sequía en la historia del país y de la ciudad de Hermosillo.

11-05-2012, 12:56:14 PM

El presidente mexicano, Felipe Calderón, hizo su más férrea defensa hasta el momento del acueducto Independencia en el Estado de Sonora y lo calificó como un proyecto “de vida o muerte”. “No tenemos certeza si este mismo año se regularizará, por ejemplo, el ciclo de lluvias o tendremos otro año de .sequía, lo cual sería catastrófico para la ciudad de Hermosillo, si las sequías se prolongan y no existe una obra, como la del acueducto Independencia y de la presa El Novillo”, sostuvo el mandatario.

La construcción de la iniciativa de 2 mil 443 millones de pesos (mdp) unos 193 millones de dólares (mdd), consiste en una tubería de 150 kilómetros para transportar agua desde la presa El Novillo hasta la capital estatal de Sonora y está a cargo del consorcio Exploraciones Mineras del Desierto, compuesto por 16 empresas sonorenses.

El proyecto se ha enfrentado a la oposición de productores agrícolas del área del valle del Yaqui, quienes sostienen que el acueducto reducirá la disponibilidad de agua para riego en una zona que alberga una comunidad indígena de unas 55 mil personas. Los agricultores locales han logrado de alguna manera detener los trabajos y recibieron varios fallos favorables durante el último año. Sin embargo, las victorias legales parecen haber sido superadas por un fallo a favor del proyecto en marzo y ahora por el sello de aprobación de Calderón.

A pesar de varias paralizaciones de los trabajos, la construcción presenta un 75% de avance y debiera concluir hacia fines de este año. Sin embargo, la finalización de los trabajos está sujeta a “los esfuerzos por obstaculizar, frenar o detener esta obra”, sostuvo el presidente, en referencia a las actuales protestas en contra del acueducto.

El año pasado, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) manifestó reiteradamente su apoyo a la iniciativa, como también lo han hecho Calderón y el gobernador estatal, Guillermo Padrés. No obstante, el lenguaje normalmente medido de Calderón se ha endurecido un poco más, quizás con la intención de lograr un apoyo más generalizado para el proyecto. El pueblo de Hermosillo estaría condenado “a una sed permanente” sin el acueducto y se anularía cualquier posibilidad de desarrollo en la ciudad, sostuvo el mandatario. Para hacer énfasis en la situación, Calderón indicó que no concretar el proyecto sería “irresponsable”, “catastrófico” y “absurdo”.

Debido a que la vida de los agricultores del Yaqui puede verse afectada por una escasez de agua, la Conagua ha ofrecido soluciones para ayudar a garantizar la disponibilidad del recurso en el valle. No obstante, es entendible la decisión del Gobierno de dar prioridad al agua potable antes que al riego.

Para saber más: 

.México invierte 16 mil mdp para paliar la sequía 

.México enfrenta la peor sequía de su historia

También podría interesarte:

Comentarios