Actualidad

Empresas israelíes quieren sembrar desierto mexicano

Estas empresas buscan traer al país sus sus sistemas de riego y software para controlar ambientes en zonas áridas.

12-12-2011, 12:13:36 PM

La firma .israelí Netafim destina diez por ciento de su actividad mundial a México, pero busca crecer estos números.

Se trata de una empresa que produce y vende tecnología aplicada a la agronomía, y a través de la cual varias comunidades Kibuttz (comunidades
organizadas donde familias enteras trabajan en la producción de
alimentos o animales, repartiéndose las ganancias y mejorando su
infraestructura) en el desierto de Israel, cerca de Jordania, logran un sistema económico estable.

En estos invernaderos se siembra tomate, pimientos,
fresas, papas y otros productos; el 50 por ciento de ellos se exporta a
Europa, Asia, Candá, Estados Unidos y México, el otro 50 es para consumo local.

El capital obtenido de las exportaciones, aproximadamente mil 20 millones de shekels al
año (271.2 millones de dólares), sirven para mantener la producción,
mejorar la infraestructura, pagar salarios y dar una parte al gobierno
por el apoyo que se recibe por agua.

Para obtener estos logros, los Kibuttz utilizan un sistema de riego controlado por computadora totalmente libre de químicos y
fertilizantes especiales, que eleva la producción y calidad de
los productos.

Estos sistemas están compuestos por mangueras con agujeros cada 20 centímetros formando
rectángulos, tinacos que distribuyen el agua, antenas para
monitorear por computadora el ambiente, sensores dentro de la tierra que
alertan al software sobre si falta agua o hay que detener el programa de riego.

El costo de éste es de aproximadamente 400 mil euros (534 mil dólares). Haim Tager, director de entrenamiento del Centro de Cooperación
Internacional para el Desarrollo de la Agricultura (Cinadco) del
Ministerio de Agricultura de Israel, asegura que la inversión se recupera a corto plazo, a pesar de parecer un costo muy alto específicamente para agricultores mexicanos.

Por su parte, Natan Barak, director de la divisón de Ventas para Mercados Emergentes de Netafim, dice que en México se podría utlizar para la producción de hortalizas, aguacate, caña de azucar, maíz y algodón. “Los mayas utilizaban este sistema de riego por goteo y en el desierto mexicano la temperatura es de aproximadamente 45 grados al igual que aquí”, dijo el directivo.

En una zona tan árida como es el desierto de Israel, ingenieros  del Centro de Cooperación Internacional para el
Desarrollo de la Agricultura (Cinadco) del Ministerio de Agriculturaconstruyeron algunas presas que ayudan a captar la lluvia que se presenta en el año
(alrededor de 20 milímetros. 

Otro modo de obtener el preciado líquido es colocando dentro de todo el Kibuttz unos plásticos especiales que sudan con el sol y la humedad que se origina de los áerboles y palmeras colocados dentro del Kibuttz.

En México este de comunidades serían de gran apoyo para la economía, ya que “el país destina 70 por ciento de su agua en
riego para la agricultura, 20 en industria y 10 en hogares. Con este
sistema, se ahorra hasta 50 por ciento en agro,” comenta Alon Gadiel, director del
Departamento de Investigación y Desarrollo del Norte y Centro de Arava.

Como parte del interés que tiene Israel en introducir este tipo de sistema en México, está preparando un evento llamado Agritech 2012, que se llevará a cabo del 15 al 17 de
mayo del 2012, donde se esperan que varios productores mexicanos
lleguen a comprar consultoría, equipos y sistemas de riego, con el fin
de explotar las técnicas israelíes en sus tierras.

con información de El Excélsior