Actualidad

Obama busca “Plan B” para la deuda de EU

Las negociaciones entre republicanos y demócratas para recortar el déficit gubernamental se estancaron este miércoles lo que aumentó el nerviosismo de los mercados internacionales.

27-07-2011, 8:54:27 AM
27 de Julio de 2011

Un plan republicano para recortar el déficit de Washington
enfrentó un retraso y una fuerte oposición el miércoles, aumentando a la
ansiedad entre los inversionistas y los estadounidense comunes que esperan un
compromiso de último minuto para evitar una .moratoria.

Líderes republicanos y demócratas fuertemente divididos
están tratando de alcanzar terreno común a menos de una semana de que el gobierno alcance su límite de endeudamiento aprobado por el Congreso, lo que
desencadenaría una .cesación de pagos que afectaría los mercados globales.

Aún si se evita ese destino, un plan que no contenga fuertes
.recortes del déficit podría resultar en una revisión a la baja de la
calificación
de Washington, lo que elevaría sus costos de solicitud de crédito
y ofrecería un severo golpe a su anémica recuperación económica.

Luego de semanas de áspero debate, los contornos de un
posible acuerdo han emergido pero republicanos y demócratas no han dado su
brazo a torcer respecto a algunas demandas clave y se culpan mutuamente por
poner la política antes del interés nacional.

Las posibilidades de una resolución rápida se redujeron
luego de que una votación sobre un plan para rebajar el déficit presentado por
el republicano de más alto rango en el Congreso fue aplazada al jueves desde el
miércoles.

El republicano John Boehner, que preside la Cámara de
Representantes, se apresuró a reescribir su proyecto de ley luego de que un
análisis descubrió que este cortaría el gasto en 350,000 millones de dólares menos
que los 1.2 billones de dólares durante 10 años que había ofrecido.

El presidente Barack Obama ha amenazado con vetar el plan de
Boehner y el demócrata que preside el Senado, Harry Reid, lo describió como
“nacido muerto”.

El plan tampoco logró ganar el apoyo de los republicanos que
se alinean con el conservador Tea Party, que se han negado a apoyar las alzas
de impuestos y quieren recortes mucho más profundos a programas sociales que
son protegidos tradicionalmente por los demócratas de Obama.

La Casa Blanca dijo el martes que estaba trabajando con el
Congreso para elaborar un “Plan B” indeterminado, ofreciendo un
atisbo de esperanza de que pueda concretarse un acuerdo de última hora en
momentos en que los legisladores sienten la presión de mercados financieros
cada vez más nerviosos.

El estancamiento arrastró a la baja las acciones
estadounidenses por segundo día el martes y el dólar continuó declinando en las
primeras operaciones del miércoles en Asia, tocando un mínimo en cuatro meses
contra el yen japonés.

Aún no se han visto señales del pánico que podría ser
desencadenado por una moratoria, con la mayoría de los inversores confiados de
que un acuerdo podrá ser alcanzado.

Un sondeo de Reuters/Ipsos encontró que los estadounidenses
están abrumadoramente preocupados sobre la crisis de deuda y una mayoría, 56%,
apoya una mezcla de alzas impositivas y recortes de gastos que Obama ha
defendido y los republicanos han desechado.

También podría interesarte:

Comentarios