Actualidad

Aumentará 3.6% el PIB per cápita latinoamericano

La Cepal presentó su Estudio económico de América Latina y el Caribe 2010-2011, en el que establece que la región seguirá recuperándose y crecerá 4.7%.

13-07-2011, 12:50:04 PM

América Latina continuará recuperándose de la crisis vivida en 2008-09, y en
2011 crecerá 4.7%, indica el Estudio
económico de América Latina y el Caribe 2010-2011
, presentado por la
secretaria general de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Alicia
Bárcena.

El organismo dependiente de Naciones
Unidas
indicó en el documento que el crecimiento de la región implica un
aumento en el Producto Interno Bruto
(PIB) per Cápita de 3.6%, lo cual se
reflejará en un incremento de la demanda interna. No obstante, la Cepal dijo
que será necesario poner atención en las políticas macroeconómicas.

Bárcena destacó durante la presentación del estudio que es necesario
identificar qué tan preparados están América Latina y el Caribe para administrar el crecimiento económico. “Debemos
recuperar el espacio fiscal para tener la capacidad de tomar medidas que
aseguren un crecimiento sostenido, con empleo productivo e igualdad”,
señaló.

De acuerdo con el estudio, son dos los factores
que se relacionan con el aumento del consumo privado: la mejora en los indicadores laborales y el aumento del crédito. Esto se debe a una disminución
de la capacidad ociosa, que ha sido originada por el sostenimiento de la
demanda interna, que al mismo tiempo ha elevado la inversión, que encuentra un
acelerador en la mayor disponibilidad de crédito.

Así, se espera que el desempleo se reduzca de 7.3% a entre 6.7 y 7% en 2011.

El informe indica que el crecimiento de la región será a tres velocidades: América del Sur crecerá 5.1%, gracias a
la mejora en los términos de intercambio, impulsados por precios más altos de
las exportaciones de productos básicos; Centroamérica
elevará su desarrollo en 4.3% y el Caribe
en 1.9 por ciento.

En lo que respecta al crecimiento por
país
, la lista estará encabezada por un país de Centroamérica, Panamá, con
un desarrollo de 8.5%; le sigue Argentina, con 8.3%; Haití, con 8%; Perú, con
7.1%; Uruguay, 6.8%; Ecuador, 6.4%; Chile, 6.3%; Paraguay, 5.7%; Colombia,
5.3%, y Venezuela, 4.5%. En la cola de la lista se encuentran las dos economías
más grandes de la región: Brasil y México,
cada una con un crecimiento de 4 por ciento.

El estudio de la Cepal indica que el fantasma de la inflación continuará rondando a la región, debido a los aumentos en
los precios internacionales de alimentos y combustibles, y a los incrementos en
la demanda interna. Esto se verá reflejado en el endurecimiento de las
políticas monetarias de varios países, elevando un diferencial entre las tasas
de interés internas e internacionales. En una coyuntura caracterizada por una
abultada liquidez externa, esta situación favorece una apreciación de los tipos
de cambio regionales.

América Latina en 2012

Las perspectivas de crecimiento en el Estudio económico de América Latina y
el Caribe 2010-2011 para el próximo año son de 4.1%, lo que se reflejara en un
incremento del PIB per cápita de 3%; no obstante, la situación en la Eurozona, la lenta recuperación de Estados Unidos y la crisis de insumos japoneses generan
incertidumbre.

Las mayores fortalezas de la
región estarán sustentadas en su atractivo para los flujos de capital y las presiones
apreciatorias de las monedas locales. Estos factores ayudarán a aliviar la
pobreza y a reducir el precio de los alimentos. Sin embargo, advierte el
organismo, esta situación plantea una serie de riesgos y dificultades.

Por un lado, la región se torna vulnerable a movimientos de capitales
especulativos, en búsqueda de ganancias de muy corto plazo, y pueden originarse
burbujas en los precios de los activos financieros y mercados inmobiliarios.

Por otro lado, la elevada liquidez internacional presiona al mismo tiempo a
la baja a los tipos de cambio reales y al alza a los precios de los productos
básicos, operando  como un incentivo hacia una especialización intensiva
en la producción y exportación de bienes primarios.  Esto aumenta la
vulnerabilidad de las economías de la región a los shocks externos y genera
mayor volatilidad de la inversión, afectando así de manera negativa la
capacidad de crecer, de generar empleo productivo y de disminuir la
desigualdad.

Con base en lo anterior, la Cepal hizo una serie de recomendaciones a los gobiernos latinoamericanos:

  • Implementar medidas para contener la apreciación cambiaria, combinando
    intervenciones en los mercados de cambio.
  • Controlar la entrada de capitales.
  • Modificar la regulación financiera.

También podría interesarte:

Comentarios