Cómo evitar el conformismo en la empresa

Fomentar la creatividad y generar esquemas de trabajo flexibles son dos formas de sacudirse el conformismo y hacer crecer el negocio.

25-04-2011, 12:18:36 PM

La crisis llegó a
sacudir la estructura de muchas empresas. El personal salió de su zona de
confort
y tuvo que desarrollar sus capacidades para hacer más con menos. Sin
embargo, existieron empresas que se mantuvieron sin ningún cambio, debido a que
su demanda no tuvo modificaciones durante este difícil periodo.

Pero hoy, después de
este momento sería necesario preguntarse: ¿la empresa creció durante ese
momento? ¿Generó nuevos empleos? ¿Aumentaron las ganancias?
Algunos empresarios
–los menos- consideran que los cambios no son necesarios, en tanto que los
ingresos sean suficientes para cubrir los gastos y mantener su estilo de vida.

De acuerdo con
Francisco Quintal Velasco, consejero de negocio y capital humano, una empresa
que no busca el cambio para mejorar es una empresa conformista. Este problema
se puede observar en algunas señales:

  • La empresa carece de
    un diseño sistemático que permita el ejercicio de las libertades de su
    personal.
  • Se dice constantemente
    que no se permiten los errores, sin embargo, no se buscan condiciones para
    optimizar los procesos.
  • Se permite que los
    empleados desarrollen su creatividad, siempre y cuando ésta no vaya en contra
    del paradigma empresarial actual.

 

Mantenerse en el
presente

 

Las
actitudes conformistas luchan por mantenerse siempre en el presente
, sacrificando
la visión a futuro. Los supuestos beneficios inmediatos son la seguridad y la
disminución del riesgo.

No obstante, se ha
probado que estas empresas son altamente vulnerables ante entornos complejos,
pues su falta de flexibilidad les impide adaptarse rápidamente a la situación.

Por ello, cada vez más
consultores hablan acerca de los beneficios de la creatividad y la flexibilidad
en la organización. Pero más allá de fomentarlos es necesario darles una cabida
real dentro de la empresa. Poner en práctica las ideas del personal, diseñar
esquemas de trabajo flexibles, experimentar nuevas formas de hacer las cosas;
es decir, llevar del papel a la acción.

Fomentar los cambios
es la mejor manera de atacar el conformismo, que en muchas ocasiones ahuyenta
el talento y genera personal con bajas capacidades, adaptado a las exigencias
limitadas de la organización.

Piénsalo: vivir en el
presente es importante siempre y cuando tu visión esté puesta también en el
futuro.