La inversión socialmente responsable se “cotizará” en la BMV

México prepara un índice de sustentabilidad que exige prácticas ambientales, sociales y de gobernabilidad. Podría estar listo a fines de mayo o principios de junio

24-04-2011, 9:30:52 PM
El poder de la inversión socialmente responsable 
La experiencia mundial ha dejado mal sabor de boca por las acciones incorrectas de algunas instituciones que actúan fuera de un marco responsable. En su actuación dañan al medio ambiente; desfavorecen el desarrollo económico de un país; ejercen actividades en regímenes opresivos; aplican prácticas laborales injustas o producen armas nucleares o energía nuclear. 
Una mala nota se han ganado estas organizaciones, que más que favorecer a la sociedad en que se desarrollan, dejan estelas de daños en algunos casos irremediables.
Por contraparte, también existen las empresas cuyos productos, servicios y prácticas contribuyen a una sociedad socialmente más justa y sostenible. 
El rechazo o aceptación no sólo proviene de la misma sociedad, sino que los inversionistas no colocan sus dineros en organizaciones con acciones negativas, y sí invierten en aquéllas que inclusive les garantizan una estabilidad y mejores ganancias.
Cuestión de ética
El tema de la inversión socialmente responsable toma cada vez mayor fuerza, frente a la exigencia de crear índices bursátiles con la consigna de aumentar la transparencia y responsabilidad social de las empresas. Se espera además que las organizaciones que forman parte de estos índices mejoren y mantengan siempre sus prácticas en materia ambiental, social y de gobernabilidad.
Las cuatro principales familias de índices sustentables que existen en distintas partes del mundo, están conformadas por: el Financial Times Stock Exchange for Good Index Series (FTSE4Good), el Dow Jones Sustainability Index World Series (DJSI World); el Ethibel Sustainability Index, y por el KLD Global Sustainability Index Series.
La forma de operar de cada uno de ellos es significativamente igual, por ejemplo, para aceptar la entrada de empresas sustentables al índice del DJSI World, se consideran los siguientes elementos:
Su visión estratégica
Innovación sostenible
Buen gobierno corporativo
Gestión ambiental
Cadena de aprovisionamiento
Prácticas de recursos humanos, y 
Satisfacción de las partes interesadas.
Mediante un análisis constante se determina la permanencia o no de la empresa seleccionada, sobre todo ante si una de las calificaciones en los rubros mencionados se redujera por hechos que demeriten su imagen o desarrollo.
Respecto al FTSE4Good, sus criterios de selección se centran en elegir a las empresas con base en: sus mejores prácticas, que respetan y protegen  los derechos humanos, relaciones con las partes interesadas y sostenibilidad medioambiental de su actividad.
México no se está quedando atrás en este interés por reconocer a las empresas socialmente responsables, por esta razón la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se encuentra en el proceso de construir, calcular y publicar un índice de sustentabilidad de las emisoras listadas. 
Aunque sería publicado a inicios de este año, las propias empresas han solicitado un plazo mayor para hacer públicos los datos sobre estos temas, de esta manera las interesadas dispondrán de mayor tiempo para publicar la información sobre sus actividades ambientales, sociales y de gobierno corporativo, cuyos indicadores se incluyen en el índice.
Podría ser a finales de mayo o inicios del mes de junio, cuando estemos dando cuenta de la lista definitiva de las empresas que quedarán listadas en este nuevo índice sustentable.

La experiencia mundial ha dejado mal sabor de boca por las acciones incorrectas de algunas instituciones que actúan fuera de un marco responsable. En su actuación dañan al medio ambiente; desfavorecen el desarrollo económico de un país; ejercen actividades en regímenes opresivos; aplican prácticas laborales injustas o producen armas nucleares o energía nuclear. 

Una mala nota se han ganado estas organizaciones, que más que favorecer a la sociedad en que se desarrollan, dejan estelas de daños en algunos casos irremediables.

Por contraparte, también existen las empresas cuyos productos, servicios y prácticas contribuyen a una sociedad socialmente más justa y sostenible

El rechazo o aceptación no sólo proviene de la misma sociedad, sino que los inversionistas no colocan sus dineros en organizaciones con acciones negativas, y sí invierten en aquellas que inclusive les garantizan una estabilidad y mejores ganancias.

Cuestión de ética

 

El tema de la inversión socialmente responsable toma cada vez mayor fuerza, frente a la exigencia de crear índices bursátiles con la consigna de aumentar la transparencia y responsabilidad social de las empresas. Se espera además que las organizaciones que forman parte de estos índices mejoren y mantengan siempre sus prácticas en materia ambiental, social y de gobernabilidad.

Las cuatro principales familias de índices sustentables que existen en distintas partes del mundo, están conformadas por: el Financial Times Stock Exchange for Good Index Series (FTSE4Good), el Dow Jones Sustainability Index World Series (DJSI World); el Ethibel Sustainability Index, y por el KLD Global Sustainability Index Series.

La forma de operar de cada uno de ellos es significativamente igual, por ejemplo, para aceptar la entrada de empresas sustentables al índice del DJSI World, se consideran los siguientes elementos:

1) Su visión estratégica

2) Innovación sostenible

3) Buen gobierno corporativo

4) Gestión ambiental

5) Cadena de aprovisionamiento

6) Prácticas de recursos humanos, y 

7) Satisfacción de las partes interesadas.

Mediante un análisis constante se determina la permanencia o no de la empresa seleccionada, sobre todo ante si una de las calificaciones en los rubros mencionados se redujera por hechos que demeriten su imagen o desarrollo.

Respecto al FTSE4Good, sus criterios de selección se centran en elegir a las empresas con base en: sus mejores prácticas, que respetan y protegen  los derechos humanos, relaciones con las partes interesadas y sostenibilidad medioambiental de su actividad.

México no se está quedando atrás en este interés por reconocer a las empresas socialmente responsables, por esta razón la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se encuentra en el proceso de construir, calcular y publicar un índice de sustentabilidad de las emisoras listadas

Aunque sería publicado a inicios de este año, las propias empresas han solicitado un plazo mayor para hacer públicos los datos sobre estos temas, de esta manera las interesadas dispondrán de mayor tiempo para publicar la información sobre sus actividades ambientales, sociales y de gobierno corporativo, cuyos indicadores se incluyen en el índice.

Podría ser a finales de mayo o inicios del mes de junio, cuando estemos dando cuenta de la lista definitiva de las empresas que quedarán listadas en este nuevo índice sustentable.