Marketing

Recomendación, muy valiosa en Internet

Las redes sociales son los nuevos buscadores del siglo XXI, y la clave está en la capacidad de los seres humanos de dar recomendaciones, a diferencia de los algoritmos.

22-04-2011, 5:46:27 PM

Durante los últimos 12 años Internet ha estado claramente dominada por los buscadores. .Google, Yahoo!, Bing y sus similares son sitios que ocupan los primeros lugares en los rankings de popularidad, visitas, tráfico y los que tienen mayor impacto en los clientes a la hora de medir las llegadas de ventas en Internet.

¿Buscas una tarea, un automóvil, una noticia, un país o conocer cuál es la capacidad máxima del estacionamiento de una ciudad alejada? Ahí tienes a Google con todas las respuestas posibles.

Estas empresas gigantes de Internet han puesto inversiones de miles de millones de dólares con el fin de ofrecer el mejor de los servicios en tan sólo unas milésimas de segundos.

Sin embargo, a pesar de todos los beneficios y las increíbles mejoras de velocidad en la entrega de información, los buscadores tienen un problema que difícilmente tenga solución: son sólo máquinas.

Al respecto, podemos decir que aquellos buscadores como Yahoo!, que en un principio intentaban basar su .modelo de negocio teniendo a miles de editores rastreando, analizando y clasificando  todas las páginas de Internet, pasaron a la historia cuando fueron conscientes de que el volumen de información era incontrolable.

Así, aparecieron en escena Larry Page y Sergey Brin con su algoritmo bajo el brazo. Una máquina sería capaz de relacionar conceptos, realizar búsquedas y mostrar resultados, sin esfuerzos. Pero lamentablemente siguen siendo máquinas.

Las máquinas no sienten, no saben si un producto es mejor que otro y no son capaces de saber si un sitio es una tienda virtual o un simple foro donde se nombra el producto. Los buscadores indexan información con la ayuda de links, keywords, etiquetas y backlinks.

Larry Page podría decir: “escribe cualquier hotel en cualquier playa del mundo y obtendrás miles de resultados bajo esas palabras”. Y tendría toda la razón, pero ¿cuál de estos hoteles tiene una mejor relación calidad precio?, ¿cuál dispone de las mejores instalaciones y en mejores condiciones?, ¿los restaurantes de alrededor son económicos?, ¿el personal es agradable? Para todas estas preguntas los buscadores no tienen respuesta.

¿La solución? Redes sociales

En este contexto las redes sociales llegaron a llenar un espacio fundamental. A diferencia de Yahoo!, donde los empleados nunca llegarían a ser suficientes para abarcar toda la información de la red, Facebook sí tiene a más de 500 millones de “editores” filtrando, catalogando y distribuyendo datos entre sus contactos.

Del mismo modo, Twitter también cuenta con más de 100 millones de usuarios que crean más de 55 millones de mensajes de 140 caracteres al día, el 80% de los cuales redirecciona a algún sitio de Internet.

Las plataformas 2.0 entienden de experiencias de usuario y es precisamente su carácter social el que les da una importancia vital dentro del actual panorama digital. Estos “micro-mundos” se interconectan con otros creados por distintos usuarios, formando una sólida red de información que fluye de forma multidireccional, una característica de la que pocos soportes digitales pueden presumir.

El mundo está cambiando. El boca a oreja de toda la vida ha vuelto al número uno del marketing, sólo que esta vez el altavoz de las redes sociales lo ha dotado de una dimensión jamás vista antes en la historia de la comunicación.
 
Las redes sociales son los nuevos buscadores del siglo XXI, mientras que los buscadores tradicionales han pasado a ser enciclopedias de información objetiva catalogada en base a criterios y procesos automatizados, lejos de la subjetividad de la vida.

Las redes sociales representan hoy ese toque de humanidad que le faltaba a los buscadores.