Latinoamérica: cada vez más vieja

Según el Banco Mundial, existe un grave riesgo de que la población de la región envejezca, pues aún se carece de programas sociales que puedan enfrentar este reto.

30-03-2011, 1:43:32 PM

A nivel mundial, la cuarta parte de los países que está envejeciendo más rápidamente se encuentra en la región de América Latina y el Caribe, documenta el informe “Population Aging: Is Latinamerica Ready?” (Envejecimiento de la población: ¿está lista Latinoamérica?), realizado por el Banco Mundial (BM).

De acuerdo con el organismo, la región ha cambiado dramáticamente su estructura en los últimos 60 años, la población latinoamericana y caribeña triplicó su tamaño, hubo una mayor concentración poblacional en las ciudades y las familias redujeron de manera importante su tamaño.

Desde 1950, la esperanza de vida aumentó 22 años, por lo que actualmente predominan los adultos en edad laboral. Los avances tecnológicos y médicos han provocado que se disminuyan las tasas de mortalidad infantil y que las personas alcancen una mayor longevidad.

En México, por ejemplo, el promedio de edad de la población es de 29 años, según los últimos datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

¿Cuáles son las alternativas?

 

A diferencia de Europa, cuyo envejecimiento tardó todo un siglo en implantarse, la vejez llegará a Latinoamérica en sólo 20 ó 30 años, explicó el BM. La cortedad de este periodo indica que es urgente tomar acciones para enfrentar este problema, entre ellas, un nuevo programa social, que contemple otras opciones distintas a las pensiones y la pobreza.

De acuerdo con Daniel Cotlear, coautor del informe y economista principal de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial, “es necesario que comprendamos el ciclo de la vida económica, trabajo e ingresos de los ancianos, apoyo familiar, género y también el costo de la atención de la salud de los ancianos. A largo plazo, la cobertura de las jubilaciones debe extenderse a más personas, en especial a quienes trabajan en el mercado laboral informal donde simplemente no rigen las normativas y protecciones gubernamentales”.

Entre las principales políticas que el Banco Mundial recomienda a los gobiernos en este documento está la extensión de la vida laboral de las personas y el mantenimiento de ancianos sanos y móviles.

Para lograrlo es necesario que:

  • Se creen sistemas de atención sanitaria especializados en brindar a las personas de la tercera edad una vida sana y sistemas de atención primaria.
  • Extender la edad de jubilación más allá de los 60 años, como se ha aplicado en países como Singapur y algunas naciones de la Unión Europea.
  • Atraer más mujeres al mercado laboral; “es posible que los países con menos empleadas femeninas fuera del hogar tengan que ampliar su fuerza de trabajo en el contexto del envejecimiento de la población”.
  • Un cuarto punto consiste en la generación de la cultura de ahorro vitalicio. Para lograrlo, explica el organismo, es necesario reformar los sistemas de pensiones actuales.