Outsourcing: su evolución en México

Con motivo de los 20 años de Adecco en México, Thierry Gonnet, director de la empresa, habló sobre la evolución de la terciarización de RH.

28-03-2011, 1:52:18 AM

Cada vez más empresas buscan terciarizar el manejo de su nómina y la contratación de personal. ¿Por qué? Porque ello deja espacio para que las áreas de recursos humanos generen estrategias de desarrollo de personal, lo que a mediano y largo plazo crea mayor valor.

Pero, ¿cuándo empezamos a hablar de este servicio en México? Thierry Gonnet, director general de Adecco México, explicó que cuando la empresa se estableció en el país, hace 20 años, ni siquiera se hablaba la terminología, sin embargo, las empresas comenzaban a observar sus beneficios.

 

Los tropiezos de la terciarización:

Con un mercado en franco crecimiento, muchas empresas de terciarización (outsourcing) de personal comenzaron a surgir. Sin embargo, muchas de ellas no ofrecían las condiciones de legalidad que las empresas deben proveer a sus trabajadores.

Debido a ello, en 2009 los legisladores crean la Ley del Seguro Social, un instrumento que busca regular las actividades de outsourcing en recursos humanos. Para lograrlo, la ley exige que las empresas que prestan estos servicios tengan registrados a sus trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

No obstante, dijo Thierry Gonnet, “los efectos no se han logrado ver al 100%, pues la cancha está mucho más del lado del cliente”. Las empresas deben estar consientes de que los trabajadores tienen derechos y por ello deben exigir a las compañías que contratan para terciarizar su nómina y sus contratos de personal, que cumplan con las prestaciones que marca la ley.

 

¿Cómo elegir una compañía de outsourcing?

De acuerdo con Gonnet, lo primero es que la empresa cuente con los permisos, en segundo que tenga los permisos y en tercera que cumpla con los pagos del seguro social. De hecho, la más clara evidencia de que una compañía está haciendo bien su trabajo está en los pagos al IMSS.

La crisis de 2008/2009 hizo crecer de manera exponencial el número de empresas de terciarización de RH. Desafortunadamente, muchas de ellas no cumplen con las obligaciones que marca la ley y esto ha hecho que se desaten muchas críticas entorno al modelo.

Sin embargo, es un hecho que las empresas formales han apoyado a la creación de empleos. Incluso, han conseguido que una parte importante del personal de contratado temporalmente logre colocarse de base en la empresa.

 

Inmersos en la tecnología

Los métodos de selección cada vez son más sofisticados y precisos gracias al uso de tecnologías de la información, afirmó Thierry Gonnet. Adecco, por ejemplo, cuanta con métodos avanzados de selección y administración de personal, así como de manejo de nómina.

Para elegir al talento adecuado se realizan numerosas pruebas de aptitudes, personalidad e incluso de integridad. Ésta última, explicó Gonnet, se ha vuelto muy importante en México, debido a la crisis de valores que el país enfrenta actualmente. Para realizarla, Adecco se asoció con la empresa israelí Midot; consta de una serie de preguntas no invasivas que mide el potencial delictivo de las personas, así como su propensión al consumo de drogas y alcohol.

Además, indicó el director de Adecco México, la Ley de Protección de Datos ayudará a automatizar más los procesos y acercarse al objetivo de “cero papel”, disminuyendo los errores humanos.

Otra parte importante es la presencia de las empresas de terciarización de personal en redes sociales, pues “es ahí donde está la gente”, indicó Gonnet. Gracias a su característica de viralidad, los procesos de selección son más rápidos. Los puestos que más se buscan por estos medios son aquellos que exigen un alto grado de especialización, como los enfocados a las tecnologías de la información, los que se localizan a través de recomendaciones y los empleos que buscan gente joven.

 

Educación: la clave

Si bien los recursos humanos en México son talentosos, hace falta elevar los niveles de educación. De acuerdo con Thierry Gonnet, México puede tener muy buenas perspectivas con respecto a la atracción de inversión extranjera debido a su talento humano; no obstante, es necesario que se capacite más para que las oportunidades de empleo sean mejores.

Una de las principales ventajas de México consiste en el desarrollo de su consumo interno, que es más elevado que el de China e India. El director de Adecco México explicó que esto hace atractivo al país ante los inversionistas estadounidenses y europeos, pues “es lo que necesitan”.

Por ello, es necesario que las empresas de outsourcing se regularicen y cumplan con sus obligaciones legales, insistió Gonnet al concluir la entrevista.