Historias

Adelgaza comiendo grasas

Rompiendo todos los paradigmas, las dietas cetogénicas –altas en lípidos y proteínas- aseguran una pérdida efectiva de peso.

25-03-2011, 1:40:22 PM

Las dietas cetogénicas son aquellas que buscan producir la pérdida de peso a través del consumo limitado de carbohidratos, y por medio del aumento de la ingesta de grasas o proteínas.

Este tipo de alimentación se ha recomendado en el tratamiento de encefalopatías epilépticas, sobrepeso y obesidad. Es muy importante estar bajo supervisión médica al realizar esta dieta, debido a que el consumo calórico es muy bajo, inferior a las 1,000 calorías.

 

¿Cómo funcionan?

Este tipo de dietas produce cuerpos cetógenos, es decir, aquellos que utilizan las grasas corporales como fuente de energía.

Su requerimiento proteínico es alto en tanto que busca que mantener la síntesis de los tejidos y aumentar la sensación de saciedad.

Lo más importante para comprender el funcionamiento de la dieta cetogénica es conocer que el cuerpo consigue energía por medio de dos formas: a través de la ingesta de glucosa o por medio de los depósitos de grasa en el cuerpo. Este tipo de alimentación se basa en la segunda manera para hacer que las personas que la llevan pierdan peso.

 

¿En qué consiste?

Exiten varios modelos de la dieta cetogénica. Los más comunes están basados en planes de 10 días. Durante la primera etapa (del día 1 al día 10) se puede consumir:

  • Carnes rojas y blancas. Evitar milanesas con el fin de no ingerir pan.
  • Embutidos y queso.
  • Huevos.
  • Mayonesa, mostaza, salsa golf, aceite, vinagre, pimienta, limón.
  • Se puede agregar 1 yoghurt sin azúcar por día, 6 galletas de gluten por día, 1 tomate chico por día y 1 gelatina libre de azúcar por día.
  • Café y té. Si se desea puede agregarse edulcorante.
  • Jugos libres de azúcar.
  • Verduras altas en fibra.
  • Se debe tomar, como mínimo, dos litros de agua diarios.

No se puede consumir:

  • Azúcar.
  • Cereales.
  • Frutas.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Leche entera o descremada.
  • Ninguna otra clase de carbohidratos.

Durante la segunda etapa (del día 11 al 20) la dieta permite realizar algunas variaciones. Éstas consisten en:

  • Consumir una fruta por día (una manzana, dos naranjas pequeñas, 12 fresas).
  • Coliflor, brócoli, pimientos, pepino.
  • Sólo una vez durante esos 10 días se puede ingerir un plato de arroz integral o fideos de gluten con queso o crema.
  • Una bola de helado de fruta cada tercer día.
  • Si se desea, se puede consumir sólo una copa de vino (no dulce), de sidra o whisky por día.

La tercera etapa (del día 21 al 30) prácticamente permanece igual que la segunda, sin embargo exige que la persona rompa completamente la dieta el día 25 y el día 30.

Algunas personas han registrado una pérdida de peso de hasta 10 kilos durante las tres etapas. Sin embargo, es importante hacer hincapié en que la observación médica es fundamental para concluirla en el mejor estado de salud.